El tabú de la sexualidad en las personas discapacitadas

discapacitados-sexo

Carla Gómez 17 diciembre 2014

Los especialistas denuncian que a menudo la sociedad ve a los discapacitados como seres asexuados.

Norberto Butler era sólo un adolescente cuando una poliomielitis le postró en una cama. La enfermedad y su consecuente discapacidad aparecieron en su vida justo en el momento en que estaba descubriendo su sexualidad, algo que tuvo que vivir a escondidas. Por aquel entonces, se citaba clandestinamente con su novia para hacer, escondidos en una habitación de su escuela, lo que para el resto de jóvenes de su edad era lo más común. “Forzábamos la puerta y entrábamos, porque no había un solo lugar donde disfrutar de la intimidad”, recuerda.

Norberto tiene ahora 57 años y no está dispuesto a seguir viviendo su sexualidad a escondidas. Después de años de lucha logró que la casa-hospital donde vive le diera una habitación individual para, según cuenta, poder explorar el placer. Con su testimonio y su lucha tiene como objetivo ayudar a otras personas en su misma situación: “Conozco cientos de personas con discapacidad que no resuelven este tema, que no tienen relaciones de ningún tipo. Yo conozco la mortificación que sufren muchos, y este tema es una prioridad absoluta, porque se siente en el cuerpo el escozor por no poder canalizar esto, tener sexo con una chica”, lamenta. Norberto considera que en la sociedad, e incluso entre los propios discapacitados existe una asociación entre la discapacidad y la asexualidad.

En Argentina, la sexualidad de las personas con discapacidad está poco a poco dejando de ser un tema tabú. Recientemente, durante un encuentro en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, especialistas, trabajadoras sexuales y activistas plantearon la regulación de la figura de la “acompañante sexual”. “Se trata de una persona que, después de atravesar un proceso de capacitación, pueda acompañar a varones o mujeres con discapacidad, sexual, afectiva y eróticamente”, ha explicado Silvina Peirano, profesora de discapacidad mental y social y creadora de Sex Assistent, un servicio de formación de asistentes sexuales, asesoramiento y acompañamiento que nació hace años en Barcelona. Peirano ha matizado que este servicio no busca sólo que la persona discapacitada tenga sexo con quien contrata, sino que las acompañantes también asisten a las parejas de los discapacitados que quieren tener relaciones sexuales, enseñándoles a acomodar sus cuerpos y facilitando el encuentro físico, ayudándoles, por ejemplo a colocarse un preservativo.

“Nosotros no decimos que todas las personas con discapacidad deban tener una asistencia sexual, pero sí que puede ser una opción enriquecedora y válida para algunas”, ha explicado la profesora. La figura de la asistente sexual sería pionera en Latinoamérica, pero ya hay países como Suiza donde este ejercicio está regulado por el Estado y es considerado una terapia más.

Reticencias a la figura del acompañante sexual

Es precisamente en los países donde el trabajo de acompañante sexual está reconocido estatalmente donde han aparecido las mayores críticas al respecto, incluso de la mano de los propios discapacitados. Es el caso de Mik Scarlet, un escritor británico que considera que la existencia de la figura del acompañante sexual es “como si el mundo te dijera que las personas discapacitadas son tan poco atractivas que la única manera de tener sexo para ellas es pagando”. “No quiero un mundo donde sea más fácil para las personas discapacitadas visitar a trabajadores sexuales, quiero un mundo que vea a los discapacitados como seres sexuales y como parejas válidas”, sostiene Scarlet. Incluso el propio Norberto Butler tiene sus reparos: “la asistencia sexual podría llenar este huequito”, dice, para los discapacitados que no han podido desarrollar su sexualidad. Pero asegura que debería llegar acompañada de otras políticas de inserción laboral y social. El objetivo, según Butler, es que el discapacitado tenga las mismas oportunidades para conocer a una pareja en cualquier otro ámbito que no sea el del hospital o el del acompañante sexual.

www.cascaraamarga.es/sociedad/56-sociedad/10344-el-tabu-de-la-sexualidad-en-las-personas-discapacitadas.html

México – Cada hora desaparecen en el país de 9 a 10 niños

Hidalgo
El Sol de Hidalgo,16 de diciembre de 2014

Por Alejandro Colón

Pachuca, Hidalgo.- Alrededor de 500,000 niños han desaparecido en los últimos seis años en México; es decir, entre nueve y 10 cada hora, de los cuales 58 por ciento tiene entre 4 y 12 años de edad y casi dos terceras partes son del sexo femenino, de acuerdo a distintas agrupaciones, reveló el secretario de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, José Francisco Coronato Rodríguez.

Sin embargo, el legislador de Movimiento Ciudadano puntualizó que en México no se cuenta con una cifra exacta de niños desaparecidos, pues los datos de las instituciones gubernamentales y de organizaciones civiles difieren mucho en sus estimaciones.

En tal sentido, Coronato Rodríguez refirió que el Senado de la República ha difundido que de 2007 a 2011 el número de niños desaparecidos en el país ascendió a 150,000, esto es, de tres a cuatro niños cada 60 minutos.

En contraste, el portal de la Procuraduría General de la República (PGR) solo documenta a la fecha los casos de 1,385 niños robados o desaparecidos. Este último dato “demuestra falta de voluntad por parte del gobierno para resolver un problema que ya rebasó, por mucho, a las instituciones encargadas de la seguridad del país”, consideró.

Dado que en México no existe una base de datos oficial que indique la cantidad y mucho menos la identidad de los menores cuyo paradero se desconoce, o que compile las investigaciones relativas al fenómeno, el diputado federal promueve una iniciativa para expedir la Ley General que crea el Sistema Nacional del Registro de Menores Desaparecidos y Sustraídos.

También integrante de la Comisión de Seguridad Pública, Coronato Rodríguez afirmó que la ausencia de una base de datos eficaz de esta naturaleza, que permita a las autoridades competentes recabar y almacenar los datos de los menores desaparecidos, ha provocado que este grave delito pase inadvertido, “dejando en el olvido tanto la identidad como el dolor de los familiares de las víctimas”.

Asimismo, se contaría, por obligación, con una base de datos de ADN de los menores desaparecidos, además de que permitirá a sus familiares tener la certeza de que la información al respecto será únicamente para la localización de los niños.

Coronato destacó que la misma PGR calculó, en 2009, que anualmente desaparecen 45,000 menores de edad, siendo el Distrito Federal, el Estado de México y Jalisco, las entidades donde se registra el mayor número de casos. Abundó que se estima que los infantes terminan en Estados Unidos y Canadá, donde se llegan a pagar hasta 50,000 dólares por ellos.

No contar con una base de datos oficial, aseguró el diputado, resulta paradójico, ya que el delito de trata de personas, sea para explotación sexual, de trabajo o extracción de órganos, representa el segundo ilícito más lucrativo en el mundo, solo debajo del narcotráfico, pues se estima que tiene ganancias de 32,000 millones de dólares al año.

No hagas al prójimo lo que no quieres que hagan contigo

El Gobierno ha legalizado las expulsiones ‘en caliente’ con su nueva ley mordaza. Cuando el PP quiere saltarse la ley, legaliza sus ilegalidades

La inmigración no es una amenaza en España, lo que es una amenaza es la emigración. Si en Alemania nos trataran como tratamos nosotros a los africanos, les llamaríamos nazis

JAVIER GALLEGO

18/12/2014 – 09:47h

Cuando un ciudadano se salta la ley, lo paga. Cuando el Gobierno se salta la valla de la legalidad, es la ley la que lo paga. Decía Ignacio Escolar que, cuando al PP le va mal en un juicio, cambia al juez primero y al jefe de policía que les investiga después, como ha hecho en la Gürtel. Pues bien, de la misma manera, cuando al PP le va mal una ley, primero la infringe y después la cambia para legalizar su ilegalidad. No le van bien los negros que saltan la valla, así que primero los expulsa ilegalmente cuando acaban de entrar y ahora nos han colado por el butrón de la ley mordaza la legalización de las expulsiones ‘en caliente’. En la misma norma que nos restringe libertades a todos, la única libertad se la han tomado ellos. Han inventado nuevos delitos para nosotros, pero han convertido sus delitos en legales.

No respetan la opinión pública, pero tampoco los organismos internacionales a los que pertenecemos. Han hecho lo contrario de lo que dice y hace Europa. Cuando la Unión Europea ha visto que sus fondos de desarrollo se han utilizado para construir un obsceno campo de golf junto a la valla de Melilla, la indignación social le ha obligado a prometer que revisará el uso de esas ayudas a partir de ahora. Cuando el Gobierno español ha sido amonestado por el maltrato a personas en la frontera, ha decidido aplastar la leyes nacionales e internacionales con la apisonadora de su mayoría parlamentaria. Si no te gustan mis principios, cambia los tuyos. No me importa lo que diga la Justicia porque “la Justicia soy yo”.

Se comportan como justicieros y hablan como matones, empezando por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha respondido a los comisarios europeos como si estuviera en una taberna: “Que me envíen sus direcciones y les mando a esa gente, a esa pobre gente”. Mejor ser gente pobre que no un pobre hombre como el ministro. Esa no es manera de hablarle a tus colegas ni son maneras de referirse a quienes se juegan la vida para intentar llegar a Europa. Habla de ellos como si fueran paquetes postales. De hecho, durante todo su mandato, los ha tratado como bultos. Ha ordenado que les disparasen, incluso en el agua, que les golpeasen en la valla, que pusiesen cuchillas aunque les desuellen vivos, que los echen fuera. Como maletas en un aeropuerto.

Ha enviado a quince de ellos a la muerte en la playa de Ceuta por culpa de sus órdenes de disparar. Otras dos personas han perdido la vida en los centros de internamiento por falta de asistencia médica, y nada ha dicho el ministro al respecto. Está más preocupado por hacernos creer que va a haber una invasión de negros y que, si no la reprime con contundencia, pronto tendremos a toda África negra llamando a nuestras puertas. Ya ha conseguido la aparatosa imagen de los subsaharianos encaramados a la valla como si fueran hordas y titulares de prensa que amenazan con la llegada de 30.000 más. Hay más racismo y xenofobia que verdad.

La verdad es que la inmigración por la valla o en patera, aunque ha crecido en el último año, no llega al 1% del total. La verdad es que no hacía falta echar a 800.000 sin papeles de la Sanidad Pública porque toda la inmigración solo usa un 5% de nuestros servicios sociales y los inmigrantes aportan más al Estado de lo que utilizan. La verdad es que son más los que se van que los que vienen. La verdad es que España ha dejado de ser el país europeo que más migración recibe. Ahora es Alemania: el país al que emigran los españoles. Allí nosotros somos los pobres. El problema no es que vengan, el problema es que nos vamos. Si los alemanes nos recibieran como recibimos a los africanos, les llamaríamos nazis.

Feliz día mundial del migrante, señor ministro, dios quiera que usted emigre pronto de su ministerio.

Javier Gallego es director de Carne Cruda. Escucha el programa todos los martes y jueves a las 12:00 en http://www.carnecruda.es

www.eldiario.es/zonacritica/hagas-projimo-quieres-hagan-contigo_6_336376364.html

España – Estado policial

Fernando de Silva

Fernando de Silva

La calle ya no es de los ciudadanos, porque hemos dejado que otros se apoderen de nuestro espacio; pero al menos nos queda la palabra

estadopolicial (foto del blog de Fernando de Silva)Si ahora nos quejamos de que las libertades ciudadanas están siendo perseguidas por el gobierno de Mariano Rajoy, qué diremos cuando se vean las consecuencias reales de la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada con el exclusivo apoyo del PP.

Muy pronto los desahucios, que a diario se llevan a cabo por parte de los bancos contra personas que están sufriendo la marginación social por culpa de la crisis, ya no serán noticia, porque nadie se atreverá a protestar o tratar de impedir que se ejecuten, por miedo a que les impongan una multa millonaria; ni se podrá salir a la calle en protesta espontánea contra las injusticias sociales y laborales que a diario se cometen, para evitar una dura sanción; y mucho cuidado con el contenido de las pancartas que se exhiban en una manifestación legal, no sea que ofendan a nuestras autoridades y apliquen la conocida como “ley mordaza”.

Ni en los últimos años de la dictadura franquista se impuso una ley tan represiva como la aprobada la pasada semana. Pero esta situación no ha llegado sola, y son culpables muchos de los que ahora protestan. Dar el poder absoluto a un partido con convicciones ideológicas antidemocráticas tiene su precio, y ahora lo pagaremos todos, menos ellos; quedarse en casa, como hacen la mayoría de los ciudadanos, sin evidenciar una oposición a los abusos de poder que se están produciendo, les envalentona aún más para humillarnos. Lo que no entiendo es cómo nuestra sociedad, salvo puntuales excepciones, puede permitir esto, a no ser que estemos conformes con la represión ideológica y la pérdida de derechos consagrados en nuestra Constitución.

A partir de ahora los atropellos policiales podrán cometerse con absoluta impunidad, y ya no habrá una foto ni un vídeo tomado por un honrado ciudadano que permita conocer la verdad, para que se haga justicia. Porque enfocar a un grupo de policías que puedan estar pegando una paliza a alguien en plena vía pública, y de esto tenemos algunos ejemplos muy clamorosos en los últimos tiempos, está sancionado con multas muy cuantiosas. Sin embargo podrás acudir a un juicio si has sido testigo de un abuso de autoridad, pero en este momento descubrirás que, por ley, la palabra del funcionario de policía vale más que la tuya. Hasta tiene más valor la palabra del guardia civil detenido por pertenecer al Frente Atlético, que la nuestra.

Mientras desayuno, en el mismo diario, leo en la prensa que varios trabajadores de Arcelor Mittal pueden ser condenados a cinco años de prisión por disturbios producidos durante una protesta laboral. Paso la página y me entero de que un tal Rato, que nos engañó a todos cuando presidía Bankia, lo que ha supuesto desembolsar miles de millones de euros procedentes de nuestros bolsillos,  goza de plena libertad, y hasta se permite el lujo de viajar a Suiza con frecuencia, “no sabemos a qué”, dado que ni siquiera se le ha retenido el pasaporte. ¿En qué hemos convertido nuestro país?; en una vergüenza nacional, para sonrojo de propios y extraños.

¿Y qué dicen los jueces a todos esto? Muchos no se atreven a actuar, otros ya hacen bastante con perseguir  con escasez de medios la corrupción  de quienes nos gobiernan, pero a partir de ahora quedarán anulados por ley para intervenir en todo cuanto se regula en la Ley de Seguridad Ciudadana, dado que el control de las infracciones lo tendrá la propia administración, que se convertirá en juez y parte, dejando a los ciudadanos en una completa indefensión. Y todo esto lo hacen quienes por la mañana defienden la Constitución y por la tarde la vulneran.

La calle ya no es de los ciudadanos, porque hemos dejado que otros se apoderen de nuestro espacio;  pero al menos nos queda la palabra,  que debemos de usar para defender nuestros derechos y denunciar las injusticias antes de que nos corten también la lengua, que a buen seguro lo intentarán; que nadie lo dude.

Fernando de Silva es abogado, militante de Podemos y autor del blog SInLaVeniA

http://www.elplural.com/opinion/estado-policial/

Marruecos, un largo camino hacia los Derechos Humanos

Una mujer saharaui perdió las falanges de varios dedos durante el enfrentamiento con la Policía

Entre los días 27 y 30 del pasado mes de noviembre se celebró en la ciudad marroquí de Marrakech el Segundo Foro Mundial de los Derechos Humanos. Durante esas cuatro jornadas se sucedieron actos, conferencias y exposiciones que involucraron a toda la localidad. Personal de Naciones Unidas, políticos de todo el mundo, referentes mundiales de los Derechos Humanos, representantes de las ONG y otros activistas se dieron cita para conocer, aprender y por supuesto denunciar la situación en la que viven los hombres y mujeres del Reino de Marruecos y de toda la región. El foro tuvo, como era de esperar, un carácter árabe propio y una serie de elementos trasversales que se repitieron en cada conferencia.

Para muchos,  Marruecos deja bastante que desear en cuanto a la defensa y protección de los derechos humanos. Hoy por hoy, se ve y se conoce como un país infractor de los derechos más básicos de una enorme parte de su población. Entre las vulneraciones que se suelen destacar encabezan la lista la situación de pueblo saharaui la discriminación de los bereberes, el trato desigual que reciben las mujeres y las torturas y tratos inhumanos que sufren muchos ciudadanos, especialmente los que se encuentran en prisión. Ante este aluvión de críticas, la pregunta resultaba obvia: ¿era Marruecos el lugar apropiado para celebrar el II Foro Mundial de Derechos Humanos? Esta cuestión se la plantearon muchos dentro y fuera del país. Cada ponente revisó su agenda una y otra vez antes de confirmar su participación pensando si era o no lo correcto. Lo mismo ocurrió con las organizaciones presentes y no presentes antes de enviar a un representante.

Al final se formaron dos grupos: los que se lanzaron a boicotear el evento promoviendo la abstención y los que decidieron acercarse para intercambiar opiniones y escuchar qué tenían que ofrecer las autoridades marroquíes. Las dos posturas eran legítimas y poderosas. Aquellos que se decantaron por la primera se negaban aplaudir el aparente lavado de cara que el gobierno de Marruecos buscaba frente a toda la comunidad internacional. No estaban por la labor de reconocer como interlocutor legítimo a aquel que precisamente comete tales  crímenes contra la población civil. Otros, sin embargo, optaron por estar presentes, denunciar sobre el terreno esos mismos abusos y tomar nota de la libertad para manifestarse y protestar de las asociaciones asistentes.

En la ceremonia de apertura, el Ministro de Justicia del Reino de Marruecos leyó una carta de Mohammed VI y anunció las medidas a tomar por parte del Gobierno para mejorar su posición en el ranking de respeto a los Derechos Humanos. En su mensaje se revelaron tres grandes iniciativas: la ratificación del Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura, el compromiso de remover las desigualdades legales entre hombres y mujeres y la voluntad de revisar la abolición absoluta de la pena de muerte.

La sala llena con cientos y cientos de trabajadores de ONG locales y extranjeras rompió en aplausos al oír este mensaje. El mismo espíritu se destilaba de las intervenciones de otros miembros del gobierno en las múltiples ponencias de los días siguientes: “Marruecos no es ningún ejemplo a seguir, pero estamos trabajando para mejorar”. Todo este contexto invitaba a dejar una puerta abierta a una verdadera voluntad por cambiar: manifestaciones dentro y fuera del complejo del congreso, extensos turnos de palabra para denunciar libremente la situación de los saharauis, bereberes y mujeres en cada conferencia y una extensa presencia de miembros de la sociedad civil que intercambiaba opiniones y estrechaban lazos.

Las esperanzas que pudieran nacer en cada uno de los espectadores del foro no procedían de las bonitas palabras de los conferenciantes. No. Más bien eran resultado de la contagiosa ilusión de los propios marroquíes que denunciaban la discriminación, el racismo y las torturas para luego aplaudir las promesas de cambios. Ahora bien, toda esa esperanza no debería ser ni ciega, ni infundada, ni ilusa. Marruecos sigue desconociendo los derechos de las comunidades más vulnerables y los avances y mejoras no vienen regalados en una gran conferencia mundial.

La apuesta del monarca es arriesgada para el mismo y su Gobierno. Ahora las ONG  de todo el mundo tienen su mirada puesta más que nunca en ellos, vuelven a casa con expectativas, pero sin reconocimientos. Los verdaderos aplausos no vienen seguidos de un ornamentado discurso. La ovación sincera llegará cuando Marruecos cese las acciones  sistemáticas contra los derechos humanos, persigan las violaciones de los derechos, como el de autodeterminación del Sahara Occidental y detenga la persecución de los saharauis disidentes; cuando los bereberes sean tratados con dignidad; cuando la mujer deje de ser un complemento del hombre y se entable una relación de igual a igual, y, finalmente, cuando los tratos inhumanos desde la tortura hasta la pena de muerte sean totalmente abolidos en la ley y en la calle.

Cuando ese día llegue los que decidieron ir o ausentarse en el Foro Mundial de Derechos Humanos podrán mirar atrás y considerarlo un éxito. Mientras tanto, no será más que un decálogo de bellas propuestas que pretenden mejorar la imagen de un país y que si no se materializan devendrá en frustración y rechazo internacional.

Manuel Miguel Vergara es director Legal de la Fundación Internacional Baltasar Garzón. (FIBGAR)

http://www.elplural.com/2014/12/08/marruecos-un-largo-camino-hacia-los-derechos-humanos/

Expertos de EE UU, sobre el canon AEDE: “España está tratando de matar la web”

 

 Una imagen de una de las sedes del gigante tecnológico Google. (FORBES)

  • Expertos de EE UU aseguran que España ha hecho algo “muy negativo y peligroso” y que se ha autoinflingido “un daño tremendo”.
La decisión de Google News de dejar de incluir las noticias de medios españoles ha generado máxima expectación en EE UU por la potencial relevancia del caso en el debate abierto sobre el futuro de los medios de comunicación.
El responsable de Google News, Richard Gingras, anunció el miércoles por la noche en el blog de la compañía la decisión de cerrar Google News en España a raíz de la entrada en vigor de una nueva ley de propiedad intelectual en enero.
La citada legislación obliga a cualquier publicación española, quiera o no, a cobrar una remuneración a servicios como Google Noticias por la reproducción de su contenido, una medida que el gigante tecnológico considera “insostenible” al aducir que Google News es un servicio que no genera ingresos. España aparece como un país “hostil para la innovación y la tecnología”
Los expertos discrepan sobre la trascendencia de lo ocurrido y oscilan entre los que lo consideran como “muy negativo y peligroso” para España y los que lo ven como una “posible oportunidad” para los medios del país. “España está tratando de matar la web, cuya esencia radica en la habilidad de vincular contenido. Es un momento muy peligroso”, dijo a Efe Jeff Jarvis, director del Centro Tow-Knight para el Periodismo Emprendedor en la Universidad CUNY de Nueva York.
Jarvis considera que España copió lo que hizo Alemania “y lo empeoró” y se ha autoinflingido “un daño tremendo” al aparecer como un país “hostil para la innovación y la tecnología”. “Es terriblemente peligroso”, concluyó el profesor de CUNY.
Buscador propio
Distinta percepción tiene Tom Rosenstiel, director ejecutivo del American Press Institute, un centro de investigación sobre el futuro del periodismo, quien cree que esto es una oportunidad para que los medios españoles se agrupen y creen su propio algoritmo de búsqueda. La ley hace que no exista realmente una escapatoria para los participantes
“Es más fácil hacer eso ahora que hace diez años y podría ser una buena oportunidad si todos se agrupan”, explicó Rosenstiel, quien añadió que Google Noticias no se ha convertido en la plataforma dominante que se esperaba en un principio y redes sociales como Facebook son ahora más importantes a la hora de distribuir noticias.
Tim Worstall, columnista de la revista Forbes, alerta, con todo, de que el resultado inmediato será una fuerte caída del tráfico en los medios españoles y considera que la nueva legislación sobre propiedad intelectual peca de “incompetencia” y “miopía”. “Prácticamente nadie se beneficia de esta nueva ley y un número considerable de gente se perjudicará y no solo eso, si no que la forma en la que está redactada la ley hace que no exista realmente una escapatoria para los participantes”, asegura Worstall en una columna publicada en Forbes.
Otros casos con acuerdo
Google ha librado ya batallas similares, pero la diferencia con España radica en la obligación de que los medios perciban compensación si se reproduce su contenido. Eso diferencia al caso español de lo ocurrido, por ejemplo, en Alemania, donde, tras el cambio de las leyes de propiedad intelectual Google pidió a los medios consentimiento para reproducir su contenido, una vía por la que optó la mayoría.
Otros países europeos han llegado a acuerdos con el buscador
En Francia, mientras tanto, la firma tecnológica acordó ayudar a las organizaciones mediáticas a aumentar sus ingresos publicitarios en la web y financiar proyectos innovadores para saldar una disputa sobre si debería de pagar por el contenido informativo que aparecía en las búsquedas en el navegador de Google.
Google tuvo que hacer frente también en el 2005 a la demanda por violación de propiedad intelectual por parte de la agencia de noticias francesa Agence France Presse (AFP), que se saldó con un acuerdo para la licencia de contenido por una cantidad indeterminada.
La agencia de noticias estadounidense Associated Press alcanzó un acuerdo similar en el año 2006.
Entre los contratiempos más recientes, figura la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que dictaminó en mayo que el buscador está obligado a velar por el derecho al olvido en internet, o lo que es lo mismo, a cancelar datos personales de usuarios que así lo soliciten.
Tras la decisión, Google creó un formulario para que los usuarios puedan solicitar que los archivos que les afectan de forma negativa se borren de su buscador.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2322394/0/google-news/ley-propiedad-intelectual-tasa/cierre-expectacion-eeuu/#xtor=AD-15&xts=467263

Por qué y cómo maneja Marruecos la compuerta de la inmigración

La semana pasada, como en otras ocasiones, Marruecos dejó de vigilar las costas y se produjo un auge de llegadas por patera y en las vallas. ¿Por qué?

El estado alauíta intenta mantener el equilibrio entre su papel como “gendarme de Europa” y su alianza con países subsaharianos. Entre medias: los inmigrantes

Unos 200 subsaharianos protagonizan un nuevo intento de entrada a Melilla

Fuerzas marroquíes con un grupo de personas próximos a la valla de Melilla (EFE)

Boukhalef, el barrio tangerino donde vivían la mayor parte de los más de mil subsaharianos que llegaron el lunes y el martes a España en lanchas de juguete, es un horizonte de edificios blancos concebido para realojar a marroquíes que habitaban los mares de chabolas que rodeaban la ciudad. La población del vecindario es humilde y, muchas veces, conservadora. Con los inmigrantes comparten poco más que las dificultades para acceder al transporte en este suburbio situado a 12 kilómetros del centro y no muy lejos de unas playas que se asoman al Estrecho de Gibraltar que se intuye tras el Cabo Espartel.

De estas dos comunidades, la más vulnerable, la inmigrante, ha sido y es objeto de ataques racistas y constantes redadas, en ocasiones dos veces al día, de la policía marroquí, cuyos brutales modos desmienten la nueva política migratoria, en teoría respetuosa de la dignidad humana, anunciada por Mohamed VI en otoño de 2013.

Cuando la semana pasada los barcos de la Gendarmería y de la Marina Real dejaron de patrullar las costas por lo que el ministro marroquí de Interior, Mohamed Hasad, calificó como “disfunciones”, el efecto en Tánger fue como el de una olla exprés a la que se le quita la espita durante un minuto. Boukhalef quedó “vacío”, explica por teléfono Helena Maleno, investigadora de Caminando Fronteras -colectivo que apoya a los subsaharianos en Marruecos y que denuncia de forma constante las vulneraciones de derechos humanos en la frontera-, para luego volver a llenarse en los días posteriores con inmigrantes llegados de Rabat y Casablanca.

La calma duró muy poco: durante la noche del viernes 15 de agosto una turba de marroquíes atacó de nuevo con machetes a los subsaharianos. Cinco resultaron heridos por arma blanca. Según la activista, la policía no hizo nada para evitarlo y abandonó el barrio. Maleno cree que el ataque estuvo planificado, quizás para amedrentar a los subsaharianos y vaciar definitivamente de inmigrantes esta conflictiva barriada, en la que son frecuentes las redadas de la Gendarmería marroquí. En una de estas redadas, en diciembre, un chico camerunés de 16 años, Cedrick Bété, se precipitó al vacío desde un cuarto piso cuando trataba de esconderse de la policía. El colectivo de apoyo a las redes migrantes Caminando Fronteras denunció entonces que el adolescente cayó cuando estaba forcejeando con los agentes.

¿Meras “disfunciones”?

En Marruecos, las fuerzas de seguridad están férreamente controladas por el Majzen, el aparato de poder semifeudal cuya cumbre ocupan el rey, su camarilla y los generales que controlan las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Tras su salida, los inmigrantes explicaron a Maleno que fueron los gendarmes quienes les indicaron que no habría vigilancia durante 48 horas, una voz que pronto corrió por el barrio. No parece probable que este escenario obedezca a una “disfunción” sino más bien a una orden explícita de Rabat.

El intento de vaciar de inmigrantes Boukhalef, considerado un foco de conflicto por las autoridades marroquíes, probablemente buscaba dar un respiro a Marruecos en varios frentes.

Para empezar, porque el discurso de la excepcionalidad de Marruecos, su fachada de país democrático, difícilmente se puede conciliar con las constantes denuncias de asociaciones de derechos humanos y con las portadas, incluso en la prensa marroquí, que dan cuenta de los ataques racistas en este barrio, escenario de buena parte de los abusos policiales y de las tensiones entre comunidades en Tánger. Y Marruecos no es inmune a su imagen pública. Un buen ejemplo tuvo lugar en 2013, cuando tras la publicación de un demoledor informe de MSF y de denuncias de otras asociaciones sobre el trato dispensado a los migrantes, incluso el oficialista Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reconoció abusos en el informe que estuvo en el origen de la nueva política migratoria marroquí. Boukhalef es, en realidad, otra demostración, junto con lo que sucede en Ceuta y Melilla, de que el cambio que el rey anunció a bombo y platillo no está siendo tal.

“En Tánger ha habido muchísima represión y tres asesinatos; las redadas son continuas. Marruecos estaba entre la espada y la pared. Por un lado, Europa exigiéndole que controle la inmigración y, por otro, las ONG que no paraban de denunciar la represión”, explica el expreso político y activista social Boubker Khamlichi.

La presión que soporta Marruecos al haber asumido “una responsabilidad que no le corresponde, la de gendarme de la Unión Europea”, denuncia el profesor universitario y secretario de la Asociación Marroquí de Estudios e Investigación sobre Migraciones (AMERM), Mohamed Khachani, no se ha visto además aliviada por el proceso de regularización de sin papeles que Rabat presentó como el hito de su nueva política.

Esta iniciativa, dirigida a los entre 25.000 y 40.000 sin papeles que viven en el país, no ha tenido los resultados esperados. De acuerdo con datos ofrecidos por Marcel Amiyeto, secretario general del sindicato Organización Democrática de los Trabajadores Inmigrantes (ODT), en una entrevista con el diario Al Bayane, entre el 1 de enero y mediados de junio, 15.600 personas se acogieron al proceso de regularización. Solo 1200 han tenido una respuesta positiva.

“La regularización está siendo un fracaso y el rumor que corre es que una vez que concluya, en diciembre, la Unión Europea quiere que Marruecos expulse a los no regularizados, por lo que los inmigrantes tienen urgencia por cruzar”, recalca Maleno.

África, España y el trasfondo del Sáhara

En el preámbulo de la constitución marroquí, se proclama que Marruecos tiene como uno de sus objetivos la unidad africana, una vocación asumida con entusiasmo por Mohamed VI. En marzo, el soberano efectuó una gira que le llevó a Costa de Marfil, Gabón y Senegal. Un mes antes, había visitado Mali.

El rey no sólo volvió con decenas de acuerdos comerciales y de cooperación en diversas áreas, sino que, en Dakar, Mohamed VI obtuvo una declaración tajante según la cual Senegal reafirmaba su apoyo a la “marroquinidad” del Sáhara Occidental. Muchos de los inmigrantes de Boukhalef son senegaleses. También hay un colectivo importante procedente de Camerún, otro país alineado con Marruecos en la cuestión de la excolonia española.

El profesor Khachani recalca cómo su país está haciendo equilibrios entre el papel de “gendarme” exigido por Europa y su necesidad de quedar bien con sus socios africanos. Si cuando concluya la regularización, Rabat expulsa de forma masiva a sus ciudadanos, estos Estados lo tendrán más difícil para fingir que no sucede nada, como hacen ante los abusos policiales y los ataques racistas a sus inmigrantes en Marruecos. El enfriamiento de la relación de Rabat con esos países africanos podría repercutir negativamente sobre sus intentos de acercarse a la Unión Africana- siempre con el Sáhara en la mente- una organización que abandonó en 1984 en protesta por la aceptación del Frente Polisario como miembro.

En septiembre, el enviado especial del secretario general de Naciones Unidas, Cristopher Ross, tiene previsto iniciar una nueva gira en el Magreb para tratar de desbloquear el diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario. En un contexto en el que las relaciones con Francia, su principal valedor, no pasan por su mejor momento, para Marruecos es crucial no sólo recabar todos los apoyos africanos posibles, sino también que Madrid mantenga su tradicional neutralidad -que en la práctica le beneficia- sobre la cuestión. España fue la potencia colonial y su voz tiene peso en Naciones Unidas en lo relativo a esta descolonización inconclusa. ¿La decisión de permitir la salida de subsaharianos ha sido también un aviso de que Marruecos puede abrir el grifo de la inmigración si España presiona por la autodeterminación de los saharauis? La respuesta es otro de los arcanos del Majzen.

La oleada de lanchasde juguete no sólo podría dirigirse a aliviar algo la tensión migratoria en Boukhalef, uno de los focos de conflicto de la región norte de Marruecos, que afecta también a Ceuta y Melilla -los inmigrantes van y vienen entre Tánger y los alrededores de las dos ciudades- sino que además la permisividad marroquí no puede sino ser bien acogida por los países de origen de los subsaharianos cuya importancia para Rabat va en aumento. La decisión de dejar cruzar a más de mil inmigrantes no ha conllevado además reproche público alguno por parte de España, pues el gobierno ha contemporizado esperando que se trate de un episodio aislado, Madrid no ha llamado a consultas al embajador -como sí se hizo en 2001 ante una oleada de pateras algo más reducida- e incluso ha resaltado los “ estrechos contactos” con Rabat.

http://www.eldiario.es/desalambre/Marruecos_0_293620856.html

Javier Elzo: “Hay que construir el futuro desde el presente mirando al pasado”

El sociólogo ha presentado en San Sebastián su libro ‘Tras la losa de ETA’ que tiene como objetivo “abordar la situación que se ha generado tras tantos años de dolor, en clave de futuro”.

A su juicio, “ETA ha perdido la batalla militar, está ganando la batalla política y mucho cuidado que no gane la batalla judicial”.

Iñaki García Arrizabalaga, víctima de los CAA, apunta a que la memoria “nos permite recordar que es lo que hicimos bien y lo que hicimos mal en el pasado para no volver a repetir el mismo error”.

El Ararteko destaca que los “responsables de alguna manera de todo horror que hemos vivido, han de hacer una valoración crítica de su pasado y pedir perdón”.

Javier Elzo, acompañado de Iñaki García Arrizabalaga e Iñigo Lamarca durante la presentación de su libro.

Javier Elzo, acompañado de Iñaki García Arrizabalaga e Iñigo Lamarca durante la presentación de su libro.

El sociólogo Javier Elzo ha escrito un último libro “pensado en clave de futuro”. ‘Tras la losa de ETA: por una sociedad vasca justa y reconciliada’ tiene como objetivo  “abordar la situación que se ha generado tras tantos años de dolor”. Durante la presentación del libro en San Sebastián, Elzo ha asegurado que el punto focal de su reflexión es “cómo abordar la memoria justa de lo sucedido para no caer ni en el olvido, ni en una repetitiva rememoración paralizante del dolor padecido”, particularmente “cuando nos detenemos en el dolor padecido por nosotros y nos olvidamos del dolor padecido por los otros”. Así, insiste en que la violencia de ETA “no es la consecuencia inevitable del conflicto vasco, no estamos pues ante una violencia secundaria”. En consecuencia, “no es asumible en el magma de la violencia existente en el País vasco”, aunque “no es la única violencia injusta que hemos padecido”. El sociólogo ha destacado que “ETA ha perdido la batalla militar, está ganando la batalla política y mucho cuidado que no gane la batalla judicial”.

Sin embargo, Elzo ha querido destacar sobre todo el camino futuro y ha dedicado este libro “a los hacedores de concordia, de convivencia y de reconciliación”. En este sentido, su apuesta es que “con manchas de aceite en diferentes puntos de la geografía vasca, quizá consigan que la era post-ETA no pueda equipararse a la era post-franquista, donde triunfó el silencio del olvido de victimarios y de víctimas”. Asimismo, cree que en Euskadi “es imposible pensar en un único relato, pero sí es posible pensar en un relato compartido”. Por ello, defiende que hay que buscar el deber de la memoria verdadera poniendo el acento en los que más han sufrido, “particularmente las víctimas de todo tipo de violencia injusta”.

Elzo ha estado acompañado por el hijo del delegado de Telefónica en Gipuzkoa asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA) Juan Manuel García Cordero, Iñaki García Arrizabalaga, quien participó en 2011 en el primer encuentro restaurativo de España. García define esta experiencia  como “una de las cosas que a nivel personal más me ha enriquecido”, ya que se “aprende a mirar y a determinar que por encima de la condición de terrorista, está la condición humana”.

Ejercicio de empatía

García Arrizabalaga señala que en el conocimiento de la verdad, las víctimas especialmente “debemos hacer un enorme ejercicio de empatía”, porque “en este país nos hemos dedicado con demasiada frecuencia a llorar a nuestros propios muertos y no hemos sido capaces de ver que la persona que tenemos en frente también estaba sufriendo”. Por todo ello, ha asegurado que le “duele terriblemente en el corazón” las críticas de asociaciones de víctimas al informe elaborado por el Gobierno vasco sobre otras víctimas de violencia y de abusos policiales. A su juicio, la verdad incluye conocer la autoría de los 250 asesinatos de ETA sin resolver, pero “precisamente las víctimas del terrorismo de estado y de la guerra sucia tienen muchas más dificultades en el camino para el conocimiento de la verdad”.

Por otro lado, ha mostrado su “fascinación” porque en 2014 el mundo de la Izquierda Abertzale critique la detención de miembros de ETA para ser conducidos ante los jueces, “es una burla a mi condición de víctima”. En este sentido, recuerda que “con impunidad no hay reconciliación que valga”. Finalmente, García ha remarcado que se debe hacer “memoria inclusiva, no de venganza”, lo que permitirá “recordar lo que hicimos bien y lo que hicimos mal en el pasado, para no volver a repetir el mismo error”.

Por su parte, el Ararteko, Iñigo Lamarca, ha destacado que en “este país hemos vivido un régimen de terror y corremos el riesgo de olvidarlo y querer pasar página”, lo que “sería algo tremendo para la sociedad vasca”. Así, ante todas las víctimas hay que “aplicar a rajatabla” el derecho a la verdad, justicia, memoria, reparación, reconocimiento y el derecho a las garantías de no repetición. Para ello, hay que tener muy presente lo ocurrido y a cada una de las personas que han sido víctimas de las violencias, porque “solamente así construiremos un futuro basado en unos valores comparativos”. Esto es, que todas aquellas personas que han sido victimarios, “responsables de alguna manera de todo horror que hemos vivido, han de hacer una valoración crítica de su pasado y pedir perdón”.

http://www.eldiario.es/norte/euskadi/Javier-Elzo-construir-presente-mirando_0_326167718.html

Día Internacional del Laicismo y la Libertad de conciencia

Coral Bravo
Retazos, 11/12/2014
Las creencias personales son un asunto privado, el más privado de todos

El pasado día 9 de diciembre los laicistas y librepensadores españoles celebramos el día Internacional del Laicismo; día elegido por la asociación laicista Europa Laica, en su interés por tener una fecha conmemorativa que simbolice el empuje creciente del movimiento laicista español e internacional, cada día más consciente, y más extendido en la sociedad española y en todas las sociedades democráticas.

Europa Laica eligió los 9 de diciembre para tal conmemoración simbólica por referencia a una fecha clave en el desarrollo de las democracias occidentales: el 9 de diciembre de 1905, fecha de la proclamación de la Ley francesa de “Separación Iglesias-Estado”; a partir de la cual Francia se constituyó en un Estado realmente laico y, por tanto, verdaderamente democrático.

Pero, además, se eligió ese día como recordatorio y reconocimiento de una fecha clave también en la historia española, el 9 de diciembre de 1.931; día en que se proclamó la Constitución de la II República Española, hito en el laicismo español por contemplar Leyes y disposiciones de claro carácter laicista, equiparables a la Ley francesa mencionada, y que hizo que, por un breve espacio de tiempo, el laicismo formara real y efectivamente parte de la realidad de los españoles.

Europa Laica ha hecho público, en esta conmemoración, un manifiesto que deja muy clara la nefasta situación actual en España de la laicidad, que, como todos vemos y percibimos día a día, ha vuelto a ser, con la derecha en el gobierno, una utopía, un sueño a alcanzar. Empieza el manifiesto con estas palabras: “…Denunciamos la vulneración que en todo el mundo se hace del derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y expresión, fruto en muchos casos de la enorme influencia que las confesiones religiosas mantienen sobre los gobiernos, de forma muy diversa, marcando las políticas económicas, educativas, jurídicas, etc., en mayor o menor grado. Incluso, en pleno siglo XXI, hay Estados teocráticos y confesionales, en donde el dogma religioso es a su vez la ley civil, y en donde el crimen contra la libertad de conciencia y todo tipo de derechos de ciudadanía quebrantan el Estado de Derecho con toda impunidad.”

Palabras que sintetizan muy bien el indecente confesionalismo que ennegrece el panorama español. Y tan es así que llevamos años escuchando verdaderos disparates supersticiosos e irracionales, ni propios de niños de preescolar, de boca de los mismísimos gobernantes de la derecha, tan pía ella; disparates como encomendarse a los santos para salir de la crisis que ellos mismos han generado, o como destruir el empleo y pedir a la virgen que nos saque de él; o como recomendar a los parados la oración para paliar el estrés que les produce. Todo ello, por supuesto, ya sabemos, mientras algunas fortunas personales, las arcas de la Iglesia y el saldo de diversas cuentas de Suiza y otros paraísos fiscales crecen descaradamente.

No es ningún descubrimiento el hecho evidente de que allá donde se instala la religión se expande el nepotismo y la corrupción, se imposibilita la democracia, se impone la irracionalidad y la superstición, se extiende el fanatismo y la intolerancia, se promulga la incultura y la cerrazón a la hora de percibir el mundo, se detiene el progreso, se coartan las libertades, se frenan los derechos humanos, se anula el librepensamiento, se venera el oscurantismo y la sinrazón, y, atendiendo a lo más prosaico, se vacían con primor las arcas públicas; y privadas, de los que se dejen. No hay más que echar un vistazo a los estragos que hace el Islam en el mundo árabe, tantos como los ha hecho y sigue haciendo el cristianismo en Occidente, es más de lo mismo. Francia se convirtió en el paradigma de las democracias modernas a partir de expulsar a la Iglesia católica de los asuntos de Estado. Los países nórdicos son, igualmente, el único paraíso democrático del planeta precisamente por su laicismo.

A pesar de ello, y a pesar de lo que dice el clero al respecto defendiendo sus intereses, el laicismo no ataca ni desprecia a ninguna religión, ni a ninguna creencia, sea la que fuere. El laicismo exige, al contrario, el respeto a la libertad de pensamiento y de creencia o increencia. Y exige la asepsia confesional del Estado, en tanto que está obligado, como un espacio público, a atender en igualdad de condiciones a todos los ciudadanos, piensen como piensen y crean en lo que crean, en el dios cristiano, en el dios protestante, en Buda, en el becerro de oro o en un burro verde que vuela. Es lo mismo, las creencias personales son un asunto privado, el más privado de todos.

Argumenta el clero que el laicismo es radical. Aunque, como dice el inglés Pat Condell, hay asuntos en los que ser radical no sólo es oportuno, sino necesario. Si queremos vivir en un mundo justo y habitable, hay que ser radical defendiendo los derechos humanos, repudiando el crimen, la misoginia, la crueldad y la tortura, contra humanos o contra animales, dando espacio a la tolerancia, a la cultura, a la igualdad esencial de todos los seres que existen. Dijo Thomas Mann que la tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad. Y, como leí hace poco en el blog del politólogo François Coll, la laicidad no es, tan siquiera, una opinión, sino sólo la libertad de poder tenerla. Y, como dejó escrito el gran Shakespeare hace casi quinientos años, hereje no es el que arde en la hoguera, hereje es el que la enciende.

Coral Bravo es Doctora en Filología

http://www.elplural.com/opinion/dia-internacional-del-laicismo-y-la-libertad-de-conciencia/

Bloqueo de EE.UU. restringe acceso a Internet en Cuba

Por Alfredo Boada Mola

Imagen activaLa Habana, 12 dic (PL)

El bloqueo de Estados Unidos impide que los cubanos puedan acceder a Internet y comunicarse adecuadamente con el mundo, señaló recientemente el presidente de la Asociación Iberoamericana de Empresas de Telecomunicaciones, Pablo Bello.

A pesar de esa restricción al desarrollo de las telecomunicaciones, Cuba ha avanzado en los últimos años, pues el número de conectados a Internet aumentó, mientras el desarrollo de la telefonía móvil es cada vez más significativo, aseveró el experto chileno a Prensa Latina en La Habana.

Bello, participante en el VIII Congreso Internacional de Telecomunicaciones y Telemática durante la 17 Convención Científica de Ingeniería y Arquitectura realizada a fines de noviembre en la capital cubana, agregó que tanto para Cuba como América Latina el principal desafío en esta esfera es cerrar la brecha digital.

En los desafíos de América Latina para poder constituirse como área de desarrollo, generar mejores oportunidades de progreso para los latinoamericanos, salir de la pobreza, generar mayor igualdad y poder tener sociedades más justas, con mayor acceso a la información y al conocimiento, el acceso a Internet es fundamental, comentó.

En América Latina, explicó el especialista, la mitad de la población no tiene acceso a la Web, y en dos de cada tres hogares no hay Internet.

Para cerrar la brecha digital se requiere inversión, liderazgo de los gobiernos y una alianza con las empresas de telecomunicaciones, recalcó Bello.

De acuerdo con el experto, tampoco basta con la conectividad, pues lo fundamental es qué hacer con ella para generar más oportunidades de progreso para los pueblos.

Eso pasa necesariamente, abundó, por ser capaces de construir y generar más servicios, más contenidos y más valor sobre Internet.

En ese sentido, dijo que un país como Cuba, que goza de un liderazgo internacional evidente en salud, educación y cultura, podría a través de Internet generar soluciones y servicios para toda América Latina.

Desde un centro de salud especializado en La Habana, ejemplificó Bello, podrían atenderse mediante Internet las situaciones o complicaciones de un consultorio rural en los Andes peruanos, o en Bolivia, o en Chile.

Pero hay que generar todos los servicios y aplicaciones para que ese tipo de soluciones se puedan hacer.

Lo mismo, también pasa con la educación cubana, donde hay tan buenas universidades y tantos latinoamericanos que vienen a Cuba a tomar cursos, los cuales podrían hacerse a través de la vía no presencial, por medio de las tecnologías de la información.

El valor de la cultura cubana es invaluable en el mundo entero, continuó Bello, su música y sus artes podrían transmitirse y comunicarse de mejor manera a través de Internet, y eso generaría riqueza para Cuba y los pueblos de América Latina.

Hoy en día más del 80 por ciento de la economía digital mundial está en Estados Unidos. Estamos a través de Internet enriqueciendo a Facebook, Google y a las grandes empresas basadas en el país norteño, reflexionó.

Es esencial que tengamos una estrategia de desarrollo desde América Latina, que interconecte más a los países latinoamericanos, y que la región sea más parte de las sociedades de la información y utilice las tecnologías más avanzadas, agregó.

Hay que generar las condiciones para que haya más ofertas de servicios de gobierno, educativos, de salud y telecomunicaciones on line, y que las tecnologías de la información contribuyan a que las personas vivan mejor, acotó.

De acuerdo con un reciente informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), pese al crecimiento de la industria de las tecnologías de la información, alrededor de cuatro mil 300 millones de personas están sin acceso a Internet.

Según esa agencia técnica de la Organización de Naciones Unidas, si bien al término de 2014 el crecimiento de la red de redes será del 6,6 por ciento en el mundo (3,3 por ciento en economías ricas y 8,7 de países en desarrollo), las tecnologías de la comunicación y la información aún son inalcanzables para millones de personas.

En los países desarrollados, el 78 por ciento de hogares cuenta con este servicio, frente al 31 por ciento en naciones de ingresos medios y bajos, y apenas cinco por ciento en los 48 países menos desarrollados.

acl/abm

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=3364931&Itemid=1

El Gris de los Colores

Poesía y Maternidad

Redalmados

Educación, Discapacidad, Psicología, Orientación, Curiosidades y mucho más

El cuento de Saliary

Un cuento a mi paranoia

Y QUE LIMPIE OTRA

Just another WordPress.com site

Loretta Maio

"Los hombres no se hacen en el silencio, sino en la palabra, en el trabajo, en la acción, en la reflexión". (Paulo Freire)

Es's Blog

Just another WordPress.com weblog

Amalaidea

Ama la idea o a mala idea, como tú prefieras

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: