Explotación de los presos por empresas con Expedientes de Regulación de Empleo

IU logra que el PP prohíba la explotación de los presos por empresas con EREs

LUIS DíEZ | Publicado: 17/2/20

Alberto_Fabra_Istobal

La Izquierda Plural ha conseguido que el PP prohíba la explotación de los presos en beneficio de empresas que han despedido trabajadores. La proposición de ley que defendió en la Comisión de Interior el diputado de IU Ricardo Sixto para prohibir esa práctica fue aceptada por los populares y respaldada por el PSOE, aunque no por CiU, que gobierna en Cataluña y posee la competencia sobre las prisiones catalanas. Su portavoz Feliu Joan Guillaumes dijo que “estaríamos bloqueando el acceso de algunas empresas a un mecanismo que les permite sortear el bajón de la crisis” y anunció su abstención. La representante del PP, Ana Belén Vázquez, manifestó, en cambio, que “no podemos permitir que las empresas que hacen Eres y despiden gente cubran su producción con el trabajo de los presos”. Víctor Morlán, del PSOE, tildó de “abuso” estas prácticas y reclamó que se actualicen los módulos salariales de los reclusos, congelados desde hace cuatro años, y que el organismo autónomo Trabajos Penitenciarios se transforme de una vez en entidad administrativa.

Cientos de presos están siendo utilizados como mano de obra barata, tirada de precio, por varias empresas que han presentado expedientes de regulación de empleo y echado a la calle a decenas de trabajadores. La denuncia llegó al Congreso de los Diputados mediante una proposición no de ley de los diputados de IU José Luis Centella y Ricardo Sixto y puso al PP en la tesitura de avalar o rechazar con su voto en la Comisión de Interior esa política del ministro Jorge Fernández Díaz y de su subordinado, el veterano secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste. El portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernándo, consultó a La Moncloa y comunicó a su colega de IU, Centella, la aceptación de la propuesta a cambio de una enmienda pro forma de su grupo.

La explotación laboral de los presos fue destapada hace ocho meses en Valencia, donde los dueños de la empresa Istobal, con excelentes relaciones con el presidente valenciano Alberto Fabra, firmaron un convenio con Yuste para conseguir mano de obra barata de los reclusos de Picassent después de haber echado a la calle a ochenta trabajadores en dos expedientes sucesivos de regulación de empleo desde finales de 2011.

Unas fechas antes, en junio de 2014, la Asociación de Cuerpos de Instituciones Penitenciarias, Acaip-USO, trasladó a los grupos parlamentarios la información de que la multinacional alemana Merak, que viene despidiendo trabajadores desde 2009, está utilizando los talleres de las cárceles de Ocaña I y Ocaña II como centros de producción en los que trabajan unos 150 reclusos ensamblando aparatos de aire acondicionado para trenes y otros vehículos. La denuncia de Acaip era muy seria porque la empresa alemana ha realizado dos EREs –el último en 2012– y echado a la calle a 73 trabajadores de una plantilla de 450 en su factoría de Getafe (Madrid) y porque obligaba a más de 50 empleados a realizar su trabajo diario en los talleres de las prisiones de Ocaña junto a los reclusos, con los consiguientes riesgos de seguridad. Según dijo entonces Juan Figueroa, vicepresidente del sindicato Acaip, “el régimen de vida de la cárcel está subordinado a las necesidades de producción de la empresa”.

La alemana Merak, que surte de frenos y sistemas de aire acondicionado a los trenes convencionales y de alta velocidad y a los metros de medio mundo, ya reconoce que le trae más a cuenta trasladar la producción de determinados componentes de China a España. Su factoría getafense fue visitada por el rey Felipe VI cuando era príncipe heredero. Recibió además la Medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario siendo ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba y secretaria de prisiones Mercedes Gallizo. Cierto que entonces no había planteado el primer ERE que dejó en la calle a 40 trabajadores.

Felipe_VI_Merak

Ese precedente de sustitución de plantillas por el trabajo de los presos fue visto con voracidad por algunos empresarios avispados, que además de pagar unas míseras retribuciones a los reclusos, a tres euros la hora o por pieza acabada, según los casos, se ahorran una parte de la cotización a la Seguridad Social que corre a cargo de Trabajos Penitenciarios, y los costes laborales relacionados con los talleres, el agua, la energía y el vestuario.

Otra empresa de trenes, aunque de lavado de vehículos, la mencionada Istobal, se sumó al carro de la sustitución del trabajo de su plantilla por el más ventajoso de los presos. Esa sociedad fabrica e instala estaciones de lavado en varios países y facturó unos cien millones de euros el último año. Se acogió al convenio con Prisiones para que los presos elegidos de Picassent trabajaran media jornada montando aspiradoras, alfombrillas y otros complementos de limpieza del automóvil, en función de las necesidades, es decir, de los pedidos.

El “chollo” de los presos fue “una solución” para que Istobal pudiera seguir la producción después de dos Expedientes de Regulación de Empleo, uno en 2011 que supuso el despido de 53 trabajadores, y otro en 2013 que dejó a 27 en la calle. El propio director general de la compañía, Rafael Tomás Alfaro, dijo que habían apelado al trabajo de los presos “para conseguir flexibilidad”, es decir, que la reforma laboral y los mil y un modos de contratación les venía mal, y “porque la línea de producción no era rentable; teníamos que volver a ser competitivos y con esta medida lo conseguimos”. El directivo se jactaba de que gracias al convenio con Prisiones no habían trasladado la producción a Portugal o a Turquía.

Otras muchas empresas se benefician del trabajo de los presos con unos salarios que en la mayor parte de los casos no llegan a la mitad del mínimo interprofesional pero que en todo caso es muy interesante para los reclusos porque les permite redimir condena, ayudar a sus familias y acumular un periodo cotizado a la Seguridad Social para la jubilación. Los sindicatos de funcionarios de prisiones coinciden en que la mayoría de los internos desean trabajar. Y la Administración penitenciaria, que cuenta con 146 talleres, facilita la labor mediante convenios con empresas y asociaciones empresariales sin que le importen los despidos ni el dumping social que está provocando. Así, empresas como Industrias Ochoa, utiliza 150 internos de Picassent para producir abrazaderas para la multinacional Hilti. Adequa Uralita utiliza un centenar de presos de Alcalá-Meco (Madrid). Jesús Romero e Hijos (de Guipúzcoa) produce en Estremera (Madrid) con una plantilla de setenta presos.

Y a Instituciones Penitenciarias, es decir, al veterano Yuste, quien ya se ocupó Del negociado a finales del siglo XX con los gobiernos de Aznar, le va bien si tenemos en cuenta los beneficios de 5 millones de euros con una facturación de 162 millones en 2012. La facturación bajó a 158 millones en 2013. La proposición no de ley de IU subraya que 3.119 presos de los 12.217 que trabajaron en los talleres penitenciarios lo hicieron directamente para empresas privadas. Esa cifra se ha reducido a 3.090 internos, según la memoria de Prisiones de 2013, que recoge un promedio laboral de tres horas diarias de los internos, cuya cotización social corre a cargo de Trabajos Penitenciarios en todos los casos. Lo que Izquierda Plural exige en su proposición se reduce a una cuestión de decencia: “Que el Gobierno adopte las medidas oportunas para que las empresas que hayan presentado y ejecutado expedientes de regulación de empleo y/o despedido a trabajadores no puedan alcanzar un convenio con prisiones de forma que ni puedan utilizar infraestructura penitenciaria ni a internos para el desarrollo de su actividad productiva”.

http://www.cuartopoder.es/laespumadeldia/2015/02/17/iu-emplaza-al-gobierno-no-explotar-los-presos-favor-de-empresas-con-eres/15348

Acción Mundial en defensa del derecho de huelga.

La Confederación Sindical Internacional convoca el 18 de febrero una jornada de acción mundial en defensa del derecho de huelga

Más de 300 sindicalistas están sometidos a procedimientos penales y administrativos por defender los derechos de los trabajadores.

| 09 Febrero 2015 – 18:12 h.
Foto: Confederación Sindical Internacional (CSI)​

Foto: Confederación Sindical Internacional (CSI)​

Sin derecho de huelga efectivo, no hay equilibrio posible en las relaciones de trabajo

CCOO y UGT han convocado manifestaciones y concentraciones coincidiendo con la Jornada de Acción Mundial en defensa del derecho de huelga convocada por la CSI. En España, según ha recordado el secretario general de CCOO, José Ignacio Fernández Toxo, esta convocatoria está más que justificada: “Más de 300 sindicalistas están sometidos a procedimientos penales y administrativos por la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras”.

“Sin derecho de huelga efectivo, no hay equilibrio posible en las relaciones de trabajo. El conflicto capital-trabajo se desequilibra en favor de una de las partes, y no precisamente de la del más débil, los trabajadores y trabajadoras”, ha explicado Toxo sobre la ofensiva contra el derecho de huelga.

“En España se penaliza el derecho de huelga”, han denunciado los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, durante la presentación en rueda de prensa de la Jornada de Acción Mundial del próximo 18 de febrero convocada por la Confederación Sindical Internacional (CSI) contra la posición del grupo de empleadores en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que mantiene bloqueado el derecho de huelga con el consiguiente debilitamiento de la libertad sindical.

En nuestro país las movilizaciones, que se llevarán a cabo en las capitales de provincia de todo el país, “están más que justificadas”, señalan.

Reclamamos la derogación del artículo 315.3 del Código Penal, que vulnera el derecho de huelga, así como la retirada del proyecto de reforma del Código penal y de la modificación del proyecto de ley de Seguridad Ciudadana, con los que el Gobierno pretende incorporar nuevas restricciones  al ejercicio de los derechos fundamentales de reunión y de manifestación que, junto al derecho de huelga, constituyen una herramienta imprescindible de la libertad sindical”, concluyeron Toxo y Méndez.


Perú. Ley General del Trabajo: Hundir más a los trabajadores

A través de Kaos en la red

Por Jorge Rendón Vásquez, 9 febrero, 2015

peru_leygeneraldeltrabajo_hundirmasalostrabajadores
El nivel de ingresos de los trabajadores en nuestro país bordea ahora en promedio la tercera parte del nivel alcanzado durante el gobierno de Velasco Alvarado. Lo fueron erosionando desde 1975 los regímenes que vinieron después. La inflación promovida desde 1980, con cifras astronómicas durante el primer gobierno Alan García, transfirió a los empresarios una gran parte de los ingresos de los trabajadores.
A comienzos de la década del noventa les quedaba a éstos, sin embargo, el cuadro de derechos que habían ganado penosamente desde comienzos del siglo veinte y que fuera incrementado por el gobierno de Velasco Alvarado. El régimen de Fujimori, una fachada de los más grandes empresarios, les arrebató gran parte de esos derechos.
Cuando Fujimori huyó al Japón en noviembre de 2000 y su régimen se vino abajo, desde las bases sindicales partió el clamor de ponerse en acción para recuperar los derechos despojados. Entonces comenzó la maniobra diversionista: los burócratas del Ministerio de Trabajo, cumpliendo “órdenes de arriba” les dijeron a las centrales sindicales que fueran al Consejo Nacional de Trabajo y “concertaran” allí con los empresarios un proyecto de Ley General del Trabajo que podría incluir sus reclamos. Los dirigentes de las centrales sindicales atracaron. En cambio, los dirigentes de las organizaciones empresariales se desternillaron de risa. ¿Cómo iban a perder en una negociación las leyes que le habían hecho expedir a Fujimori?
 Cuatro años entretuvieron a los delegados de las centrales sindicales, durante los cuales lograron que “consensuaran” el 85% del proyecto de Ley General del Trabajo. Cuando este se filtró al exterior, se pudo ver que ese “consenso” era la convalidación de la legislación laboral de Fujimori. Algo más que hablar debieron haber hecho los empresarios para alcanzar este resultado.
Poseídos por una frenética obsesión, los dirigentes de la CGTP movieron cielo y tierra para que el proyecto ingresara al Congreso de la República y se convirtiera en ley.
Pero el sentido común no había desaparecido en las bases sindicales. Algunos profesores de Derecho del Trabajo, les brindamos nuestro consejo. Y logramos, juntos, detener el trámite del proyecto “consensuado”.
En agosto de 2011, un representante fujimorista presentó en el Congreso de la República el proyecto “consensuado”. Los dirigentes de las centrales sindicales: locos de alegría. Nueva campaña en contra de las bases sindicales. El ministro de Trabajo terció, nombrando una comisión de “expertos” para revisar el proyecto.
Los “expertos” fueron: Carlos Blancas Bustamante; Alfonso de los Heros Pérez-Albela; Javier Neves Mujica; Mario Pasco Cosmópolis; Jaime Zavala Costa; y Alfonso Villavicencio Ríos. De los Heros, Pasco y Zavala eran abogados empresariales.
De los Heros y Pasco habían participado en la redacción de la legislación laboral fujimorista. Pasco, como ministro de Trabajo de Alan García, fue uno de los artífices de la reducción de los derechos sociales a la mitad en las empresas con hasta 150 trabajadores, es decir, cerca de un 70% de los trabajadores del país.
 Como era de prever, de allí salió el primigenio proyecto “consensuado” con algunos retoques.
Las bases sindicales no bajaron la guardia, y el proyecto de los “expertos” fue encarpetado en octubre de 2011.
Ahora, los dirigentes de la CGTP han vuelto a la guerra, como Mambrú. Quieren a toda costa que se apruebe ese proyecto por un Congreso de la República que es casi totalmente favorable a los empresarios.
Manuel Dammert Ego Aguirre, un rabioso antivelasquista por lo que el gobierno de Velasco hizo a favor de los campesinos y trabajadores, les ha dado gusto, presentando como suyo el proyecto de los “expertos”.
 Pero como necesitaba seis firmas ha arrastrado a Verónica Mendoza, Rosa Mavila León, Yohny Lezcano, Mesías Guevara, Manuel Merino y Alejandro Yovera. ¿Estos padres y madres de la patria fueron sorprendidos o se dejaron arrastrar de buena gana?
Lo concreto para los trabajadores es que, como ha sucedido siempre en la historia social, sólo su lucha seguirá impidiendo que les saquen el saldo de derechos que aún les quedan y les reduzcan más aún sus ingresos.

España. Esclavos de la tierra en el siglo XXI

A través de Kaos en la red

Treinta euros a la semana, 10 horas al día: esclavos de la tierra en la España del s. XXI 3

 Por Roberto R. Ballesteros, 9 febrero, 2015
3303fab4f89843efe25c06d4fb1d6960

Hablar de explotación laboral habitualmente es referirse a países como China o India. Así al menos está en el imaginario colectivo. Sin embargo, aunque ni mucho menos en las mismas proporciones que en los mencionados países asiáticos, la explotación de seres humanos con fines laborales también se da en España. No hay muchos casos, eso es cierto, pero de vez en cuando la Policía detecta alguno. El último ha sido descubierto por la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (Ucrif) de la Policía la semana pasada en Córdoba y Huelva, cuando los agentes se toparon con una verdadera colonia de siervos de la gleba en pleno siglo XXI.

La Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Ucrif detuvo en las dos ciudades andaluzas a una docena de individuos (un español y 11 lituanos) por mantener a compatriotas suyos trabajando en el campo en condiciones infrahumanas. En concreto, los investigadores liberaron a 10 personas que eran obligadas a realizar todo tipo de tareas agrícolas durante diez horas al día, prácticamente sin parar, por un salario que apenas alcanzaba los 30 euros a la semana, dinero al que además los patrones descontaban una parte en concepto de transporte -ya que ellos se encargaban de trasladarlos hasta los distintos campos de trabajo- y por otros supuestos servicios.

Según fuentes policiales, los empleados se quedaban con apenas 15 euros a la semana para ellos tras los distintos peajes que les cobraban sus explotadores, que no les permitían disfrutar de vacaciones ni días libres y que les agredían e insultaban cuando las víctimas no daban la talla. Estas últimas, como los detenidos, eran todas de nacionalidad lituana y habían sido engañadas para venir a España con falsos contratos que luego no existían.

A lo largo de la investigación, explican desde la Policía, fueron liberadas más personas que estaban siendo también explotadas, hasta un número que no han facilitado las fuentes consultadas. La Brigada contra la Trata de Seres Humanos detuvo a tres de los explotadores en Córdoba y al resto (nueve) en Huelva.

La mayor parte de las diligencias que mantiene abiertas la Policía sobre explotación de seres humanos en España se refieren a organizaciones delictivas con fines sexuales, aunque hay algunas que aluden a abusos con objetivos laborales como el descubierto esta semana. A finales del pasado enero, por ejemplo, la Brigada contra la Trata rescató a 15 mujeres que estaban siendo forzadas a prostituirse y a tres niños que eran obligados a ejercer la mendicidad en Las Palmas.

Mañana, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, presentará la segunda fase del Plan contra la Trata de Seres Humanos, que la Dirección General de la Policía puso en marcha en abril de 2013 y que hasta el momento ha permitido la localización de 16.279 víctimas potenciales en las 417 operaciones realizadas y la detención de 1.297 personas relacionadas con este delito.

http://www.elconfidencial.com/espana/2015-02-08/treinta-euros-a-la-semana-10-horas-al-dia-esclavos-de-la-tierra-en-la-espana-del-s-xxi_703807/

“Los mineros son más valientes que él, mil veces”

Durante el funeral hablan dos familiares de los seis mineros fallecidos en la mina Emilio del Valle, Santa Lucía, León.

31.10.2013 ·

Marcos Martínez · Remine

“Creo que se podría haber evitado y quiero hacer una petición. Y es que Dios perdone al responsable de esto, pero que cuando cierre los ojos no pueda descansar nunca y que vea los ataúdes y el dolor de las familias”. Apuntó directamente al director de la empresa hullera: “El señor director dijo a los mineros que no tenían cojones a meterse en alguna parte de la mina, pues que vea que tienen más cojones que él mil veces y que no le queremos ver aquí nunca más. Los mineros son más valientes que él, mil veces”, afirmó.

Varios mineros durante el funeral de sus seis compañeros, muertos por grisú. Santa Lucía, León. (Javier Bauluz / Piraván)

 http://periodismohumano.com/economia/los-mineros-son-mas-valientes-que-el-mil-veces.html

Portugal: La troika destruyó 500 mil empleos con sus “políticas salvadoras”

por Kaos. Que la crisis la paguen los ricos

Viernes, 19 de Julio de 2013

 

Según el Boletín Económico Verano 2013 del Banco de Portugal, con el memorando de la troika, Portugal ya perdió cerca de medio millón de empleos. Este año, Portugal tendrá menos personas empleadas que en 1960. Y para el 2014 se espera que la situación empeore.

 

El desempleo alcanzará este año proporciones dramáticamente gigantescas en Portugal. Y la destrucción de puestos de trabajo continuará batiendo récords más negativos.

 

El  “Diário de Notícias” subraya que “ya este año Portugal tendrá menos personas empleadas que en 1960” y que “el período de ajuste de la troika eliminó del mercado cerca de 500 mil empleos”.

 

El diario dice además que Portugal tendrá este año 4.432.000 puestos de trabajo y, en el año 2014, 4.375.000, valores inferiores a los del año 1960, cuando Portugal tenía 4.465.000 empleos. De acuerdo con las previsiones del Banco de Portugal, el número de empleos caerá este año un 4,8% y continuará cayendo en el  2014.

 

El Banco de Portugal prevé ahora que en el 2013 sean destruídos 222.500 empleos y en el  2014,  57.400. En el 2012, habrán sido destruídos mas de 200.000 puestos de trabajo. Las actuales previsiones agravan las previsiones anteriores.

 

La OCDE divulgó esta martes último que prevé una subida de la tasa de desempleo en Portugal hasta el 18,6% al final del 2014, habiendo esta tasa, inferior a la realidad, alcanzado el 17,6% en mayo del 2013.

 

Es en este cuadro que el gobierno del PSD/CDS-PP y la troika quieren despedir muchos miles de trabajadores de la administración pública, agravando de esta forma aún más los números brutales del desempleo en Portugal.

 

Fuente: Esquerda.net

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/63432-portugal-la-troika-destruy%C3%B3-500-mil-empleos-con-sus-pol%C3%ADticas-salvadoras.html

Mujer – De la brecha salarial a la brecha en la protección social

La discriminación en los sueldos conduce a la discriminación en las pensiones. La media que perciben los beneficiarios de prestaciones contributivas varía entre los 30,61 euros diarios que reciben los hombres a los 25,96 de las mujeres, un 15% menos

ANNA FLOTATS Madrid 08/03/2013

.

Una mujer tiene que trabajar 82 días más para percibir una retribución igual a un hombre por un trabajo de igual valor.

Una mujer tiene que trabajar 82 días más para percibir una retribución igual a un hombre por un trabajo de igual valor.

La tasa de paro entre las mujeres (26,55%) supera la de los hombres (25,58%), la media estatal española (26,02%) y encabeza la de la Unión Europea. Además, de las 2.791.000 mujeres desempleadas a finales de 2012, sólo 1.260.600 -algo menos de la mitad- recibían algún tipo de prestación.

Por si eso fuera poco, este escenario circunstancial ha provocado que crezca aún más la desigualdad de oportunidades y la brecha salarial entre hombres y mujeres. Este abismo que separa los sueldos por razón de sexo se situó en el 22,55% en 2010, según los últimos datos de la Encuesta de Estructura Salarial. Eso quiere decir que ese año las mujeres sólo percibieron el 77,45% del salario de los hombres, como señala un informe elaborado por UGT. El sindicato ha calculado que una mujer tiene que trabajar 82 días más para percibir una retribución igual a un hombre por un trabajo de igual valor.

“La igualdad retributiva tiene que garantizarla la Inspección de Trabajo denunciando a las empresas que no la respeten. Aun así, también es necesario que se mantenga el compromiso entre los sindicatos y la patronal de seguir avanzando en la negociación colectiva para que un empleo tenga la misma valoración para los hombres que para las mujeres”, señala Carmen Bravo, secretaria confederal de la Mujer de Comisiones Obreras (CCOO).

Además, a esta discriminación hay que añadir que ellas perciben la mayoría de los salarios más bajos del mercado. Un estudio de Comisiones Obreras revela que casi la mitad de las trabajadoras españolas (un 47%) cobra un sueldo que no llega a 15.000 euros brutos al año. En cambio, no hay ninguna ocupación laboral en la que el salario medio de los hombres esté por debajo de esta cantidad. El estudio refleja que un 20% de las mujeres trabaja en ocupaciones en las que la ganancia media se sitúa entre los 20.000 y los 29.999 euros, frente a un 29% de hombres que se encuentran en esta situación. Finalmente, sólo un 9% de las mujeres asalariadas desempeña trabajos en los que el salario medio supera los 30.000 euros. En el caso de los hombres, esta cifra casi se cuadruplica al alcanzar el 31%.

Ni siquiera ellas obtienen retribuciones salariales acordes con sus niveles de formación. Según el documento de UGT, en España, “para alcanzar el sueldo de un hombre sin estudios, una mujer debe tener un grado de Formación Profesional o un diploma universitario”. Otro indicador de esta desigualdad de oportunidades es que del conjunto de la población asalariada, el 15% de las mujeres gana menos del salario mínimo interprofesional (645,30 euros al mes). Un porcentaje que en el caso de los hombres se reduce al 6%.

Con todo y con eso, a pesar de la crisis, la actividad de las mujeres ha aumentado casi siete puntos entre 2005-2012. “En el pasado, cuando había crisis o escasez, a las mujeres se las mandaba a casa. Ahora eso ha cambiado, las mujeres están activas porque, a pesar de todas las dificultades, este cambio que emprendieron hace años no tiene marcha atrás”, advierte la secretaria de Igualdad de UGT, Almudena Fontecha.

El peligro de la invisibilización

A pesar de ello, “la incidencia directa de la destrucción de empleo [el paro femenino ha crecido 13 puntos entre 2005 y 2012] y al aumento del trabajo precario”, como señala Bravo, provoca menos salarios, menos derechos y más desigualdad. Una desigualdad que no termina en el trabajo, sino que aumenta con la edad y se traslada a las prestaciones por desempleo y a las pensiones, de manera que también se está generando una brecha en materia de protección social. Los ingresos que perciben las mujeres determinan el acceso a una pensión contributiva (580.600 en 2012) o asistencial (539.900) y la cuantía media diaria bruta que percibe la población beneficiaria de prestaciones del nivel contributivo varía entre los 30,61 euros diarios que reciben los hombres a los 25,96 euros que perciben las mujeres, un 15,2% menos”, según UGT.

Otro factor que acaba influyendo en esta brecha en la prestación social es, como recuerda CCOO en su informe, que el 32% de las mujeres que trabaja en la Unión Europea lo hace a tiempo parcial, lo que supone un porcentaje cuatro veces superior al de los hombres (8%).

El futuro no es esperanzador. “Si los hombres que aún trabajan tienen peores salarios y crecen las pensiones asistenciales o derivadas de las mujeres, a medida que pase el tiempo tendremos pensiones de peor calidad”, pronostica Fontecha, que además denuncia que la crisis está “invisibilizando a las mujeres”. “La sociedad no es consciente de que el paro afecta más a las mujeres, que está teniendo un efecto devastador para ellas. El problema es que se considera paro estructural, se ve como un mal endémico”, critica.

Noticias relacionadas

 

http://www.publico.es/451793/de-la-brecha-salarial-a-la-brecha-en-la-proteccion-social

El gran éxito de la reforma laboral: 100 ERES diarios

Vicente Clavero

Aquí no se fía, 11 ene 2013

Los últimos datos facilitados por el propio Gobierno corroboran los catastróficos efectos que la reforma laboral vigente desde el 12 de febrero de 2012 está teniendo sobre el empleo . Después de tres bajadas consecutivas, que los apologistas de la reforma interpretaron a su conveniencia, el número de despidos colectivos volvió a crecer en octubre. Sólo ese mes, se comunicaron a la autoridad laboral 3.077 expedientes de regulación de empleo (ERE), a razón de cien diarios, con un aumento del 56% respecto a la cifra de septiembre.

Los datos acumulados son aún más aterradores: hasta octubre, 27.055 empresas se habían acogido a ese procedimiento para aligerar sus plantillas, frente a las 15.870 de los diez primeros meses de 2011. Una subida tan espectacular (el 70%) sin duda tiene que ver con el creciente deterioro de la situación económica, pero también con las notables facilidades para el despido que la reforma laboral introdujo. Desde febrero, los ERE no requieren ya autorización administrativa previa, lo que en la práctica da carta blanca a los empresarios para despedir con la indemnización mínima de 20 días por año.

No sólo el número de expedientes aumentó hasta octubre, sino también el de trabajadores afectados, que fue de 374.773, un 53% más que en el mismo periodo de 2011. Eso y la desaparición de unos 200.000 empleos públicos explican la pésima evolución del empleo en España durante los doce meses transcurridos desde el regreso del PP al poder. Según la última EPA, bajo el mandato de Rajoy, pese a los costosos sacrificios exigidos a los ciudadanos, medio millón de personas han ido a engrosar las listas del paro.

El presidente del Gobierno dijo no hace mucho que se siente satisfecho con los resultados de su reforma porque ha disminuido la destrucción definitiva de puestos de trabajo, al acogerse muchas empresas a las suspensiones temporales de empleo. Eso, sin embargo, no responde a la realidad: entre enero y octubre hubo más  trabajadores afectados por ERES temporales, sí; pero también más despedidos; en concreto, un 20,5%%, que no es moco de pavo.

En consecuencia y como era previsible, la reforma, al menos hasta el día de hoy, no ha servido para animar la creación de empleo, sino todo lo contrario. Está siendo masivamente utilizada por los empresarios para continuar, a menor coste, el ajuste laboral que empezó con el estallido de la crisis y que ha puesto a España en el umbral de los seis millones de parados. Un acierto más que los trabajadores tenemos que agradecerle a Rajoy.

http://blogs.publico.es/aqui-no-se-fia/2013/01/11/el-gran-exito-de-la-reforma-laboral-100-ere-diarios/

Marruecos: Abusan de niños trabajadores domésticos

15.11.2012 ·

Por Human Rights Watch

  • Toleran golpizas, salarios ínfimos y trabajan casi sin descanso, mientras las leyes de trabajo infantil no se aplican rigurosamente

Numerosas jóvenes, algunas de apenas 8 años, sufren abusos físicos y cumplen largas jornadas de trabajo a cambio de un sueldo ínfimo como trabajadoras domésticas en Marruecos, señaló Human Rights Watch en un informe difundido hoy.

El informe de 73 páginas, “Lonely Servitude: Child Domestic Labor in Morocco” (Servidumbre solitaria: trabajo doméstico infantil en Marruecos), comprobó que algunos niños que están en el servicio doméstico –en su gran mayoría niñas– trabajan arduamente durante jornadas de 12 horas, todos los días de la semana, en algunos casos por tan sólo US$ 11 al mes. Algunas jóvenes dijeron a Human Rights Watch que era común que sus empleadores las golpearan y las agredieran verbalmente, y que además les negaban la posibilidad de educación y a veces no les daban alimentos adecuados.

Durante la última década, el gobierno de Marruecos ha reducido los índices de trabajo infantil y ha conseguido aumentar las cifras de escolaridad. No obstante, debería controlar rigurosamente el cumplimiento de las leyes que prohíben el trabajo de menores de 15 años en el servicio doméstico, aplicando sanciones a empleadores y a quienes facilitan su contratación, creando mecanismos efectivos para identificar y recuperar de las casas de sus empleadores a los niños de menos de 15 años, y controlando las condiciones laborales de los trabajadores domésticos de entre 15 y 17 años, indicó Human Rights Watch.

“Hay niñas que son explotadas, abusadas y obligadas a trabajar extensas jornadas por un sueldo insignificante”, aseveró Jo Becker, directora de defensa de derechos de los niños de Human Rights Watch. “Si bien Marruecos ha adoptado medidas importantes para reducir el trabajo infantil, debe realizar acciones concretas destinadas específicamente a proteger a estos niños empleados en el servicio doméstico y asegurar que se cumpla la ley”.

Human Rights Watch investigó por primera vez el uso de niños como trabajadores domésticos en Marruecos en 2005. Las entrevistas efectuadas durante el estudio de seguimiento indicaron que la cantidad de niños que trabajan en el servicio doméstico se ha reducido en los últimos años, y que las campañas de educación y la repercusión que tuvo el tema en los medios de comunicación generaron mayor conciencia pública sobre los riesgos del trabajo infantil en el ámbito doméstico.

El informe se elaboró a partir de una investigación de campo efectuada en abril, mayo y julio de 2012 en Casablanca, Rabat, Marrakech y la región de Imintanoute, en la provincia de Chichaoua. Human Rights Watch entrevistó a 20 niños que anteriormente estuvieron en el servicio doméstico, además de funcionarios gubernamentales, abogados, docentes y representantes de organizaciones no gubernamentales e internacionales. De estos niños que habían estado en el servicio doméstico, 15 habían comenzado a trabajar antes de los 12 años, y todos salvo 4 aún tenían menos de 18 años al momento de la entrevista.

La mayoría de las 20 niñas entrevistadas dijeron que habían sufrido abusos físicos y verbales por parte de sus empleadores. Algunas dijeron que sus empleadores las golpeaban con la mano o con cinturones, varas de madera, zapatos o tubos de plástico. Tres afirmaron que sufrieron acoso o agresión sexual por integrantes masculinos de las familias empleadoras.

Pulsa para seguir leyendo Sigue leyendo

La fragilidad del derecho a la huelga

Amenazas más o menos sutiles de despido. El peligro a ser discriminado por la empresa de ahí en adelante. Preguntas sobre la actividad laboral en los días previos a la huelga. Son muchas las presiones que todavía coartan uno de los derechos recogidos en la Constitución española.

Oficina Precaria recoge en la red denuncias anónimas de presiones de empresas a sus empleados para que no secunden la huelga del 14N.

“Para hacer huelga un trabajador no tiene que hacer absolutamente nada, solo no ir a trabajar”, explica un abogado.

13.11.2012 · Alberto Senante

“Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus
intereses”. Artículo 28. 2 de la Constitución Española.

“Yo fui a trabajar, ya no por no perder el dinero de ese día (que no era mucho) sino por miedo a que no me renovaran. El resto de trabajadores hizo lo mismo, no faltó personal en ninguno de los pasillos que había que reponer”. Es el testimonio de David (nombre falso), trabajador de una cadena de supermercados en Almería durante la pasada huelga general.

Este empleado explica que desde días antes antes del 29 de marzo se rumoreaba que allí sólo hacían huelga los afiliados a un sindicato. El resto acudían a trabajar por miedo, porque si no te despedían “por haber fallado a la empresa”.

“Ante tales comentario empecé a plantearme el no hacerla”, explica David. En su caso, como el de tantos otros, las presiones ante la convocatoria de una huelga iban de la mano de la precariedad laboral. Contratado mes a mes desde hacía casi medio año, cualquier problema con la empresa podía suponer la no renovación el siguiente día 30. No haría falta ni un despido.

Con la justificación de informar sobre “medidas de seguridad”, David recibió la llamada en su domicilio de la jefa de personal el día antes de la pasada huelga general. Tras informarle de que se entraría por otra puerta, a otro horario y sin uniformes para evitar los piquetes, le dijo que tenía que confirmarle si acudiría al trabajo al día siguiente, siempre con el argumento de defender su seguridad, aunque él lo vivió como “un control de asistencia en toda regla”.

El mismo día de la huelga, además del habitual “fichar” a la entrada, David cuenta como los jefes de personal bajaron con un listado marcando a los asistentes, algo “extraño” para él, ya que los pagos de las horas trabajadas está controlados por una máquina.

David tuvo claro que en el caso de haber secundado la huelga no le hubieran renovado al mes siguiente y hubieran vetado su candidatura en el resto de supermercados de la cadena. Unas consecuencias que decidió que no podía permitirse.

El derecho ignorado

“Para hacer huelga un trabajador no tiene que hacer absolutamente nada, solo no ir a trabajar”. Así de rotundo se expresa Juan Lama, abogado laboralista, quien califica de “ilegales” casos como el de David. “Una de las formas que se tiene de coaccionar [al trabajador] es preguntarle si va a hacer huelga. Puede decidirlo dos minutos antes, no hace falta ningún impreso ni ninguna explicación”.

Según este activista de los derechos laborales, “mucha gente va a trabajar” los días de huelga “porque sabe de las represalias”. Y cita prácticas como cambios de turno, encargos de los trabajos más ingratos e incluso despidos.

Para Lama, el derecho de huelga no está bien regulado, más allá del principio constitucional, por lo que su aplicación se basa en la doctrina que han ido estableciendo desde los distintos tribunales y sólo podría limitarse por otros derechos fundamentales como la movilidad o la seguridad pública. Unos límites que, según él, se sobrepasan con el “abuso de los servicios mínimos” tanto en el sector público como en el privado. “A veces se imponen los servicios a los trabajadores que se piensa que les gustarían hacer huelga”, denuncia este abogado.

El registro de las amenazas

Oficina Precaria es una iniciativa de colectivos como Juventud Sin Futuro entre otros, con la idea de crear “nuevas formas de lucha frente al nuevo mercado laboral”, especialmente duro frente a los más jóvenes.

Ante cada convocatoria de huelga general, desde esta organización abren cuestionarios abiertos para que, bajo el lema de #sinmiedo, cualquier trabajador pueda denunciar de forma anónima a las empresas que cortan a sus empleados el derecho a la huelga.

Eduardo González, portavoz de Oficina Precaria cuenta que con este panorama la nota predominante en la sociedad es “mucho miedo y aceptar cualquier cosa”, por lo que intentan “dar un espacio para a los que tienen ese miedo y quieren denunciar”. Según la voluntad del trabajador, pueden iniciar una campaña de desprestigio de la empresa, enviar piquetes informativos o asesorarle jurídicamente en caso de que el trabajador decida llevar su caso a los tribunales.

En esta ocasión, el “registro de amenazas” para el 14N cita más de 250 casos de presiones a los trabajadores para que acudan a sus puestos de trabajo el día de la huelga. Algunos dan detalles como “dan ejemplos de personas que fueron despedidas por ser reivindicativas”, “nos obligan a trabajar con la amenaza de la amenaza de ir al paro” o “en la última huelga despidieron al 20% de los que la secundaron”.

Aparecen industrias, supermercados, grandes almacenes, incluso centros educativos o escuelas de idiomas. Ningún sector parece ajeno a este tipo de prácticas. En la pasada huelga del 29 de marzo un documento similar registró también hasta 250 denuncias de presiones de diferentes empresas.

“La amenaza de despido y el empeoramiento de condiciones son las amenazas más frecuentes”, concluye González.

“El que vaya a la huelga se va a la calle”

En el sindicato CNT también tienen constancia de este tipo de prácticas. Su secretario de organización de Transportes y Comunicaciones en Madrid, Julio Reyero, cree que los sectores donde se producen más presiones para no hacer huelga son las pequeñas y medianas empresas, aunque también se den presiones en las grandes corporaciones.

Como ejemplo, cita una fábrica donde el jefe reunió a todos sus empleados y les comunicó que “el que vaya a la huelga se va a la calle” y sería sustituido desde ese día por alguien de una Empresa de Trabajo Temporal (ETT). Después pidió que levantara la mano quien iba a hacer huelga…

Para Reyero, en estos casos “se vulnera la legislación más básica”. Se aprovechan de que la gente es inocente y no saben que no tienen por qué responder”. De la pasada huelga en su grupo sindical han sabido de dos despedidos por secundar la huelga, y otros casos de “traslados a peores puestos y más carga de trabajo”.

El portavoz de este sindicato reconoce que “no hay datos” sobre este tipo de prácticas, pero apunta que son “mucho más frecuentes de lo que se piensa”, sobre todo en las grandes cadenas de alimentación, la hostelería y el comercio, así como en grandes empresas nacionales como Mercadona o El Corte Inglés. Contra la primera han iniciado una campaña nacional de boicot. Sobre la segunda, reconoce que no saben qué pasa más allá de una “cuidada selección de personal”, tan sólo que “todas las huelgas abren y hay un ejército de policía para garantizarlo”.

A pesar de todo esto, la dureza de la situación económica y social del país parece que provocará un mayor seguimiento que en anteriores ocasiones. Reyero considera que se va venciendo a la “doctrina del skock” y que esta huelga tendrá un “mayor seguimiento que las anteriores”.

Como síntoma, las más de 600 mil visitas que en estas últimas semanas ha tenido el vídeo “Respira” en el que el sindicato CGT anima a participar en el próximo 14N.

Si no puedes acudir a las manifestaciones pero quieres expresar tu apoyo a la huelga general, puedes firmar en la web #estamosconvosotros.

http://periodismohumano.com/economia/la-fragilidad-del-derecho-a-la-huelga.html