Siria: discursos e imposturas

Por Juan Antonio Sacaluga

Tanto valor tiene la vida de las victimas gaseadas en Siria, masacradas en Libia o asesinadas en ciudades y aldeas kosovares, como las acribilladas a tiros en las calles de El Cairo o de Bahréin o en cárceles clandestinas de los amigos que hacen el trabajo sucio a los intereses norteamericanos. Y no todos los tiranos o asesinos reciben el mismo tratamiento.

| 30 Agosto 2013 – 18:17 h.
FOTO: Casa Blanca | Por Amanda Lucidon

FOTO: Casa Blanca | Por Amanda Lucidon

Cualquiera de estas noches (esta semana, quizás), Estados Unidos, con apoyo aliados menor, lanzará misiles desde sus aviones y barcos contras instalaciones militares sirias, en acción de represalia por el uso de armas químicas en la guerra contra los rebeldes, que parece haber causado centenares de víctimas civiles.

Se tratará de un ataque limitado, en intensidad y tiempo, cuyos efectos habrá que esperar para evaluar. Oficialmente, el objetivo no es propiciar el derribo del régimen sirio, sino efectuar un castigo por una acción indigna de gobiernos civilizados. Es decir, un nuevo acto de guerra justiciera, que tiene escasa credibilidad y menos sostenibilidad legal.

Obama se tomará tiempo para analizar el resultado de las investigaciones de los observadores de la ONU, pero miembros de su gobierno ya han adelantado que disponen de evidencias muy comprometedores para el régimen de Damasco.

Es difícil oponerse a intervenciones de este tipo porque parecen fundadas en consideraciones morales aparentemente positivas: se castiga a unos dirigentes que no dudan en emplear armas letales repugnantes contra su propio pueblo con tal de afianzar sus posiciones de poder. Ocurrió en Irak, en Kosovo, en Libia. Y ahora, con toda seguridad, en Siria. Pero los motivos morales no sólo son insuficientes porque necesitan ser sustentadas jurídicamente. Además, esa supuesta justicia es puro oportunismo o cinismo. Tanto valor tiene la vida de las victimas gaseadas en Siria, masacradas en Libia o asesinadas en ciudades y aldeas kosovares, como las acribilladas a tiros en las calles de El Cairo o de Bahréin o en cárceles clandestinas de los amigos que hacen el trabajo sucio a los intereses norteamericanos. Y no todos los tiranos o asesinos reciben el mismo tratamiento.

El sustento legal, proporcionado por la ONU, es casi imposible. Rusia bloqueará el respaldo del Consejo de Seguridad, también por conveniencia propia, aunque con argumentos diferentes a los países occidentales y árabes aliados. Otros fundamentos legales manejados, como el Protocolo de Ginebra (1925) y la Convención sobre armamento químico (1933), si bien prohíben expresamente el uso de armas químicas, no amparan ataques militares contra países que lo hagan.

EL EJEMPLO DE KOSOVO

Se ha invocado el antecedente de Kosovo como modelo de actuación en Siria. Sin embargo, existen diferencias notables entre ambos casos. Washington asegura que con esta operación inminente no pretende acabar con el régimen de clan Assad. En cambio, el ataque contra Serbia, en represalia por las actuaciones militares de represión de la rebelión armada albano-kosovar, tuvo precisamente como efecto casi directo el derrocamiento de Slobodan Milosevic. Estados Unidos destruyó no sólo la capacidad militar serbia, sino que debilitó profundamente las estructuras de poder y control político y social del hombre al que abusivamente se le ha atribuido la responsabilidad de las guerras yugoslavas de los noventa.

La decisión del entonces Presidente Clinton estuvo revestida de consideraciones similares a las que ahora emplea el entorno del Presidente Obama. Pero se trata de situaciones muy distintas y de motivaciones opuestas. Clinton quería acabar con Milosevic, lo dijera o no, y sabía que su intervención sería completamente decisiva en ese sentido. Obama se niega a involucrarse de forma directa en el desenlace de la guerra interna siria y sus principales asesores diseñan una operación limitada que carezca de esos efectos decisorios.

En todo caso, el ejemplo de Kosovo, presenta demasiadas contradicciones e incongruencias, para resultar concluyente, como ha demostrado el profesor norteamericano Michael Glennon.  Es la lógica de las relaciones internacionales: ni la invocación moral ni la causa legal responden a principios y valores universales. Los intereses de cada cual en cada momento preparan los argumentos, los adaptan y los convierten en instrumentos de las políticas convenientes.

LA RETICENCIA DE OBAMA

En el ánimo reticente de Obama influye el escaso convencimiento de que una acción limitada pueda impedir otro ataque químico sirio. Le preocupa más que se inicie una espiral de intervención que le haga tomar un partido más claro, cuando no hay una alternativa clara de poder en Damasco que resulte más favorable a los intereses norteamericanos y occidentales. Durante años, Washington y otras capitales aliadas (europeas y árabes) han estado proporcionando apoyo político, logístico y, bajo cuerda, cierta asistencia militar a la oposición armada. Pero los rebeldes han sido incapaces de formar una alianza sólida, de elaborar un programa común de gobierno y de garantizar un futuro sin revanchas ni sectarismos. Más bien al contrario, a medida que avanzaba y se envilecía el conflicto, han ido imponiéndose los elementos más radicales y revanchistas. Como es bien sabido, en muchos de los frentes donde los rebeldes llevan ventajas a las fuerzas gubernamentales, el control está en manos de militantes afiliados a Al Qaeda, con no poca presencia de combatientes no sirios. Que Estados Unidos termine propiciando el triunfo de socios de la organización fundada por Bin Laden resultaría una paradoja difícil de digerir, incluso para los más cínicos defensores de la teoría realista de las relaciones internacionales.

No obstante, un Presidente de Estados Unidos no se puede inhibir. No del todo, al menos. Por eso, hace unos meses, ante la aparente desesperación por el avance de los rebeldes en algunos frentes, se temió que el gobierno sirio empleara armamento químico pare frenarlos. Obama proclamó que esa acción hipotética constituiría una “línea roja”, que, en caso de franquearse, provocaría una respuesta norteamericana. Algunos vieron en esa declaración del Presidente un enorme reto, porque Obama se ataba las manos, se obligaba a actuar.

Como era de esperar, se produjeron posteriormente denuncias de empleo limitado de arsenal químico, algunas supuestamente acreditadas por medios solventes de prensa, como el diario francés LE MONDE. Obama no consideró probado que se hubiera rebasado esa ´línea roja” y se limitó a autorizar el envío limitado de armas a los rebeldes. Recibió críticas de unos y otros.

Ahora parece que las evidencias de ataque químico son más contundentes y difíciles de orillar. Se habrían interceptado conversaciones comprometedoras entre mandos militares del régimen que probarían el empleo de gases en los alrededores de Damasco. En todo caso, no deja de resultar extraño ese ataque químico cuando se encontraban muy cerca del lugar observadores de la ONU. Salvo que la decisión de emplear ese armamento fuera de un jefe militar local y no del alto mando sirio, lo cual no es descartable debido al relativo descontrol que se detecta también en las fuerzas gubernamentales.

LA DIMENSION REGIONAL

En todo caso, los interesados en que Washington imprima un nuevo golpe de tuerca en el reequilibrio de la balanza regional consideran que el  futuro de la guerra en Siria está vinculado al problema de Irán, que es ahora la preocupación de no pocos aliados de Estados Unidos en la zona, con Israel y reino saudí a la cabeza. Que Siria sea el gran aliado de Irán en la zona, con el apéndice nada desdeñable del partido/milicia libanés Hezbollah. La eliminación del clan Assad y, en consecuencia, del predominio histórico de la minoría alawi (rama local del chiismo) en Siria ha sido una opción muy tentadora para los gobiernos de Jerusalén y Ryad. Al cabo, en esas capitales se piensan que las franquicias de Al Qaeda que combaten ferozmente en Siria podrán ser desbaratadas una vez derribado el régimen de Assad, fortaleciendo, incluso militarmente, a los sectores más moderados y favorables a los intereses occidentales.

Obama no lo tiene tan claro. Y, en todo caso, aunque ese fuera a la postre el resultado final, el proceso sería penoso y amenazaría permanentemente, durante su desarrollo, con una implicación más o menos directa de Estados Unidos, en un momento en que el Presidente desea desembarazarse de guerras y no enfangarse en otras nuevas. Obama desea poder culminar su mandato presidencial con logros relevantes de naturaleza social en su país y lo que menos necesita es continuar destinando recursos y energía a conflictos externos de muy difícil gestión. De ahí la reluctancia de su ánimo a intervenir en la guerra siria. Así lo percibe la gran mayoría de la opinión pública norteamericana, contraria a involucrarse en este conflicto.

Hace tres años, no resultaba factible a corto plazo la desestabilización del gobierno de Damasco. Al contrario, se había ensayado un cierto acercamiento con Assad para reavivar conversaciones secretas de paz con Israel. El objetivo era el mismo: aislar a Irán; pero la estrategia era distinta: debilitando los lazos de Damasco con Teherán ofreciendo al régimen sirio otros estímulos más atractivos. Uno de los participantes en esa estrategia de acercamiento fue precisamente John Kerry, hoy jefe de la diplomacia norteamericana y entonces cabeza de la Comisión de Relaciones exteriores del Senado. La rueda del tiempo arroja estas paradojas.

En definitiva, Obama decidirá atacar, atrapado en su propio discurso ‘humanitario’. La reputación moral de Estados Unidos será reivindicada (al menos para los incautos). Assad podrá encajar el golpe y, aunque invoque venganzas catastróficas, se contentará con recomponer el tipo y seguir ganando terreno, como ha hecho en los últimos meses.  Los medios se ocuparán de esta escaramuza y dejarán de prestar atención, por unos días, a otros escenarios sangrientos regionales como Irak (que ha vivido un verano atroz), Egipto (donde los generales ya actúan sin máscara  con una lógica represiva sin ambages) o la propia guerra interna siria abandona a una deriva sin final a la vista.

http://www.nuevatribuna.es/articulo/mundo/siria-discursos-imposturas/20130830180153095996.html

EEUU no puede relacionar el ataque químico en Siria directamente con el Gobierno

29/8/2013

x Russia Today

Los servicios de inteligencia del régimen estadounidense no encuentran la relación, filtra la agencia de noticias ‘AP’. Si cae Siria, cae Irán y luego Rusia

Según la agencia, que hace referencia a un oficial de inteligencia y dos altos cargos políticos de EE.UU. que hablaron bajo la condición de anonimato, las conversaciones interceptadas de los militares sirios no aportan evidencias suficientes para vincular los ataques químicos con Al Assad.

Detallan que en las conversaciones no hubo referencia alguna a un oficial de alto rango del círculo del presidente como para atribuir inequívocamente la orden del uso del gas mortal al mandatario sirio.

‘AP’ denuncia que precisamente esta es la razón por la cual la Casa Blanca todavía no ha presentado al público el informe que prometió hace tiempo sobre el caso sirio. Con la colaboración de Jordania, Arabia Saudita, Israel e informadores locales, la inteligencia de EE.UU. sigue buscando datos adicionales que excluyan la posibilidad de que el Ejército hubiera recurrido al armamento químico sin la autorización de Al Assad.


“Si cae Siria, cae Irán y luego el ataque va directamente contra Rusia”

Poder atacar Irán, promover intereses propios en Oriente Próximo, lanzar una destrucción generalizada de la región y lanzar “un enorme desafío a Rusia” son los objetivos de la intervención internacional en Siria, según el analista Adrian Salbuchi.

“Lo que quiere EE.UU. es llegar a Irán, pero a través de Damasco. Primero, tienen que hacer caer a Damasco para concentrar luego todo el fuego contra Irán”, insiste Salbuchi. Las acusaciones contra el Gobierno de Al Assad sobre el uso de gas mortal son absurdas, opina. “En EE.UU. hay una actitud de tolerancia cero hacia los estados auténticamente soberanos que no se alinean a EE.UU. No hay puntos intermedios: o se está con EE.UU. o se está en contra de ellos”, comenta el analista.

Al mismo tiempo, advierte de que una acción militar en Siria podría desembocar en unas consecuencias totalmente imprevisibles. “Siria es un aliado tradicional de Rusia. Si cae Siria, luego cae Irán y luego el ataque va directamente contra Rusia, con lo cual estamos viviendo momentos muy, muy peligrosos. Se está jugando con fuego y el descontrol de esta situación incluso podría derivar en una confrontación entre las potencias occidentales y Rusia y sus aliados de consecuencias absolutamente imprevisibles”, argumenta.

La retórica bélica de países como EE.UU., Reino Unido, Francia, Turquía y Alemania hacia Siria se incrementó en los últimos días. A pesar de que los investigadores de la ONU todavía no han confirmado los ataques químicos durante el conflicto sirio, dan por hecho el uso de gases mortales por parte de las tropas gubernamentales e insisten en la necesidad de emprender una acción militar en Siria sin la autorización de la ONU, ya que la iniciativa requeriría la aprobación por parte de Rusia y China en el Consejo de Seguridad, y ambos estados se oponen a la intervención internacional en el país árabe.

http://actualidad.rt.com

http://www.lahaine.org/index.php?p=71325

Siria, el imperio Yanqui y el miedo

 por Octavio Fraga Guerra

Miércoles, 28 de Agosto de 2013
Están dispuestos a matar y aniquilar a pueblos enteros sin que la paz se asome a nuestras ventanas, a nuestros portales.

El imperio yanqui alista sus garras para dar un golpe demoledor al pueblo sirio. La historia de esta declarada y reiterada prepotencia tiene una cronología fundamentada en hechos históricos. Pero hablo de la incapacidad de los “emperadores” de este planeta en renunciar a los más viles y sanguinarios métodos para resolver los “problemas del Medio Oriente” y de la humanidad, en el que Siria y su gobierno ocupa portadas hoy.

Hombres y mujeres, niños y niñas de Iraq, de Afganistán y de Libia han quedado en las cunetas de la muerte como cifras sin historias y sin nombres. Son los anónimos de un escalonado y calculado genocidio que está aún por ser contabilizado. A fin de cuentas para los gobernantes asesinos del “American way of life” son eso. Cifras, números inocuos, datos estadísticos, ceros y unos de potentes servidores y poco más.

Ellos cumplen una “noble tarea”. Tomar el control de las grandes reservas de petróleo de la región para perpetuar un modelo de sociedad, donde el consumo es el declarado indicador de prosperidad y desarrollo en un sistema decadente, prepotente, genocida y guerrerista. Un modelo de sociedad excluyente, elitista y clasista que persiste aferrado al papel moneda como el principal estatus de la felicidad.

Están dispuestos a matar y aniquilar a pueblos enteros sin que la paz se asome a nuestras ventanas, a nuestros portales. Los que vivimos “en el primer mundo”, seguiremos gozando de las “bondades” de estos descerebrados de la historia ante un planeta que solloza de dolor y de impotencia por la brutalidad de estos bárbaros vestidos con elegantes corbatas. Pero esta “certeza” esta enflaqueciendo.

El criminal de guerra Barack Obama y sus aliados de occidente -en las últimas décadas- han sembrado el terror en millones de hombres y mujeres de nuestra única casa. Obama ha continuado la labor guerrerista de su antecesor George W. Bush. El otorgamiento infame como Premio Nobel de la Paz ha sido una ancha puerta para continuar con su ofensiva militarista.

Las protestas de los movimientos sociales de los Estados Unidos en contra de las políticas económicas del norte imperial han sido brutalmente reprimidas. En Chile los dignos estudiantes que luchan en la calle por una educación pública, han probado la bota de la gendarmería, heredera del espíritu del dictador Augusto Pinochet. A Sebastián Piñera no le ha temblado la mano para amedrentar el reclamo de los jóvenes que sueñan con un modelo educativo público y para todos.

El pueblo griego ha dado pruebas de dignidad, de lucha y de entereza ante el robo de sus exiguos recursos financieros de mano de políticos, bancos y empresarios carroñeros. La Unión Europea y los principales mecanismos financieros internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, entre otros) han sabido ahogar a millones de griegos que viven en condiciones de penurias. Europa es hoy un rebotar de indignación ante los poderes subordinados al gran capital. La democracia representativa está en la mirilla de los claman por un mundo justo y de iguales.

El pueblo español ha sido particularmente reprimido en los últimos dos años, en medio de un escenario convulso de cambios en la sociedad. Pero más que cambios, asistimos al reforzamiento y la aceleración del modelo capitalista. En esta carrera el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha hecho su labor de zapa de manera burda, dejando clara su verdadera esencia ideológica. Los postulados del franquismo están vigentes en un Estado Español que vive en la incertidumbre.

El símbolo de la represión en tierras del Quijote, han sido los más de veintes jóvenes que han perdido sus ojos por la brutalidad de las fuerzas policiales que en nombre de la ley “hacen su trabajo”.

Asistimos por tanto a la década del miedo. Seguramente los historiadores podrían ampliar este período, pero prefiero afirmar en base a certezas. Obama y sus cómplices guerreristas han sabido inocularlo en tiempos de crisis. Se habla de una crisis económica global. Yo afirmo que estamos ante los balcones de una crisis universal de los valores.

La guerra, la manipulación y la desinformación de los medios. La privatización de los recursos estratégicos. El posicionamiento en un segundo plano de los valores sociales, políticos y culturales de los pueblos. El perfeccionamiento de las herramientas de control con el uso de las redes y los sistemas de espionaje, -entre otras de particular importancia-, son parte de una gran estrategia que se empeña en aniquilar las más nobles causas de la humanidad.

Vivimos en una sociedad global fragmentada. Esta llana idea es la mejor expresión del miedo. Cada quién se ocupa de lo suyo. Cada familia es un mundo de cascarón a puertas cerradas. Las urgencias que nos deberían ocupar a todos son asunto de la ley, del estado capitalista y del orden público. Pero la ley, el estado capitalista y el orden público están -cada vez más- corroídos y apestan.

Los medios juegan un protagónico rol en inocularnos el miedo por todas las vías posibles. No podemos olvidar el papel ejecutor de soldadesca brutal que juegan las fuerzas policiales en acallar la voluntad soberana de los pueblos.

Ante la muy probable intervención militar de las tropas yanquis en territorio sirio, la humanidad ha de ser convocada para detener este genocidio. La guerra ha de ser desterrada de nuestra casa.

¿No basta con la lección aprendida en toda la historia de la humanidad? ¿Cien millones de hombres y mujeres muertos en la Segunda Guerra Mundial no son hechos suficientes para hacer causa común? ¿Tendrán que explotar otras bombas nucleares como sucedió en Hiroshima y Nagasaki responsabilidad del gobierno de los Estados Unidos para que entendamos de una vez y por todas lo que está en juego en nuestro planeta?

Podría seguir aportando hechos históricos como la participación activa y protagónica del gobierno de los Estados Unidos en lo que hoy es conocido en los anales de la historia como la “Operación Cóndor”. Cientos de miles de latinoamericanos murieron, fueron torturados o fueron forzados al exilio ante la brutalidad de las dictaduras en una América que hoy exhibe luz, unidad y esperanza.

Ante los hechos que se nos avecinan, debemos despojarnos de toda flaqueza y unirnos ante una tarea gigante, noble y necesaria. La paz definitiva entre todos los pueblos. Nos asiste el deber moral de exigirles a los gobernantes de Occidente y los que apoyan la guerra contra Siria, que se sienten a dialogar pues es la única acción posible en este escenario convulso de nuestro planeta.

www.cinereverso.org

http://www.kaosenlared.net/secciones/s/derechos-humanos/item/66759-siria-el-imperio-yanqui-y-el-miedo.html

Obama dice que aún “no ha tomado una decisión” sobre una posible intervención en Siria

 

“He recibido opciones por parte de nuestras fuerzas armadas, y he tenido extensas discusiones con mi equipo de seguridad nacional”, dice el presidente de EEUU

 

EFE Washington 29/08/2013

 

Obama, este miércoles en Washington. REUTERS/Kevin Lamarque

Obama, este miércoles en Washington. REUTERS/Kevin Lamarque

 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó este miércoles que aún “no ha tomado una decisión” acerca de un eventual ataque a Siria, pero dejó claro que atribuye al régimen de Bachar al Asad el uso de armas químicas contra civiles, por lo que deberá rendir cuentas.

“No he tomado una decisión (con respecto a Siria), he recibido opciones por parte de nuestras fuerzas armadas, y he tenido extensas discusiones con mi equipo de seguridad nacional”, dijo Obama en una entrevista con la televisión pública PBS.

Noticias relacionadas

http://www.publico.es/internacional/465062/obama-dice-que-aun-no-ha-tomado-una-decision-sobre-una-posible-intervencion-en-siria

 

Nuevo fraude de las pruebas sobre las armas químicas en Siria

Parecen existir serias dudas de que el ataque con armas químicas en Siria se haya efectuado por las tropas gubernamentales; muchos indicios apuntan a que hayan sido los rebeldes los causantes.

A continuación dejo este vídeo desmontando la versión de U.S.A. y otros países para justificar la intervención armada en Siria.

Fuente en Youtube: ArmasContraGuerrasArmasContraGuerras

http://www.youtube.com/watch?v=eZJYs5Qnyjc&feature=youtu.be

 

Amplio rechazo mundial a una intervención militar contra Siria

El secretario general de la ONU, el Parlamento Europeo, Rusia, China y Líbano fueron algunas de las voces que cuestionaron los preparativos militares. Piden pruebas sobre el uso de armas químicas.

Las autoridades de varios países y organismos internacionales rechazaron hoy una posible intervención militar en Siria por parte de las potencias occidentales, como respuesta al presunto uso de armas químicas en el país árabe.
.
.

.

El canciller de Rusia, Serguei Lavrov, expresó que una intervención militar en Siria sólo logrará desestabilizar más la situación en el país árabe que desde hace dos años atraviesa una guerra civil, donde el Ejército se enfrenta a insurgentes armados que quieren derrocar al presidente Bashar Al Assad.

Lavrov mantuvo una charla telefónica con el negociador de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi, en la que acordaron que “todas las partes deben ser responsables y no repetir los errores del pasado”, en referencia a la invasión estadounidense en Irak en 2003 por la presunta presencia de armas de destrucción masiva que nunca fueron halladas.

En un comunicado firmado por la Cancillería rusa, destacan que el agravamiento de la tensión en Siria se debe “a las declaraciones y pasos dados por una serie de países” como Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, que ayer se mostraron dispuestos a atacar al país árabe.

En tanto, Brahimi negó que una eventual intervención militar en Siria tenga legitimidad, al enfatizar que para eso necesitan el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

“El derecho internacional es claro con respecto a esto y dice que una acción militar debe ser emprendida después de una decisión del Consejo de Seguridad”, afirmó el diplomático argelino.

En la misma línea, el presidente del Líbano, Michel Suleiman, abogó por la búsqueda de una solución política al conflicto en el país vecino, al tiempo que reiteró su llamado a mantener el Líbano al margen de la crisis en vistas de preservar la seguridad de su país.

“Hemos decidido seguir ese asunto manteniendo nuestros deberes y obligaciones humanitarias y jurídicas, pero protegiendo al Líbano de las repercusiones y de las cargas adicionales que pueden incrementar la tensión”, expresó Suleiman citado por la agencia de noticias EFE.

Asimismo, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hizo hoy un llamado a agotar las instancias diplomáticas antes de cualquier intervención militar en Siria, y pidió tiempo para que los expertos de la ONU que ingresaron hoy a investigar el presunto uso de armas químicas, terminen el peritaje.

“Demos una oportunidad a la paz, demos una oportunidad a la diplomacia”, rogó Ban desde la sede de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya.

Por su parte, el Parlamento Europeo consideró fundamental que antes de una eventual ataque se presenten pruebas concluyentes sobre el uso de armas químicas.

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Elmar Brok, solicitó a Estados Unidos que publique las pruebas que dice tener sobre el uso de armas químicas por parte de las fuerzas de Al Assad.

En la misma línea, un grupo de socialistas y demócratas dentro de ese Parlamento pidió “pruebas exhaustivas” antes de avanzar con cualquier intervención.

Por otro lado, el gobierno chino, si bien mantuvo silencio sobre la campaña militar que prepara Estados Unidos, a través de un diario oficialista hizo referencia a una repetición de la guerra de Irak hace diez años.

“La esencia de la guerra de Irak fue esquivar a las Naciones Unidas y cambiar el Gobierno de una nación soberana con ayuda de la fuerza”, afirma la editorial de hoy del Diario del Pueblo.

Asimismo recuerda que aquel conflicto “contravino los principios básicos de moralidad y justicia” y puede repetirse de forma inminente en Siria.

Agrega que la comunidad internacional debe “evitar que en Siria se repita lo sucedido hace una década en Irak, cuando Estados Unidos usó el pretexto de las armas de destrucción masiva para derrocar el gobierno de Saddam Hussein”.

Las amenazas contra Damasco comenzaron luego de que la semana pasada la oposición siria denunciara que el ejército usó armas químicas en un ataque que dejó más de mil muertos, según un sector de la oposición, y 400 según otra rama.

El gobierno negó “categóricamente” haber usado armas químicas y señaló que fueron sus soldados quienes hallaron tóxicos en un refugio de los insurgentes y hoy presentó pruebas de ello ante la ONU.

EEUU y Reino Unido ultiman los preparativos para una inminente intervención militar en Siria

 

Según la NBC, el ataque, liderado por Washington, comenzará este mismo jueves, el mismo día en el que el Parlamento británico votará “el plan de contingencia” preparado por Londres. Obama publicará en breve un informe para sustentar su creencia en que Al Asad usó armas químicas

 

PÚBLICO Londres 27/08/2013

Un caza AV-8B Harrier estadounidense despega del portaaviones USS Kearsarge en el Mediterráneo.

Un caza AV-8B Harrier estadounidense despega del portaaviones USS Kearsarge en el Mediterráneo.– AFP

 

 

 

EEUU y Reino Unido están acelerando los preparativos para una posible intervención militar en Siria al margen de Naciones Unidas. La NBC, que cita a altos funcionarios de la Casa Blanca, asegura que los primeros ataques con misiles, liderados por Washington, comenzarían de inmediato, incluso “este mismo jueves”. Según esta misma cadena, las acciones militares se ejecutarían durante un periodo limitado de tres días.

El presidente de EEUU, Barack Obama, no tiene dudas de que el régimen sirio es responsable del uso de armas químicas y de que “debe haber una respuesta”, pero aún no ha tomado una decisión sobre cómo hacerlo, dijo hoy la Casa Blanca. El portavoz de Obama, Jay Carney, ha asegurado que en los planes de EEUU no se encuentra un cambio de régimen en Siria.

Este martes, el primer ministro británico, David Cameron, interrumpió sus vacaciones y regresó a Londres. Su portavoz en Downing Street informó a los periodistas de que “es razonable asumir que las Fuerzas Armadas están preparando un plan de contingencia” ante un eventual ataque. Más que asumible, parece un hecho ya que el mismo portavoz aseguró a los periodistas que el Ejecutivo de Cameron está buscando los resquicios legales apropiados para atacar Siria sin pasar por la votación de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

La decisión ha provocado cierta preocupación entre la oposición laborista, que ha reclamado esta mañana al primer ministro más datos acerca de la intervención militar. Algunos diputados han forzado una votación en Westminster que, según ha confirmado Cameron a través de Twitter, se llevará a cabo este jueves, coincidiendo con la fecha que la NBC ha adelantado de la inminente acción militar.

A menos de una semana del ataque químico en un barrio de las afueras de Damasco ─ en el que según Médicos Sin Fronteras murieron al menos 355 personas y otras 3.600 fueron ingresadas por intoxicaciones ─ Washington y Londres, acompañados en los coros por París, se han apresurado a acusar al régimen de Bashar al Asad de la autoría del suceso. Durante todo el fin de semana los mensajes que han partido de las tres potencias occidentales acusaban directamente a Damasco de haber empleado armas químicas contra la población civil.

Los expertos de la ONU comenzaron ayer a recoger muestras para esclarecer si realmente se produjo ese ataque. Sin embargo lo más probable es que ni Cameron ni el presidente de EEUU, Barack Obama, estén dispuestos a esperar a que concluyan las pesquisas. La Casa Blanca, que dice tener pruebas contundentes, dará su propia versión de los hechos en breve. Según la cadena CBS, la administración Obama presentará entre hoy y mañana un informe que sustente sus sospechas.  “Ya veremos lo que concluye la ONU. Pero como ha dicho el ministro de Exteriores [William Hague] es posible que, como el régimen impidió que los expertos de la ONU accedieran al lugar del ataque desde el primer día, las pruebas se hayan destruido, ocultado o dañado”, dijo el portavoz de Downing Street.

El lunes, el secretario de Defensa de EEUU, John Kerry, también dio a entender que sus pruebas eran irrefutables y que Al Asad tendría un escarmiento. En el mismo sentido, el portavoz de Cameron aseguró esta mañana que el hipotético ataque militar “tiene un objetivo disuasorio” contra todos aquellos que quieran usa de forma “horrenda” armas químicas.  Por el momento se desconoce qué modalidad pueden emplear ambos países para atacar Siria, pero todo hace indicar que se tratará de un bombardeo desde el mar.

La retórica de Irak

Rusia y China, aliados de Al Asad, han mostrado su disconformidad con los planes de Cameron y Obama. Pekín, a través de una nota de la agencia Xinhua, denunció que el discurso recuerda demasiado al empleado antes de invadir Irak. “Una acción militar sería irresponsable y peligrosa. Para empezar, el escenario actual recuerda al que precedió a la guerra de Irak, cuando EEUU comenzó a hacer acusaciones sobre la existencia de unas armas de destrucción masiva que después resultaron ser falsas”, decía el comunicado.

Blair apoya la guerra contra “el extremismo” en cualquier parte del mundo. “No deberíamos quedarnos de brazos cruzados”, dice.

Desde Moscú, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Alexander Lukashevic, dijo que “cualquier intento para evitar al Consejo de Seguridad [de la ONU] una vez más y crear excusas artificiales sin ningún tipo de fundamento para intervenir militarmente en la región conllevarán un sufrimiento adicional en Siria y tendrán consecuencias catastróficas para otros países en Oriente Próximo y África”.

Uno de los protagonistas principales de la invasión de Irak, Tony Blair, ha dado su particular punto de vista en un articulo en The Times y ha llamado a la comunidad internacional a intervenir y “no cruzarse de brazos” ante lo que él ve como un aumento del extremismo en la región. La retórica sigue siendo la misma de hace diez años: “No deberíamos permanecer neutrales. Desde la amenaza del régimen iraní a una Siria que se está pulverizando pasando por el dolor de la revolución en Egipto, Libia, Túnez, África y Asia Central, allí donde el extremismo esté destruyendo vidas inocentes, nosotros deberíamos estar de su lado”.

Por su parte, los embajadores de los países de la OTAN analizarán este miércoles en Bruselas los últimos acontecimientos en Siria en un encuentro que ya estaba previsto y que tratará también otros asuntos. Es la primera reunión que celebre el Consejo del Atlántico Norte tras el parón veraniego. “Los aliados están profundamente preocupados por las crecientes pruebas del uso de armas químicas en Siria”, indicó a Efe una fuente de la Alianza, que recordó que para la organización la utilización de ese tipo de armamento sería algo “completamente inaceptable” y una clara violación de la legalidad internacional.

Siria responderá a un ataque

Mientras, en una rueda de prensa, el ministro de Exteriores de Siria, Walid Muallen, calificó de infundadas todas las acusaciones vertidas sobre el régimen, sugirió que EEUU estaría violando la legislación internacional, advirtió de que Siria se defenderá por todos los medios ante un posible ataque y avisó del peligro que una intervención de este tipo tendría para la región: “El ataque beneficiará al frente Al Nusra“, la rama de Al Qaeda en Irak, cuyos combatientes desembarcaron en Siria hace un año no precisamente para ayudar a los sirios a hacer una revolución contra Al Asad.

“Estamos oyendo golpear los tambores de guerra a nuestro alrededor. Si estos países,  están dispuestos a lanzar una agresión o acto militar contra Siria, creo que el pretexto de las armas químicas es falso, carece de base o fundamento. Y, como ya he dicho, les reto a que produzcan cualquier tipo de prueba”, declaró Muallen, que acusó a Hague de “propagar información falsa a la opinión pública” para justificar un eventual ataque.

http://www.publico.es/internacional/464687/eeuu-y-reino-unido-ultiman-los-preparativos-para-una-inminente-intervencion-militar-en-siria

Estados Unidos tiene 2500 niños y niñas encarceladas. 79 de ellxs con cadena perpétua

por Kaos. Derechos Humanos

Domingo, 25 de Agosto de 2013
Casi dos tercios de lxs condenadxs son negrxs y 175 son niñas. La Corte Suprema estadounidense declaró inconstitucional, esta pena a menores, pero 29 estados la mantienen como ley. Según Amnistía Internacional, Estados Unidos es el único país del mundo que aplica penas tan rigurosas a menores.
Fuente: Agencia walsh
El número de menores detenidos se ha sextupilcado desde 1966.
A continuación la nota tomada de la página TeInteresa.es
Casi 2.500 menores de edad, sin posibilidad de libertad condicional
EEUU tiene a 79 niños con menos de 14 años condenados a cadena perpetua
18/09/2012 – Cristian López
* Casi dos tercios de los miles de menores condenados a cadena perpetua son de color y 175 niñas, algunos de los cuales llevan más de media vida encerrados.
* La Corte Suprema, el más alto tribunal de EEUU, declaró inconstitucional en mayo esta pena a menores, pero 29 estados todavía lo establecen por ley.
Cristian Fernández se enfrenta a la mayor condena posible para un menor en EEUU: la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Eso equivale a pasar el resto de su días entre rejas. A sus trece años, Cristian será juzgado por un tribunal de Florida como un adulto por el asesinato en primer grado de su hermanastro de dos años y por abusar de otro de cinco en marzo de 2011.
Si es condenado a cadena perpetua en junio, fecha del juicio, se convertiría en una de las personas más jóvenes en recibir esta pena en EEUU, pero no el único niño sentenciado a morir en una prisión norteamericana. En la actualidad, 79 presos con menos de 14 años se encuentran cumpliendo cadena perpetua sin posibilidad de excarcelación, de los casi 2.500 menores condenados en el país a estar toda su vida en una cárcel, según cifras de Human RightWatch, un 16,4% del total de presos. Casi dos tercios de estos menores son jóvenes de color y 175 niñas, algunos de los cuales llevan más de media vida encerrados.
Una polémica que se reabre después de que la Corte Suprema, el más alto tribunal de EEUU, declarase en mayo de este año que la cadena perpetua a menores era inconstitucional. Se trataba de la tercera decisión sobre esta materia que tomaba el grupo de nueve magistrados: en 2005 abolió la pena de muerte para este colectivo, salvando a 50 niños del corredor de la muerte, y en 2010 declaró inválida la cadena perpetua para 130 menores sin delitos de sangre.
A pesar de ello, la histórica decisión no supone el fin de estas condenas, como ha quedado patente en el caso de Cristian Fernández. Con cinco votos a favor y cuatro en contra, la Corte Suprema concluyó “que cualquier jurado o juez debe tener en cuenta los factores atenuantes que han llevado al joven a cometer el delito antes de imponer una condena que implique pasar toda la vida en prisión”.
El alto tribunal se pronunció respecto al caso concreto de dos menores de 14 años, Evan Miller y Kuntrell Jackson, aunque la sentencia sentó jurisprudencia. “Espero que la mayoría de los convictos tengan nuevas sentencias, y admito que esta nueva decisión por parte puede hacer que los Estados cambien las condenas por su cuenta o modifiquen sus leyes”, sostenía Bryan Stevenson, abogado de ambos menores, tras conseguir la rebaja para sus defendidos.
EEUU dificulta la imposición de estas penas, pero no las prohíbe
Los magistrados del Supremo dejaban claro que “la posibilidad de que estas condenas se den, va a ser muy baja”, aunque no imposible, al acogerse a la Octava Enmienda, que garantiza el derecho a no ser sometido a castigos inusuales o crueles, a la inmadurez e impulsividad de los condenados para adoptar penas menos rigurosas que a un adulto.
Dejaba sin embargo la puerta abierta a la posibilidad de que sean juzgados como un mayor de edad, como es la situación de Cristian Fernández. Además, algunos de los miembros del alto tribunal expusieron sus reticencias a la decisión. “No hay nada en nuestra Constitución que autorice a esta Corte a cambiar esta decisión”, aseguraba el juez Thomas.
La facción más conservadora formada por su presidente, John Roberts, y los jueces AntoninScalia, Clarence Thomas y Samuel Alito se opuso rotundamente a la medida, argumentando que “las decisiones sobre las sentencias más apropiadas para los adolescentes asesinos tienen que ser tomadas por los legisladores y no por los tribunales”.
29 estados no diferencian entre homicidas adultos y menores
Y es que en 29 estados norteamericanos, la ley todavía establece la cadena perpetua para el homicidio, con independencia de si el crimen ha sido cometido por un menor. Los Estados tienen libertad para determinar su duración máxima, la mínima es de 10 años, aunque la mayoría todavía recoge la pena de por vida, sin libertad condicional, siendo el único país del mundo en aplicar esta severa pena contra los menores, según Amnistía Internacional.
Varios tratados internacionales prohíben precisamente la imposición de estas condenas, como el artículo 37 de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño de 1989, ratificada por todos los países salvo EEUU y Somalía. Por otro lado, la Convención Internacional de Derechos Civiles de 1966 fue firmada por EEUU a cambio de incluir una excepción a la prohibición para condenar a menores en “circunstancias excepcionales”.
Los menores con cadena perpetua se ha multiplicado por seis desde 1966
Entonces había 400 menores en esa situación, ahora son más de 2.500 los niños que podrían pasar el resto de su vida tras las rejas. Una situación que parece no tener fin, a pesar de las sentencias del Supremo norteamericano. De hecho, el Departamento de Justicia de EEUU reconoce hasta 29 casos de menores de 14 años que han cometido asesinatos en los últimos dos años.
Cristian Fernández podría convertirse en unos meses en uno de esos menores que crezcan y envejezcan en prisión. La acusación de la Fiscalía para juzgarlo como un adulto por la gravedad de su crimen fue aceptada por el juez. De nada sirvió una iniciativa popular que recogió más de 190.000 firmas en todo el país para que sea juzgado como lo que es, un menor.
La fiscalía se opone a esta petición, que permitiría que Fernández quedase libre con 21 años. “Tenemos que proteger a la sociedad de este individuo. Aplicar la pena máxima a un niño de 12 años es algo muy triste, pero es la única medida legal que tenemos para asegurar la seguridad de los ciudadanos”, aseguraban los responsables de la acusación contra el menor.
Leer más: EEUU tiene a 79 niños con menos de 14 años condenados a cadena perpetua

http://lists.kaosenlared.net/secciones/s/derechos-humanos/item/66394-estados-unidos-tiene-2500-ni%C3%B1os-y-ni%C3%B1as-encarceladas-79-de-ellxs-con-cadena-perp%C3%A9tua.html

América Latina sigue siendo prioritaria para EEUU, en lo militar y por sus materias primas

x Enric Llopis / Claudio Katz, 24/07/2013

169

 

Entrevista con el economista e investigador argentino, Claudio Katz :: EEUU mantiene un juego diplomático de tolerancia y otro subterráneo de militarización

 

El profesor y economista Claudio Katz (Argentina, 1954, su página web es http://katz.lahaine.org/ ) se destaca por una brillante capacidad de síntesis. “Puede que me venga de la época, hace ya muchos años, en la que colaboraba en prensa económica”, ironiza. En unos cuantos brochazos se muestra capaz de componer un acertado fresco que nos aproxime a la realidad política y económica de América Latina. Además de docente en la Universidad de Buenos Aires, Claudio Katz es autor de numerosos trabajos de investigación sobre el capitalismo contemporáneo, la crisis sistémica global y el impacto del neoliberalismo en América Latina. Ha publicado “El porvenir del socialismo” (2004), “Las disyuntivas de la izquierda en América Latina” (2008), “El rediseño de América Latina. ALCA, MERCOSUR y ALBA” (2006) y la más reciente, “La economía marxista hoy. Seis debates teóricos” (2009). Katz forma parte además del colectivo de Economistas de Izquierda (EDI) argentino.

¿Cómo afecta, a grandes rasgos, la presente crisis global a Latinoamérica?

Realmente no es América Latina un epicentro de la crisis sistémica global. Es una de las pocas regiones golpeada sólo de manera relativa. Pienso que esto responde, en términos muy generales, a una valorización de las materias primas, productos combustibles y minerales que América Latina exporta. Y a que la crisis financiera ya nos golpeó hace una década. Estos dos factores han otorgado a América Latina un margen, aunque inestable y frágil, para recuperar ingresos fiscales provenientes de la exportación y poner en marcha políticas asistencialistas. Pero se trata de un alivio coyuntural, que dependerá de cómo continúe la crisis global.

Actualmente Venezuela es uno de los grandes ejes donde se dirime la correlación de fuerzas en el continente. ¿Cómo observas la coyuntura tras la muerte de Chávez y la victoria electoral de Maduro?

Hay una cosa muy evidente. La derecha va a intentar acceder al gobierno, sea por la vía electoral, sea mediante provocaciones. Ten en cuenta que se trata de una derecha golpista que ensaya diferentes vías. De hecho, en los últimos años tenemos antecedentes de golpismo institucional en Honduras y Paraguay. En Venezuela hemos de ver cuál es la respuesta del gobierno y del movimiento popular. Se ofrecen dos perspectivas: radicalizar el proceso y encauzarse por una vía de transición al socialismo; o que el proceso se congele e involucione. Esperemos que se imponga la primera opción.

Desde el año 1959 se mantiene, con todos sus cambios, el referente cubano. ¿Qué opinas de la política de “lineamientos” y el nuevo periodo de reformas económicas?

Las reformas son una necesidad entendida por el pueblo cubano. Se discuten, hablando muy en general, tres vías, que hemos de ver en qué grado prevalecen o se combinan entre ellas: Mayor peso del cooperativismo; más peso de la intervención estatal en la economía; y mayor espacio para la pequeña empresa privada. Es un proceso que, por supuesto, entraña riesgos y posibilidades de incremento de la desigualdad, pero Cuba no dispone de otro camino para solventar las conquistas sociales. Ahora bien, hay varios elementos decisivos. Todo dependerá de la participación popular, el que se dé una mayor democratización y la capacidad para encontrar formas de introducir “mercado” sin volver al capitalismo.

Otro foco decisivo en el equilibrio geopolítico latinoamericano es Colombia, país al que se compara con Israel a la hora de evaluar su rol en el continente. ¿Qué consideración te merece la presidencia de Santos y el proceso de paz?

Con Santos continúa en el país el estado de militarización y persecución del movimiento popular. En cuanto al proceso de diálogo, si la conclusión es la paz me parece positivo; pero otra cosa es que las conversaciones se conviertan, como sucedió en la década de los 80, en la cobertura de una nueva agresión. Entonces, después de la legalización de la Unión Patriótica, procedieron a su exterminio. Otra cuestión es que la paz ha de llegar de la mano de la reforma agraria, tal como plantea la insurgencia. Lo realmente difícil es lograr la paz, la reforma agraria y derrotar, al mismo tiempo, las intenciones belicistas. Piensa que en Colombia hay instaladas seis bases militares norteamericanas y el país ha firmado un acuerdo con la OTAN. En resumen, hay grandes expectativas en América Latina y en la sociedad colombiana de que se alcance la paz; las poblaciones lo desean; no así los grupos paramilitares, la derecha y el partido republicano estadounidense.

¿Consideras que la bota militar norteamericana se ha levantado un tanto en América Latina para focalizarse en otros escenarios?

No es cierto que a Estados Unidos ya no le interese nuestro continente, aunque se diga que están priorizando el mundo árabe o las negociaciones con China. América Latina continúa siendo un territorio estratégico para Estados Unidos en el plano militar y como abastecedor de recursos naturales. Actualmente están adaptando su estrategia militar global con menores inversiones de tropa (modelo Irak) y mayor dosis de tecnología y operaciones de inteligencia (por ejemplo, con los asesinatos selectivos de enemigos que Obama señala; los ataques con aviones no tripulados o “drones”; o con el espionaje). En definitiva, Estados Unidos es el “sheriff” global del capitalismo y está ajustando su papel. Respecto a América Latina, mantiene un juego diplomático de tolerancia y otro subterráneo de militarización, como se expresó hace dos años en el golpe de Honduras, la continuidad del bloqueo y provocaciones a Cuba y el sostén de las bases militares en Colombia. Siempre con los argumentos de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

Influencia norteamericana que determina la configuración de los bloques en conflicto

En efecto. Existe un primer bloque política y económicamente neoliberal, que se concreta, por ejemplo, en los Tratados de Libre Comercio (TLC) y con gobiernos derechistas. Es el eje del Pacífico, donde Estados Unidos tiene asociados a México, Colombia, Chile, Perú y varios países de Centroamérica. Insisto, se trata de un eje de continuidad del neoliberalismo ortodoxo, la apertura comercial, las desregulaciones y las privatizaciones, todo ello con efectos devastadores sobre la población. Entre los países citados y Estados Unidos se produce una relación de dependencia política y militar. Pero también de asociación económica entre las clases privilegiadas de estos países y el “amigo” norteamericano.

Distingues un segundo bloque

Es el caracterizado por un regionalismo capitalista más autónomo de Estados Unidos. Básicamente se trata del MERCOSUR, de países como Brasil y Argentina. Implementan políticas exteriores más soberanas que los países del primer bloque; promueven ciertas concesiones sociales; se da una mayor contemporización con los movimientos populares, así como intentos de impulsar una economía más regionalizada. Lo definiría como un proyecto burgués local, de las clases dominantes sudamericanas, que se muestra muy inconsistente porque depende en gran medida de las exportaciones de productos básicos. Y porque depende asimismo de las indecisiones de Brasil, que tiene una línea tendida hacia la economía latinoamericana y otra más fuerte subordinada a la economía mundial. Todo el proyecto es extremadamente vulnerable.

Y finalmente, el bloque del ALBA

Es éste un proyecto con elementos anti imperialistas, que pretende la redistribución del ingreso, las reformas radicales y, potencialmente, una transición al socialismo. Es el perfil más interesante desde una perspectiva socialista, con países como Venezuela, Bolivia, Cuba y Ecuador.

Por otra parte, ¿Cómo valoras las recientes protestas populares que han tenido lugar en Brasil?

Considero que ha sido una grata sorpresa la irrupción popular en Brasil. Hacía muchas décadas que no veíamos este tipo de movilizaciones de sectores de las clases medias y trabajadoras. Lo que se demuestra con ello es la insatisfacción que existe con las escasísimas reformas sociales que han introducido Lula y Dilma Rousseff. Pero me gustaría insistir en un punto. Es un movimiento al que se ha sumado finalmente la clase obrera con huelgas muy importantes. En mi opinión, el proceso es algo ilustrativo de la maduración política de los jóvenes brasileños. El hecho de que demanden escuelas y hospitales en lugar de campos de fútbol es síntoma, como te decía, de maduración ideológica.

En otros países, como Bolivia y Ecuador, las protestas populares llevan a conflicto con gobiernos de izquierda

Y esto es algo que expresa una contradicción real y objetiva entre, por un lado, la defensa legítima de los recursos naturales frente al extractivismo por parte de los movimientos sociales; y, por otra parte, la necesidad que tienen los gobiernos de países muy pobres de obtener recursos básicos para su desarrollo. Opino que la solución está en compatibilizar las explotaciones de minerales y combustibles, pero respetando en la mayor medida el medio ambiente; y escuchar las demandas de todos los agentes que participen en estos procesos (sobre todo, las de los movimientos sociales). En otras palabras, me parece tan errado tachar a Evo Morales de “neoliberal” como tildar a los movimientos sociales de “agentes de la CIA”. Son éstas miradas ciegas del problema. Apostaría por un punto intermedio, por el diálogo. Por un lado, por el respeto a la voluntad popular; pero también por la necesidad de estos países de financiarse con recursos naturales.

Este año se cumple el 40 aniversario de la muerte de Allende. ¿Cómo observas, en grueso trazo, la situación de la izquierda chilena?

La muerte de Allende y la liquidación del gobierno de la Unidad Popular representaron una derrota histórica para la izquierda de la que ha costado recuperarse; pero me gustaría destacar la batalla de los universitarios contra la privatización de la educación, en un país donde la educación es mercancía pura. Esta continuidad de las movilizaciones estudiantiles pone a tono a Chile con el resto de América Latina. Diría, además, que los estudiantes no sólo cuestionan a Piñera; también contestan la política de Bachelet, que mantuvo sin cambios el régimen neoliberal de privatizaciones.

El rol de Estados Unidos, el conflicto entre bloques alineados política y económicamente, las dinámicas internas de los estados… Pero ha irrumpido en los últimos años con fuerza un nuevo actor, los medios de comunicación

En la última década los medios de comunicación han sustituido a los partidos de derecha en América Latina. Son los que fijan la agenda y las líneas inmediatas de acción de las clases dominantes. Más aún, son los enemigos declarados de cualquier proceso de democratización que los incluya a ellos. Ahora bien, últimamente está ocurriendo algo muy interesante: el cuestionamiento de la hegemonía mediática y el comienzo de la democratización de la información con leyes que limitan la dictadura de los medios. Pero no resulta sencillo. En este punto, hay una gran batalla cultural para demostrar cómo los medios deforman la realidad y construyen un mundo virtual para reproducir el capitalismo. Me parece que lo más positivo es que por primera vez se está dando una contestación masiva a esa tiranía. Por ejemplo, en Ecuador y Venezuela, con leyes antimonopolio o que limitan la propiedad de los medios en manos de un grupo empresarial.

Por último, ¿a qué grandes retos se enfrenta América Latina en el corto y el medio plazo?

El primer desafío es de carácter geopolítico. Cómo impedir que se depreden otra vez nuestros recursos naturales, después de 500 años de ingreso en el sistema económico global. El segundo gran reto es cómo continuar nuestras experiencias de lucha social, que han convertido a la región en referencia para los movimientos sociales de todo el mundo. Porque no sólo hemos luchado, sino que también hemos conseguido victorias traducidas en logros sociales y políticos. Ahora el reto es profundizar en ese camino y enlazarlo a la tradición socialista.

Rebelión

http://www.lahaine.org/index.php?p=70737

Venezuela rompe con EEUU tras ser acusada de represión por una embajadora

El Gobierno de Maduro recuerda a Estados Unidos la existencia de Guantánamo, la matanza de civiles con drones y la persecución de Snowden

EFE Caracas 20/07/2013

Nicolás Maduro en un acto electoral hace unos meses/Efe

Nicolás Maduro en un acto electoral hace unos meses/Efe

El Gobierno venezolano ha vuelto a dar por terminado el proceso de diálogo con Estados Unidos por segunda vez en menos de seis meses, tras unas declaraciones de la futura embajadora estadounidense en la ONU sobre la “represión” a la sociedad civil en la nación sudamericana.

El Gobierno venezolano anunció su decisión en un comunicado emitido esta madrugada, después de que el Departamento de Estado apoyara públicamente a su próxima embajadora en la ONU, Samantha Power, pese a que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, había pedido una rectificación.

La Cancillería venezolana indicó que, con el respaldo dado por el Departamento de Estado a “la agenda injerencista” de Power, “la República Bolivariana de Venezuela da por terminados los procesos iniciados en las conversaciones de Guatemala” entre el secretario de Estado, John Kerry, y el canciller venezolano, Elías Jaua.

Power se comprometió el miércoles durante su audiencia de confirmación del cargo ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado a “responder a la represión a la sociedad civil que se está produciendo en países como Cuba, Irán, Rusia y Venezuela”.

Maduro replicó el jueves calificando las declaraciones de “destempladas” e “injustas” y pidiendo al Gobierno estadounidense una “rectificación inmediata”.

Sin embargo, una portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, indicó el viernes que “Samantha Power es una candidata sobresaliente e increíblemente competente. La respaldamos completamente”. “La República Bolivariana de Venezuela jamás aceptará injerencias de ningún tipo en sus asuntos internos”, indicó la Cancillería venezolana en su comunicado de respuesta.

La Cancillería señaló que, tal y como expresó Maduro, “construir una buena relación con el Gobierno de Estados Unidos, pasa por practicar el respeto mutuo y el reconocimiento absoluto y total de los principios de soberanía y autodeterminación”.

En ese sentido, “rechaza categóricamente” las declaraciones de Power y señala que sus opiniones han sido “avaladas y respaldadas” por el Departamento de Estado, “contradiciendo el tono y el contenido de lo expresado” por Kerry, en el encuentro que mantuvo con Jaua en Guatemala en junio pasado.

“Es inaceptable e infundada la preocupación expresada por el Gobierno de Estados Unidos”, indicó la Cancillería, subrayando que el Gobierno venezolano “ha demostrado ampliamente que posee un sólido sistema de garantías constitucionales para preservar la práctica y el respeto irrestricto a los Derechos Humanos”.

“En cambio, el mundo entero expresa constantemente su preocupación por prácticas represivas ejercidas por Estados Unidos”, continuó, al citar “la violación de los derechos humanos en la prisión ilegal de Guantánamo” y “las matanzas a civiles perpetradas por aviones no tripulados (drones)”.

Además, menciona “la lamentable persecución desatada” contra el extécnico de la CIA Edward Snowden, quien se encuentra en Moscú a la espera de recibir asilo político tras ser acusado por la Justicia estadounidense después de denunciar una trama de espionaje internacional por parte de Washington.

Venezuela, que ofreció también asilo al exagente de la CIA, considera a Snowden “víctima de la más feroz represión, por ejercer su derecho a disentir y denunciar prácticas del Gobierno de Estados Unidos que violan, entre otros, el derecho a la privacidad de todos las personas del mundo”.

Caracas y Washington iniciaron en Guatemala el camino para recuperar las relaciones bilaterales, que se encuentran desde 2010, cuando se quedaron sin embajadores, en uno de sus puntos más bajos.

La reunión de Jaua y Kerry llevó a ambos gobiernos a trazar un camino con vistas a abrir una agenda con varios puntos, entre ellos, la vuelta de los embajadores y la renovación de los acuerdos en varias áreas, incluida la energética.

Este diálogo vuelve a fracasar por segunda vez en menos de seis meses. En marzo Venezuela cortó también de raíz otras conversaciones que se habían desarrollado en bajo perfil desde finales de 2012 también con el propósito de recuperar las relaciones.

El detonante en aquella ocasión fueron unos comentarios de la secretaria de Estado adjunta de EEUU para Latinoamérica, Roberta Jacobson, sobre la situación en el país y la necesidad de que los comicios que iban a tener lugar en abril debían seguir “los altos estándares democráticos del hemisferio”.

Noticias relacionadas