Cambiamos de año, pero no de injusticias.

Acabó el 2014 con sombras y luces.

Sombras porque ha sido un año de menos actividad en el blog, me ha pillado con menos entusiasmo por publicar, lo que por supuesto se ha traducido en un descenso de visitas, poco más de 11.000 en comparación de las más de 26.000 de los años 2011 y 2012.

Siguen teniendo visitantes las noticias sobre bebés robados a pesar de ser antiguas y ante eso debo aclarar que no es un tema ante el que pase sino que, así como antes había que dar a conocer esa lucha por los derechos de madres e hijos, ahora pienso que, aunque no solucionado, al menos esa lucha todavía dura está ya suficientemente canalizada como para poder acudir a asociaciones sobre bebés robados, presentes en cualquier provincia, que son las plataformas unificadas para seguir luchando por conseguir que se reconozcan sus derechos y lograr llegar a la verdad y en determinadas ocasiones al feliz encuentro tan anhelado.

Año también de algunas luces, pequeños triunfos o satisfacciones simbólicas como son el haber sobrepasado las 100.000 visitas al blog o la nominación con el Premio Dardos, premio otorgado por otros blogueros para dar un empujoncito, un premio más que de reconocimiento de cariño y de apoyo a la labor de mantener un blog. Fue Loretta Maio quien me lo adjudicó, autora del blog del mismo nombre, excelente bloguera y mejor persona, atenta y cariñosa, blog que sigo y que recomiendo visitéis.

Dicho premio lleva aparejadas unas condiciones como son nombrar al blog que me lo concedió, cosa que hago ahora (https://lorettamaio.wordpress.com/) y nominar a otros blogs merecedores de dicho premio, dicen que 10, pero es una condición que no voy a cumplir dado que no acostumbro a seguir cadenas de este u otros tipos.

Hay blogs merecedores de ese y mayores premios pero por una parte los de temática parecida a la este blog, denuncia de injusticias y defensa de derechos humanos, pienso que estos premios no entran en su filosofía y otros preciosos blogs que sigo personalmente, de poesía, literatura y otros temas relajantes, remansos dentro de este mundo tan injusto, al ser la temática tan diferente a esta, tampoco me parece que deba inmiscuirlos o compremeterlos con mis nominaciones, aparte de que ya la mayoría de ellos cuenta con este y otros más importantes premios.

Agradezco en el alma este detalle de ánimo, apoyo y cariño por parte de Loretta y confío en que no se moleste por no seguir dicha cadena.

Por distintas circunstancias acabé el año 2014 con intención de no continuar con el blog pero por el momento continuaré denunciando atropellos e injusticias y apoyando las luchas por los derechos de personas, colectivos o pueblos, tristemente cada vez más oprimidos y reprimidos por los poderosos e incluso los propios gobiernos.

Lamentablemente en lugar de avanzar en el bienestar, en el reconocimiento de derechos y ayuda a los menos favorecidos, cada vez hay más injusticias, más opresión y más violencia contra los humildes, el pueblo llano, los desfavorecidos, cada vez más despotismo y más avaricia y ambición por parte de los poderosos, los que precisamente tienen los medios para que el mundo juese más justo y la vida mejor, y todo esto sin distinción de razas ni de países.

En lugar de lograr la igualdad en derechos y bienestar, es en las injusticias y la represión donde parece no haber discriminaciones en cuanto a ser víctimas aunque sí que las hay en la intensidad de esa represión, mucho mayor hacia las mujeres, hacia los pueblos indígenas y hacia los más desprotegidos.

Con razón dicen que “las serpientes muerden los pies descalzos” y esas serpientes cada día aumentan y son más agresivas y únicamente todos los pueblos unidos podremos eliminar o neutralizar.

A pesar de todo esto deseo a todos un feliz año 2015, que logréis mejorar vuestra vida y conseguir lo que deseáis y os animo a poner cada uno su parte para lograr un mundo mejor.