“¿Amenazada de muerte? Vuelva usted en un mes”

Mujer

Miles de personas se manifestaron este viernes en 40 ciudades españolas contra los recortes en políticas de igualdad.

“La última factura que el Ayuntamiento de Madrid le ha abonado a nuestra ONG (que atiende a víctimas de la violencia machista) es de febrero de 2011″.

 Miriam Márquez
.
“Hoy aquí algunas nos jugamos hasta la vida”. Natalia Serrano es una de las miles de personas que este viernes 10 de febrero reclamaron en 40 ciudades españolas el cese de los recortes en las políticas de igualdad. Tiene los ojos verdes enrojecidos, una pancarta en la mano con la que recorre la Puerta del Sol de Madrid, y una clara necesidad de expresar su indignación y contar su historia. “En junio de este año, el señor que asesinó a mi madre, es decir, mi padre, saldrá de la cárcel y vendrá a matarme. Y nunca antes me había sentido tan desamparada, vulnerable y con menos ayudas. He hipotecado mi casa para los abogados y los psicólogos. Y soy una privilegiada porque tenía algo mío. Algunas de las mujeres amenazadas, casadas con su pesadilla, se están quedando solas”.

Pancarta en la manifestación ‘Marea violeta’ en Madrid (Feminicidio.net / Francisco Gatica)

No muy lejos de ella, otra manifestante corrobora sus palabras. “Algunas veces tenemos que decir a mujeres que están siendo maltratadas que vuelvan dentro de un mes porque no podemos darles otra cita antes”, dice una trabajadora de una ONG que atiende a mujeres víctimas de la violencia machista y que no puede revelar su identidad. “La última factura que el Ayuntamiento de Madrid le ha abonado a nuestra organización es de febrero de 2011. Esta falta de ingresos está haciendo que nuestras jornadas se reduzcan y se precarice nuestro trabajo. Y lo peor es la impotencia de ver como muchas mujeres se quedan abandonadas cuando más necesitan un apoyo”.

Manifestación en Madrid (Feminicidio.net / F. G.)

Sesiones de apoyo psicológico aplazadas por falta de personal, profesionales que ven cómo su volumen de trabajo se desborda, organizaciones obligadas, ante el impago público, a pedir créditos y que no pueden afrontar el pago de los intereses que acumulan, mujeres amenazadas de muerte que cuando se deciden a actuar se encuentran con unos tempos incompatibles con el infierno que viven… Son sólo algunas de las situaciones que denuncian las más de doscientas instituciones que convocaron la llamada Marea Violeta de este viernes a partir de una iniciativa lanzada por una plataforma feminista de Málaga.

Realidades que se están viviendo hoy pero que amenazan con agudizarse en poco tiempo, según denuncian las convocantes. “Cada vez tenemos mujeres más jóvenes que vienen buscando ayuda, muchas de menos de 25 años. La reducción de recursos en prevención como, por ejemplo, el cierre de los puntos de igualdad en la Comunidad de Madrid supone un retroceso en la lucha contra el maltrato, la educación en derechos y la mentalidad machista que lo provoca”, explica a Periodismo Humano la trabajadora de la ONG. “Cada vez más chicas jóvenes creen que es normal que sus parejas las controlen y dominen su vida”.

(Feminicidio.net / F. G.)

“Hace falta que los hombre también se impliquen porque lo que está ocurriendo no es un problema solo femenino”, dice Marco Candela. Él se ha decidido a participar en la concentración porque ya cuando se involucró en el movimiento 15M se dio cuenta de que los temas feministas necesitaban un impulso general. “Me pareció increíble que en la comisión de defensa de los derechos de las mujeres sólo hubiese chicas. Creo que esto muestra la mentalidad que hay que cambiar en todas las edades”. Sigue leyendo

Clamor contra el decretazo

Más de 500.000 personas han salido a las calles de Madrid y más de 400.000 a las de Barcelona, según los sindicatos. Un total de 57 ciudades se manifiestan bajo el lema”No a la reforma laboral injusta”. CCOO y UGT buscan con esta primera movilización corregir el golpe a los derechos laborales.

PUBLICO.ES/AGENCIAS Madrid 19/02/2012

Cabecera de la manifestación contra la reforma laboral a su paso por el Ayuntamiento de Madrid,.- G. Cuevas

Cabecera de la manifestación contra la reforma laboral a su paso por el Ayuntamiento de Madrid,.- G. Cuevas

Un total de 57 ciudades de toda España han acogido hoy la mayor manifestación sindical de los últimos años, convocada por CCOO y UGT contra la reforma laboral del Gobierno que flexibiliza el despido en el país con la mayor tasa de desempleo de la eurozona.

Según las cifras de los organizadores, al más de medio millón de asistentes a la manifestación de Madrid se suman más de 450.000 en Barcelona, más de 80.000 en Valencia, 50.000 en Gijón, casi 70.000 en Zaragoza, a lo que suma más gente en las movilizaciones celebradas en todas las grandes ciudades españolas.  En la capital la marcha no ha podido avanzar debido la enorme afluencia de personas.

Bajo el lema “No a la reforma laboral injusta con los trabajadores, ineficaz para la economía e inútil para el empleo”, las marchas buscan recortar en lo posible el golpe a los derechos laborales y servir de ensayo a una eventual huelga general. “Queremos corregir en profundidad ésta más que reforma laboral, y ese es nuestro objetivo y las manifestaciones de hoy son un cauce , un instrumento democrático para intentar conseguir ese objetivo”, dijo el secretario general de la Unión General de Trabajadores, Cándido Méndez.

Desde Sevilla Rajoy ha asegurado que la reforma impulsada por su Gobierno se ha hecho pensando en los que están en la cola del paro.  Frente a las protestas, se ha preguntado: ¿Y qué les decimos a los jóvenes que no saben qué es perder un empleo porque nunca lo han tenido?¿Y a los abuelos, qué le decimos?”.

Madrid, abarrotado

La cabecera de la manifestación de trabajadores en Madrid no ha podido avanzar a causa de la enorme afluencia de persona. Los manifestantes que llenaban el recorrido desde la plaza de Neptuno a Sol portaban banderas republicanas, sindicales e incluso alguna griega, en apoyo a un país afectado también por las reformas y que está esperando un segundo rescate de la UE.

 “Me da pena ver que mis hijos se ven de repente sin derechos por los que hemos luchado mucho tiempo”, dijo a Reuters Salu Martínez, trabajadora del sector textil, de 56 años. “Me parece retroceder mucho tiempo”, añadió, rodeada de pancartas en las que podía leerse “Robando rehacen la lucha de clases” o la palabra “No” junto a unas tijeras en alusión a los recortes.

En la cabecera, los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, estuvieron respaldados por numerosos dirigentes sindicales y por representantes del PSOE e IU. Así, se pudo ver liderando la manifestación a la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, o al ex ministro de Trabajo Valeriano Gómez. El coordinador general de IU, Cayo Lara, también mostró su apoyo a la convocatoria de los sindicatos.

 A la manifestación se unieron con una pancarta propia representantes del movimiento 15-M. Dentro de este grupo también hubo palabras y pancartas en contra de las principales centrales sindicales, como una que decía “CCOO y UGT venden a los trabajadores”.

Cuando estaba apunto de acabar el discurso de los organizadores alguien desde los asistentes a la manifestación lanzó huevos llenos de pintura amarilla que impacto a varios de los dirigentes sindicales.

Por su parte, entre las pancartas de los asistentes convocados por las organizaciones sindicales se podían leer mensajes como: “Guantánamo laboral, no”, “Recortes a banca y clero”, “No a mis recortes para pagar vuestros robos” o “Con esta reforma baja el consumo y hay más paro”.

Además, se escucharon cánticos con los que se advertía del ánimo de lo manifestantes a seguir con las protestas: “Si no nos hacen caso volveremos otra vez”, se escuchó a lo largo del recorrido.

También estuvo muy presente la demanda de convocar una huelga general. Poco antes de comenzar la lectura final del manifiesto, una buena parte de los manifestantes que lograron acceder a la Puerta del Sol reclamaron a gritos la convocatoria de un paro general.

Despido barato

La reforma laboral, que seguirá ahora tramitación parlamentaria, establece que los empresarios pueden despedir a los trabajadores con 20 días de indemnización por año trabajado y un máximo del salario anual si sus ingresos caen al menos durante nueve meses. En cuanto al despido improcedente, se recortan de 45 días por año trabajado a 33 días. Las medidas son vistas como un esfuerzo más del Gobierno para convencer a los mercados de que puede reducir su déficit presupuestario y reforzar la competitividad, permitiéndoles crecer y crear más puestos de trabajo.

Sin embargo, los sindicatos, de los que muchos esperaban la convocatoria de una huelga general, opinan que estas medidas llevarán el desempleo hasta los 6 millones de desempleados, desde los 5,3 millones de hoy.

Columna crítica

El movimiento de los “indignados”, que el año pasado protagonizó históricas manifestaciones contra el sistema y la clase política, se sumó a la marcha en una “columna critica” diferenciada para mostrar su disconformidad con la “cúpula sindical”.

Políticos de izquierda se sumaron a las movilizaciones para protestar por una reforma que ha sido impuesta por el Gobierno después de que sindicatos y patronal no alcanzaran un acuerdo.

“Sal a la calle contra el decreto de excepción laboral: El expolio de tus derechos, y un arma de destrucción masiva de salarios y empleos”, dijo el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, en su cuenta de Twitter.

http://www.publico.es/espana/422873/clamor-contra-el-decretazo

Seis detenidos más en un nuevo choque entre estudiantes y policía

Los antidisturbios rodean a más de un centenar de jóvenes, muchos de ellos menores

Impiden su marcha a las puertas de la comisaría de Zapadores hasta ser identificados

Un grupo de padres indignados anuncia que denunciará a la policía por “maltratar” a su hijos

La manifestación convocada a través de las redes sociales ante el instituto Lluís Vives de Valencia en protesta por las 10 detenciones que realizó el jueves la Policía transcurrió el viernes sin incidentes. Sí los hubo por la tarde, cuando fueron detenidas otras seis personas y resultaron heridas nueve, de ellos cinco agentes, según fuentes policiales y del Centro de Coordinación de Urgencias.

Varios centenares de personas se congregaron por la mañana en las aceras del instituto Lluís Vives, donde comenzaron hace tres días las protestas. Los participantes exigieron la “libertad de los detenidos”, que fueron arrestados cuando se manifestaban contra la intervención policial en otra concentración el día anterior por los recortes del Gobierno valenciano. Luego cortaron las calles de Marqués de Sotelo y de Xàtiva. Numerosos representantes políticos del PSPV (el concejal Pedro Sánchez, el diputado autonómico Javier Macho), Compromís (Enric Morera, Mónica Oltra y Joan Ribó)  y Esquerra Unida (su líder Marga Sanz y el concejal Amadeu Sanchis), así como diversos sindicalistas, asistieron a la concentración para solidarizarse con los jóvenes.

Pero la tensión acumulada a lo largo de la mañana se desató por la tarde, cuando más de un centenar de estudiantes se concentraron ante la comisaría de Zapadores, donde permanecían ocho jóvenes arrestados el jueves. A última hora de la tarde, el Juzgado de Instrucción número 12 de Valencia los puso en libertad provisional con la condición de comparecencias periódicas, según informó el Tribunal Superior de Justicia. La causa está abierta por los supuestos delitos de desórdenes públicos, lesiones y resistencia.

Horas antes, y de camino a la comisaría de Zapadores para apoyar a los detenidos, algunos jóvenes volcaron contenedores en el barrio de Russafa, según recoge EFE. Una vez a las puertas de la comisaria, la Policía rodeó a los estudiantes en la calle. Los agentes de las fuerzas antidisturbios dividieron a los manifestantes y comenzaron a separarlos por grupos para identificarlos y tomar sus datos por si cabe algún tipo de “sanción” por su participación en la manifestación. La identificación de los jóvenes se prolongó durante más de un hora.

Nada más llegar a Zapadores, hubo un forcejeo, según un policía, y una carga policial, según dos jóvenes concentrados y un vecino que observó los hechos. Al final, se detuvo a seis personas, todos mayores de edad, por desórdenes públicos y dos, además, por atentado a la autoridad. También hubo cinco policías “golpeados”, y una chica fue atendida por una ambulancia por contusiones, según fuentes oficiales de la policía.

Los arrestos se produjeron por supuestos desórdenes públicos, desobediencia y resistencia a la autoridad. Conforme avanzaba la tarde y los estudiantes avisaban por el móvil, acudían a la comisaría padres y madres. Había muchos de ellos menores del centro Lluís Vives. A los padres y madres, así como a cualquier otro ciudadano, se les impedía el paso a la comisaría, completamente acordonada por decenas de policías.

Los estudiantes, y también sus familiares, denunciaron que fueron “retenidos” por el cordón policial, de manera que no se pudieron trasladar a la Ciudad de la Justicia, a donde habían sido llevados ocho de los detenidos en las protestas de ayer para pasar a disposición judicial.

Estudiantes y padres denuncian la “retención” ante comisaría para identificar a los manifestantes

Así, Raquel Ibáñez, madre de una de las estudiantes que acudó a Zapadores, aseguró que los menores llevan más de una hora “retenidos”. La madre relató cómo decenas de policías antidisturbios rodearon a los estudiantes y les pidieron que se identificaran, al igual que hicieron con algunos de los padres que acudieron en busca de sus hijos. “No nos dejaban ni a nosotros entrar más allá del cordón policial, ni a ellos salir de él”, afirmó.

Los estudiantes han denunciado un trato humillante. Claudia, de 14 años, Belén y Penélope, ambas de 16 años, salieron llorando de la identificación. Abrazándose, una de ellas contaba cómo un agente le había dicho que “si fuera su hija, ya me habría dado una hostia por estar aquí”. “Cuando les pedíamos que se identificaran y nos dieran su número de placa, se reían de nosotros y se inventaban números”. Alicia Payá, madre de Penélope, llegó a Zapadores angustiada: “Cuando he llegado a casa y no la he visto… La llamo y me dice que no puede salir del cordón policial. Mi hija es una adolescente y aunque ayer lo pasó fatal y se ha ido a estar junto a sus compañeros…”. Alicia Payá incidió en que ayer su hija fue arrastrada, sufrió agarrones y agresiones en la carga policial. “Todo está en el parte médico y psicológico del hospital”, añadió la madre, que tiene intención de presentar una denuncia por el maltrato policial.

Otros padres se unieron a la indignación y la propuesta de denunciar los hechos. José Luis García, padre de Belén, manifestó su estupor ante los hechos, mientras observaba cómo la policía identificaba a los jóvenes. “Pero esto qué es, si son críos. Al final lograrán provocar a los padres”, aseguró. A su lado, Carmelo Lozano, padre de Alba y Olga, se mostró perplejo por “el gran número de policías” y su actitud hostil hacia los estudiantes, que no son delincuentes. “Es un abuso, una desproporción increíble”, añadió, mientras esperaba a sus hijas. Un par de profesores de Secundaria mantuvo durante unos minutos una asamblea con los jóvenes concentrados para mantenerlos tranquilos y decidir qué hacer.

Un centenar de personas acude a la Ciudad de la Justicia en apoyo de los detenidos en las protestas

La jornada de protesta estudiantil comenzó por la mañana con escasa presencia policial a la vista. Tras reunirse ante el instituto Lluís Vives, los participantes ocuparon la avenida del Marqués de Sotelo, que da acceso a la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Desde allí, replegando pancartas con los nombres de los arrestados, el grupo se amplió para llegar hasta la verja de la Estación del Norte e impedir el paso a cualquier vehículo en la calle de Xàtiva. Las peticiones de libertad se alternaron con las consignas de “mucha policía, poca educación” o “mucha corbata y poca vergüenza”.

“No lo entiendo”, comentaban Teresa Broseta y José Bellés, “están defendiendo también los derechos de sus hijos”, en alusión a la actuación de la policía, a la que los estudiantes y partidos de la oposición al PP acusan de “brutalidad” en su intento de dispersar a los manifestantes, extremo que la Jefatura Superior de Policía niega “rotundamente”, al tiempo que acusa a algunos de los concentrados de agresión a los agentes en las protestas de ayer y del miércoles. Uno de ellos fue mordido por un estudiante, explica un portavoz policial.

A lo largo de la mañana, un grupo de manifestantes se fue adelantando hasta la confluencia de Xàtiva con Colón, donde se habían estacionado varias furgones policiales. Los jóvenes llamaron al grueso de los concentrados para que se sumase. Mientras iban llegando hasta la policía, los agentes se iban pertrechando con material antidisturbios. Se vivieron entonces momentos de tensión, con los policías, formando un cordón, y los jóvenes, separados por unos pocos metros. Los estudiantes les increparon por su actuación de ayer y del miércoles y profirieron gritos contra ellos. “No tenían orden de cargar, pero se han preparado con todo”, sostenía la diputada de Compromìs Mònica Oltra, que habló con un oficial de la policía.

Después de unos momentos de enfrentamiento verbales como “sin pistolas no sois nada” o “son muy valientes, pegan a los pequeños”, el grupo se fue dispersando hasta permanecer en los aledaños -aún sin tráfico – de la plaza. Luego, un grupo de los manifestantes marchó hacia la comisaria de Zapadores, donde estaban detenidos hasta media tarde ocho jóvenes tras las protestas del jueves. Por el camino, en el barrio de Russafa, se volcaron contenedores y agentes antidisturbios iniciaorn algunas persecuciones.

Sobre las 15.30, los jóvenes se concentraron frente a la comisaría, rodeados por un cordón policial. Según cuenta Mercedes Macià, que vive al lado de la comisaría, los estudiantes quedaron encerrados entre la avenida de Peris y Valero y la avenida de la Plata. Según su testimonio, los agentes reclamaron a los manifestantes que pasasen por comisaría para tomar sus datos “y ponerles una multa”. “Entre ellos a mi sobrino, que es menor de edad”, relató esta mujer. Otra testigo, María José López, con una hija en el Lluís Vives pero fuera del cordón policial, afirmó que los padres “están muy preocupados” y consideraban que “se está atentando” contra los derechos de los menores.

La Policía confirmó que identificó ante Zapadores a grupos de manifestantes por si la “autoridad competente” considera que su participación en la protesta es sancionable.

Los ocho detenidos el jueves fueron trasladados a la Ciudad de la Justicia para pasar a disposición judicial. Los asistentes a las protestas querían apoyarles a las puertas de los juzgados a las cuatro y media, pero el cordón policial en Zapadores lo impidió.

No obstante, cerca de 150 personas se concentraron finalmente a partir de las 17.30 horas ante la Ciudad de la Justicia a la espera de que terminaran las declaraciones de ocho detenidos. La concentración se desarrolló con normalidad y no se desplegó ningún dispositivo policial.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/02/17/valencia/1329486720_232085.html

“Los despidos serán procedentes y tus derechos improcedentes”

#Razones19F. Los internautas inundan la red de motivos para la protesta de este domingo

CHRISTIAN GONZÁLEZ Madrid 18/02/2012 1

Captura de Twitter.-

Captura de Twitter.-

Si esta semana los sindicatos explicaban los motivos para manifestarse el domingo contra “la reforma laboral más dura de la democracia y la menos negociada” hoy han sido los propios ciudadanos los que han inundado internet con sus razones.

“Por no reflejarlo en su programa”, “Porque destruirá más empleo”, “Porque seremos más débiles”, “Por un futuro digno para nuestros hijos”… La red social Twitter recoge hoy bajo la palabra clave #Razones19F miles de quejas de los ciudadanos contra el Gobierno convertidas en motivos para salir a la calle. La iniciativa lleva gran parte del día como trending topic en España y sigue activa.

Así algunos recuerdan los nuevos términos de la reforma laboral que facilitan el despido objetivo y lo hacen más barato para los empresarios. Como @puntosol que dice “Los despidos serán procedentes y tus derechos improcedentes”; @rmajadas: “Porque nueve días enfermo en dos meses no puede considerarse una causa de despido objetivo” o @IsaAlejandraCar: “Porque los trabajadores se merecen ser indemnizados si son despedidos”. @FBerger28, añade: “Porque el paro es un derecho no un premio. No a los trabajos forzados para cobrarlo”.

Otros recuerdan, como ha reconocido el Gobierno, que las medidas no crearán empleo: @PacoEneas: “La reforma laboral no creará empleo, hará que los desesperados acepten la esclavitud”.

Muchos otros internautas optan por hacer mención a la intención del Gobierno de revisar el derecho de huelga, como ha informado Público. @AnitaBotwin; “Porque el Gobierno esta dispuesto a revisar el derecho a huelga”. @MikelPascual: “El trabajo pasará a ser un privilegio y no un derecho, la enfermedad una temeridad y la huelga un delito… ”

“Millones” de razones

Motivos personales o colectivos, presentes o de futuro, contra el Gobierno o contra toda la clase política en general siguen sumandose cada segundo: @Empedroso: “Porque tenemos que dejar a nuestros hijos un mundo igual, al menos, que el que recibimos de nuestros padres #razones19F” @dvlnosmz: “¡No he trabajado 38 años por este país, para que una banda de delincuentes autorizados por justicia inexistente me robe!”. @almu_en_Sol: “Los deshaucios, los CIES, los muertos en las cunetas, los bebés robados, la pérdida de nuestros derechos… que alguien siga”. @Carmen__Morales: “Nuestros abuelos, padres lucharon por conseguir Derechos que hoy nos lo están quitando ¿y no vamos a hacer nada? ¡Se lo debemos! @locodelpelorojo “Mañana hay q protestar para no perder en un día los derechos laborales conquistados durante un siglo”.  @pabloMP2P: “Tenemos millones de #Razones19F, pero la más importante es la justicia social”.

Las movilizaciones convocadas por CCOO y UGT recorrerán las 57 principales ciudades españolas y servirán para medir la posible respuesta ciudadana a su llamada antes de convocar una nueva huelga general. El acto central de esta protesta generalizada se celebrará en Madrid a partir de las 12.00 horas.

Noticias relacionadas

http://www.publico.es/dinero/422763/los-despidos-seran-procedentes-y-tus-derechos-improcedentes

 

El Gobierno está dispuesto a revisar el derecho de huelga

El Ejecutivo contará con el apoyo de los partidos nacionalistas conservadores. La secretaria de Estado de Empleo reconoce que la reforma “por sí misma no genera empleo”

D. MEDIAVILLA / A. M. VÉLEZ MADRID 18/02/2012

Mariano Rajoy con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, tras la reunión mantenida en Génova después de las pasadas Elecciones Generales.-EFE

Mariano Rajoy con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, tras la reunión mantenida en Génova después de las pasadas Elecciones Generales.-EFE

El miércoles, la CEOE volvía a pedir la restricción del derecho de huelga y, ayer, el Gobierno dejaba la puerta abierta a dar gusto, también en este punto, a la patronal.

Preguntada sobre la posibilidad de que se modifique la Ley de Huelga, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, reconoció, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que “algunos grupos” políticos han planteado esta cuestión al Ejecutivo y añadió que en el Gobierno están “dispuestos a analizar lo que en este punto se diga” durante la tramitación parlamentaria de la reforma laboral.

Sáenz de Santamaría recordó que el decreto no trata esta cuestión porque “las prioridades eran otras”, pero dijo que se analizarán “con mucho interés” las propuestas sobre “un tema que lleva muchos, muchos años discutiéndose”.

La inclusión de restricciones al derecho de huelga durante el trámite parlamentario de la reforma laboral no sería una sorpresa. Ya durante la negociación del proyecto de ley de la reforma del anterior Gobierno, el Grupo Parlamentario Popular introdujo entre sus enmiendas una propuesta para que no se pudiesen adoptar medidas de huelga o conflicto colectivo que tuviesen por objeto alterar durante su vigencia lo pactado en un convenio colectivo, aunque se estuviese negociando su revisión.

Nacionalistas con el PP

En esta batalla, además del aplauso entusiasmado de la CEOE, el Ejecutivo contará, tal y como mencionaba Sáenz de Santamaría, con el apoyo de “algunos grupos”. Uno de ellos será presumiblemente CiU. Josep Antoni Duran i Lleida ya anunció la semana pasada que su formación emplazará al Gobierno a regular el derecho a huelga, porque este derecho “y el de manifestación no pueden ir nunca contra el interés general”. Estas consideraciones las hizo en referencia a la acción que prevén los trabajadores de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) durante la celebración del certamen internacional Mobile World Congress entre el 27 y el 29 de febrero.

El PSOE considera intolerable que se pueda despedir en empresas públicas

Duran agregó que el derecho de huelga debe regularse porque ahora “sólo tiene el enunciado constitucional” y aún no se ha desarrollado normativamente. Utilizando una argumentación similar a la que empleó el presidente de la CEOE, Juan Rosell, Duran recalcó que la ley tiene que garantizar ese derecho, pero también proteger a la sociedad frente a “un concepto de huelga desnaturalizado”.

El segundo grupo que probablemente apoye al Gobierno es el PNV. Poco después de que Rosell recuperase el debate sobre la restricción de la huelga, el portavoz de los nacionalistas en el Congreso, Josu Erkoreka, afirmó que ve pertinente actualizar el decreto ley de Relaciones Laborales de 1977 que, entre otras cosas, regula el derecho de huelga. Desde su punto de vista, sería necesario volver a plantear el “equilibrio de intereses” entre los distintos afectados por un conflicto laboral, ya que el que establece la norma vigente “es muy antiguo”.

Las réplicas del terremoto que provocó la presentación de la reforma laboral continuaron ayer y no sólo en torno a la posibilidad de restringir el derecho de huelga. La portavoz del grupo socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, anunció que su partido ya está preparando un “texto alternativo” a la reforma propuesta por los conservadores, que se basará en la normativa implantada por el anterior Gobierno e incluirá los últimos acuerdos de mínimos alcanzados entre patronal y sindicatos.

Arenas espera que se escuchen las alternativas de los sindicatos

Asimismo, Rodríguez adelantó que las enmiendas de su grupo a esta norma contendrán “incentivos” a la “creación neta de puestos de trabajo en las plantillas” que “eviten el efecto sustitutorio” que, a su juicio, genera el decreto del PP. Por último, la portavoz parlamentaria del PSOE calificó de “intolerable” e “incoherente” la inclusión en la norma de la posibilidad de reducir las plantillas en las empresas públicas, informa Elena Herrera.

Javier Arenas, a las puertas de las elecciones de Andalucía, ofreció ayer la cara más conciliadora del PP y afirmó, en una entrevista concedida a la cadena Ser, que “le gustaría que se aprovechase la tramitación parlamentaria de la reforma laboral para que se oigan las alternativas de los sindicatos y de otros grupos”.

Empleos de calidad

También con cierto tinte de matización, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, reconoció ayer desde Bruselas, donde participó en la reunión de ministros de Empleo de la UE, que la reforma “por sí misma no genera empleo”. Sin embargo, explicó que busca dar la flexibilidad a las empresas para garantizar que “el despido sea la última opción” y ha confiado en que contribuya a sentar las bases para crear empleo “estable y de calidad” cuando el “crecimiento económico sea una realidad”.

El comisario de Empleo y Asuntos Sociales, László Andor, que presidió la reunión de ministros de Empleo de la UE, alabó la flexibilidad que introduce la nueva reforma laboral aprobada en España como forma de atajar la segmentación del mercado laboral en el país, pero reclamó al Gobierno del PP “otras medidas” para contribuir a reducir el elevado paro en España, incluidas más inversiones y mejoras en los sistemas de educación y formación.

España cuenta con 10.700 millones de la UE sin utilizar para crear empleo

El comisario instó además a que todos los países empleen mejor las partidas del Fondo Social Europeo que todavía no han utilizado para contribuir a reformar sus mercados de trabajo y especialmente para combatir el paro juvenil y apoyar a las pymes a crear empleo.

Bruselas cifra en unos 10.700 millones de euros los fondos disponibles para España no utilizados procedentes del Fondo Social Europeo, pero también de los fondos estructurales y de cohesión.

Precisamente la semana que viene, expertos de la Comisión Europea se desplazarán a Madrid para discutir con el Gobierno español y los agentes sociales cómo utilizar mejor estos recursos.

A un día de las primeras manifestaciones contra la reforma laboral, las fuerzas políticas y sociales conservadoras muestran su cohesión. A partir de mañana se verá si hay alguien al otro lado para darles respuesta.

http://www.publico.es/dinero/422720/el-gobierno-esta-dispuesto-a-revisar-el-derecho-de-huelga

“Donantes de memoria” denuncian las atrocidades del Franquismo

HAN PARTICIPADO 107 PERSONAS ENTRE 67 Y 107 AÑOS

Más de 200 cintas grabadas, 12.000 kilómetros recorridos: la más veterana es una republicana de 107 años, originaria de Segovia que vive en Francia

GRUPO NOTICIAS – Viernes, 17 de Febrero de 2012

Después de dos años de trabajo el colectivo DateCuenta ha finalizado la grabación del proyecto Vencidos. Se trata de la recogida en formato audiovisual de un centenar de testimonios de represaliados por haber defendido la libertad y tratar de hacer de éste un mundo más igualitario. Hombres y mujeres cuya historia no se encuentra todavía en los libros de texto.

El fotógrafo Aitor Fernández y el productor José María Martín han implicado a un grupo de once profesionales de diferentes ámbitos creativos que han sostenido el proyecto. Tras recorrer 12.000 kilómetros a lo largo y ancho de todo el Estado han sido grabadas para siempre las palabras de Alejandra, una comunista de 97 años que explica que una cosa es una “guerra civil” y otra la guerra de los ricos contra los pobres; las de Virgilio, que presenció el horror fascista en dos guerras diferentes, acabando en los campos nazis y ayudando a liberarlos en el 1945; las de José y Martín, dos anarquistas que no se conocen pero que explican del mismo modo y de la misma forma y a mil kilómetros de distancia que vivieron en colectividades que abolieron el dinero y en las cuales ya no se pasó hambre nunca más.

También las de Antonio, un aviador que tuvo que vivir durante años escondido en un zulo de un metro cuadrado; las de Román, el republicano que entró con los fascistas y presenció a las mujeres alquilando su cuerpo por un trozo de pan; las de Conxa, que le salvó la vida a su hijo recién nacido por un presentimiento; las de Bernabé, que tuvo que vivir debajo de un puente porque los fascistas se lo quitaron todo después de asesinar a su padre; las de Josefina, Rafael, Felisa, Adelina, Marcos; guerrilleras, torturados, ex-presas políticas y sociales; desertores, exiliadas, paseados, huérfanas; niños del auxilio social, robados, de Rusia…

Las grabaciones serán difundidas en forma de documental y de una exposición fotográfica itinerante. El objetivo final del proyecto es que sean subidas íntegramente a Internet para que puedan ser herramienta de investigadores, docentes y de todos y todas quienes quieran acercarse a escuchar estas memorias.

DateCuenta es una agrupación sin ánimo de lucro que atiende e investiga sobre diversas realidades y que lleva trabajando en diferentes proyectos desde hace cinco años. La filosofía de la asociación es trabajar de forma independiente y apuesta por la elaboración de materiales sencillos y comprometidos.

Total de entrevistas 107 (45 mujeres y 62 hombres)

LA MÁS JOVEN: Esther Domingo (Lleida, vive en Lleida) 67 años. Hija de un cenetista asesinado de una paliza en los años 50 después de haber cumplido condena en la cárcel, Ester no sabe dónde se encuentra a pesar de los años de investigaciones de su hija. Precisamente por esa falta de documentación, hoy todavía falta una placa en el cementerio de Lleida, que es donde todos los testimonios orales coinciden que está enterrado. LA MÁS MAYOR: 107 años. Felisa Bravo (Segovia, vive en París) Tenía 27 el 14 de abril del 31, y se casa durante la República. Queda embarazada pero su marido tiene que marchar al frente y ella inicia la huída a Francia, pasando por los campos de concentración hasta que puede, afortunadamente reencontrarse con él, pero luego en la invasión nazi es apresado a un campo de exterminio del que sale vivo pero muy enfermo. Ayudó a la Resistencia y salvó a muchas personas de los nazis arriesgando su propia vida una vez más. Queda viuda en 1948, nunca volvió a ver a su madre y tuvo que sacar siempre a su hija sola.
.
.

La patronal pide restringir el derecho de huelga

Rosell quiere que se reforme la ley “lo más rápidamente posible” 

DANIEL MEDIAVILLA MADRID 16/02/2012

Jesús Terciado, presidente de la Cepyme, y Juan Rosell, presidente de la CEOE. EFE

Jesús Terciado, presidente de la Cepyme, y Juan Rosell, presidente de la CEOE. EFE

Mientras los representantes de los trabajadores critican con dureza la nueva reforma laboral, los empresarios dicen que, por fin, “el Gobierno ha cogido el toro por los cuernos”. Sin embargo, el presidente de la CEOE quiso dejar claro ayer que esta reforma “no es un traje a medida de los empresarios”. Pese a agradecer el abaratamiento del despido hasta acercarlo a los principales países de Europa y el incremento de la flexibilidad interna de las empresas (para que el empresario pueda bajar el sueldo o cambiar el lugar de trabajo prácticamente de forma unilateral), Juan Roselldestacó que a la patronal aún le quedan objetivos por conquistar. Uno de los principales es el de modificar “lo más rápidamente posible” la regulación del derecho de huelga que recoge la Constitución.

El cambio de la ley de huelga, que se aprobó por real decreto en 1979, es necesario, según Rosell, para evitar que “por defender los derechos de algunos se estropeen y se machaquen los derechos de otros”. Esta demanda de la patronal es antigua y ya se había plasmado, por ejemplo, en un documento de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), cuyo presidente, Arturo Fernández, se sentaba ayer a la izquierda de Rosell. En aquel informe, presentado en octubre del año pasado, se pedía restringir el ejercicio de la huelga “en periodos que supongan un daño irreparable para la economía o la seguridad de personas y empresas” y reclamaba que esta y otras medidas de inclinación neoliberal fuesen asumidas con urgencia por la CEOE para trasladárselas al próximo Gobierno.

Peticiones como la que formuló ayer Rosell también han brotado de la boca de algunos miembros del Partido Popular como Esperanza Aguirre. La presidenta de la Comunidad de Madrid dijo, a raíz de la huelga del metro de Madrid de 2010, que no tenía ninguna duda de que el país necesitaba una normativa que regule la convocatoria de paros “para que los sindicatos no puedan tomar como rehenes a los ciudadanos”. Entonces, Aguirre lamentaba que los representantes legítimos de los trabajadores tengan poder para colapsar ciudades, algo que, en su opinión, “no es propio de un país democrático”.

Los deseos de Rosell y la CEOE pueden hacerse realidad pronto. Es necesario recordar que el Grupo Parlamentario Popular introdujo entre sus enmiendas al proyecto de ley de reforma laboral una propuesta para que no se pudiesen adoptar medidas de huelga o conflicto colectivo que tuviesen por objeto alterar durante su vigencia lo pactado en un convenio colectivo, aunque se estuviese negociando su revisión. Aunque esta enmienda no se ha incluido en el decreto, el Gobierno va a tramitar como proyecto de ley la reforma y ya ha anunciado que introducirá modificaciones.

Rebajar cotizaciones

Otro de los argumentos de Rosell para defender que el Gobierno no ha diseñado una reforma a medida de la patronal es que no se ha tratado la rebaja de las cotizaciones sociales, otra demanda histórica de la CEOE.

Pese a señalar las faltas del ímpetu reformista del Ejecutivo, Rosell aseguró que sus quejas no se han incrementado por patriotismo: “Reconocemos cuál es la situación del país”, dijo. No obstante, admitió también que, en su opinión, la reforma laboral “va en la buena dirección”.

Además de la restricción del derecho de huelga y de la rebaja en las cotizaciones sociales, ayer también se deslizaron otras dos demandas de la patronal. Jesús Terciado, presidente de la Cepyme, consideró excesivo el plazo de dos años de ultraactividad de los convenios y consideró una mejora la modificación del calendario de festivos. Rosell, por su parte, apuntó que le gustaría que en la reforma se hubiese ido más allá en la simplificación de la maraña legal a la que se tienen que enfrentar los empresarios.

Uno de los cambios que le gustan a la patronal es que “ahora las causas de despido son más claras y los importes similares a los de los países europeos con los que competimos”. “Ni más ni menos”, apuntó Rosell. Al empresario catalán le parece que los porcentajes de despido improcedente de hasta el 80% antes de la reforma laboral de Zapatero, y del 66% ahora, indican que hay algún problema en la legislación laboral. “No es posible que los empresarios lo estemos haciendo tan mal”, afirmó.

Además, la CEOE ha valorado que la reforma introduzca elementos que facilitan la flexibilidad interna, porque antes los empresarios no tenían a su disposición fórmulas de reestructuración y la única solución que quedaba era despedir, según Rosell.

Preguntado por la generalización del despido procedente con 20 días de indemnización salvo que el trabajador recurra, Rosell esgrimió que aún hay una mayoría de empresas del Ibex “que no tienen pérdidas”, la condición que, según él, justificaría el despido procedente con la nueva norma. Llama la atención que, cinco días después de la publicación del decreto ley con la reforma, Juan Rosell aún no sepa que basta con el descenso de las ventas para poder despedir con 20 días, entre otras posibilidades.

Aunque reconoce la buena dirección tomada, el presidente de los empresarios anunció que, a buen seguro, habrá más cambios en el mercado laboral en el futuro y que esta reforma no creará empleo mañana. Eso sólo sucederá cuando “los vientos de la economía sean más favorables”.

http://www.publico.es/dinero/422314/la-patronal-pide-restringir-el-derecho-de-huelga

 

“Quería mirar a los ojos a los que intentaron matarme”

GORKA LANDABURU Periodista

Once años después, Gorka Landaburu ha podido mirar a los ojos a dos de los terroristas que trataron de matarlo con un paquete bomba, Xabier Macazaga y Oskarbi Jauregi, que se han sentado esta semana en el banquillo de los acusados. El periodista sobrevivió al atentado, pero perdió la visión de un ojo, varios dedos de las manos y audición en ambos oídos. Dos meses y medio antes del juicio, a finales de noviembre, había ido a hablar con un grupo de presos de ETA que rechazan la violencia, entre ellos históricos de la banda como Joseba Urrusolo Sistiaga o Kepa Pikabea, dentro de unos talleres organizados por Interior a petición de los reclusos. “No es incompatible”, señala en una entrevista mantenida en Madrid el jueves. “Que se haga justicia es esencial, pero estoy dispuesto a entenderme con aquellos que hagan una autocrítica sincera”.

Pregunta. ¿Cómo se ha sentido durante el juicio?

Respuesta. Tuve una sensación extraña. Fui sereno, aunque reconozco que dormí mal la noche anterior. Hay una cosa que tenía clara, y es que quería entrar en la sala y mirar a los ojos a los que intentaron matarme. He entrado, les he mirado fijamente, ellos me han mirado, y creo que han bajado la mirada en un momento dado. Me he sentado y he contado mi historia. Hacia los acusados no tengo ningún sentimiento. Ni odio ni rencor. Pero pido justicia. Ellos se lo han buscado. Que cumplan sus penas y, después, que empiecen a pedir perdón a o arrepentirse por el daño causado. Aún no lo han hecho.

P. ¿Por qué ha tardado 11 años en juzgarse el atentado?

R. La causa se archivó en 2006, y nunca entendí el porqué. El atentado lo sufrí el 15 de mayo de 2001; al comando Buruntza lo detuvieron en agosto de ese año; y a Susper, quien ordenó el intento de asesinato, el máximo responsable, en 2002. En ese momento ya se habían encontrado todos los papeles sobre lo ocurrido. Pero cuatro años después se archivó la investigación, yo creo que por algún error. Cuando, finalmente, logramos reabrirla, para mí fue muy importante. No puede ser que te intenten matar y que no pase nada. Las víctimas necesitamos justicia y verdad.

P. ¿Aceptaría un trato legal especial hacia los terroristas ahora que han dejado de matar?

R. Hay que seguir juzgando a todos los que hayan cometido delitos. Aún quedan más de 300 casos sin resolver. La generosidad frente a los terroristas iría por otro lado… Los acercamientos de presos, la liberación de los enfermos graves, la doctrina Parot… Son cosas que se pueden estudiar, pero con tranquilidad. ETA, hoy, solo nos ha dicho que no va a atentar más. La democracia podría ser generosa con quienes acepten las reglas del juego, pero por ahora no lo han hecho ni la izquierda abertzale ni los presos, salvo la minoría de disidentes de Nanclares.

P. Usted acudió a esa prisión a finales de noviembre para hablar con un grupo de presos.

R. Sí. Hablamos del atentado, de la violencia, de la vida, de Euskadi, de mi padre, que fue vicelehendakari en el exilio durante el franquismo… Yo nací con la ikurriña en el biberón, así que nadie me va a explicar, ni ellos, ni Arnaldo Otegi ni Sabino Arana, lo que es ser vasco. Hablamos también del tiempo perdido… Joseba Urrusolo Sistiaga era el que llevaba la voz cantante. Les dije que estaba en Biarritz cuando ETA político-militar dejó las armas en 1981, cuando se quitaron las capuchas, y les pregunté que cómo era posible que 30 años después la banda siguiera allí. Ellos reconocieron que habían vivido en una burbuja, que se habían equivocado, y admitían el dolor causado. Dos de ellos me pidieron perdón al final porque, aunque no participaron directamente, habían formado parte del comando que me envió la bomba. Aunque algunos tengan un montón de asesinatos detrás, hay que reconocer que han dado un paso importante; y lo han hecho antes del comunicado de ETA. Se han dado cuenta tarde, pero al menos se han dado cuenta. Creo que hay que ayudarles para que no se queden aislados. Ojalá el resto de los presos y la izquierda abertzale hicieran también una autocrítica sincera.

P. ¿Cómo ha sido recibido el hecho de que usted, víctima del terrorismo, vaya a Nanclares?

R. La mayor parte han sido reacciones positivas. Pero ha habido quien me ha acusado de ayudar a los etarras, como Hermann Tertsch. No acepto este tipo de lecciones. He vivido 12 años con escoltas y pido un mínimo de respeto para quienes hemos dado la cara estando en Euskadi y jugándonos la vida. He visto muchos atentados. Se me ha muerto en los brazos un guardia civil. Al fotógrafo Josu Bilbao y a mí nos lincharon en una manifestación de la que salimos vivos de milagro. Han asesinado a amigos míos. A Enrique Casas, a Gregorio Ordóñez… No voy a permitir que nadie diga que apoyo a terroristas. Yo tengo mi trayectoria. Puedo estar en lo cierto o no, pero siempre he intentado ser coherente. Busco una solución para mi país. Paz para mis hijos y paz para mis nietos.

P. ¿Estaría dispuesto a hablar con presos que no hayan rechazado la violencia?

R. Sí, porque soy periodista, y estoy dispuesto a hablar hasta con el diablo. He apoyado todos los procesos de negociación. Aunque todos han fracasado, todos han permitido avanzar, como el último, que nos trajo a donde estamos ahora. Todo es un camino por etapas. Si mañana me llama el que me puso la bomba, el señor Macazaga, y me dice que quiere estar conmigo para darme una explicación, yo estaría dispuesto a hablar con él. Mañana, pasado mañana o dentro de seis meses. Hablando se entiende la gente, no con bombas y pistolas. La cita me la tendría que pedir él, eso sí.

P. No parece que los presos estén dispuestos a hacer la autocrítica que usted pide.

R. Sé que es complicado reconocer un pasado lleno de fracasos. ETA se ha equivocado; ha causado sufrimiento y dolor, y, al final, no ha conseguido absolutamente nada. La policía, los jueces, los fiscales, el Gobierno francés, la sociedad en general… entre todos les hemos obligado a tomar el camino del abandono de la violencia. Pero la autocrítica es necesaria; y, cuanto más tiempo tarden, más se retrasará la solución definitiva del problema. Lo tendrán que hacer y lo harán. Y lo saben.

P. La gran pregunta es hasta dónde van a llegar.

R. Ya se verá, pero de momento tienen que pasar ya de las declaraciones a los hechos. La izquierda abertzale tiene que acercarse a las víctimas del terrorismo. Sé que lo tienen complicado y que las propias víctimas no lo van a aceptar, pero deben hacerlo. A partir de ahí podemos hablar de otras cosas. El Gobierno podría dar pasos como el acercamiento de presos, para que los familiares puedan ir a visitarlos sin recorrer cientos de kilómetros, pero antes deben dar los pasos necesarios. Está en sus manos.

Más información

http://politica.elpais.com/politica/2012/02/11/actualidad/1328987734_833701.html

TV3 decide emitir el documental ‘Monarquia o República?’

El PP le instó a no hacerlo debido a las “difíciles circunstancias” que atraviesa la monarquía

PÚBLICO.ES Madrid 13/02/2012

Imagen promocional del documental.

Imagen promocional del documental.

Casi un año más tarde, la televisión pública de Catalunya (TV3) emitirá el controvertido documental Monarquia o República?. Lo hará además después de que a finales de enero el diputado del PP Santi Rodríguez instase a la cadena a no hacerlo debido a las “difíciles circunstancia de la monarquía en estos momentos procesales y de entorno” y alertase del “daño que se puede causar” en la institución.

El documental, que no fue emitido en abril del año pasado por tener “un enfoque muy personal, basado en declaraciones y contradeclaraciones poco contextualidazas en general, y a veces poco fundamentadas” será emitido finalmente el próximo miércoles, después de sufrir algunas modificaciones, a las 23.15 horas en el programa Sense ficció, según ha confirmado TV3 a Público.es.

La cinta, dirigida por Montse Armengou y realizada por Ricard Belis, hace un recorrido por los argumentos que mantienen diferentes expertos y políticos sobre los valores de los dos modelos de estado. “El documental se centra en el análisis de la experiencia española, a partir de la restauración de la monarquía parlamentaria, después de la dictadura franquista” y cuenta con la participación de, entre otras personas, Sabino Fernández Campo, exsecretario de la Casa Real; Simeó de Bulgaria, exrey de ese país y amigo personal de Juan Carlos; los historiadores Paul Preston y Gabriel Cardona; el periodista monárquico Luis María Ansón; críticos de la monarquía como Antonio Romero, coordinador de la Xarxa per a la Tercera República, Isabelo Herreros, de la Fundación Manuel Azaña, o del filósofo Josep Maria Terricabras.

Hace varios días, la plataforma Actuable también recogía una acción apoyada por más de 3.700 personas en la que se pedía a la cadena catalana que no aceptasen la “censura” del documental. “El PP ha pedido a TV3 que se abstenga de emitir este documental, justificando esa sugerencia en las ‘difíciles circunstancias’ por las que está pasando actualmente la monarquía a causa del caso Urdangarin”, denunciaba la petición que añadía: “No dejen que esto ocurra. Defienden la libertad de información. Garanticen públicamente la emisión de ese documental”.

Este lunes, la plataforma ha emitido una nota en la que se congratulan de que finalmente TV3 no haya cedido a las presiones de los conservadores. “Gracias a la acción de miles de personas la libertad de información no será limitada. Porque cuando todos nos unimos, podemos cambiar el mundo”.

http://www.publico.es/televisionygente/421824/tv3-decide-emitir-el-documental-monarquia-o-republica

 

“Es responsabilidad de los presos dar pasos sin esperar a que otros les digan cuándo tienen que hacerlo”

Los Presos Comprometidos con el Irreversible Proceso de Paz, agrupados en la nueva prisión de Zaballa (Álava), atienden a las cuestiones de actualidad que les hace llegar el DIARIO DE NOTICIAS, entre ellas, los encuentros con víctimas y el denominado Taller de Convivencia

A. Arambarri/j. Arretxe, Andoni Alza, Carmen Gisasola, Kepa Pikabea, Joseba Urrusolo Sistiaga, Jurgi Oteiza, Rafa Caride Simón, Ibon Etxezarreta y Josu García Corporales

Domingo, 12 de Febrero de 2012

.

Andoni Alza y Carmen Guisasola, dos de los miembros del grupo Presos comprometidos con el irreversible proceso de paz, posan en un parque donostiarra.

Andoni Alza y Carmen Guisasola, dos de los miembros del grupo Presos comprometidos con el irreversible proceso de paz, posan en un parque donostiarra. (Foto: Ainara Garcia)

Pamplona. “El nuevo tiempo abierto tiene que llegar a las cárceles y a la política penitenciaria”. El colectivo de reclusos agrupado primero en torno a la antigua prisión alavesa de Nanclares y ahora en la nueva de Zaballa rechazó la violencia, hace tiempo se desmarcó de ETA y son los protagonistas involuntarios de la denominada vía Nanclares que distintos agentes reclaman para resolver los temas penitenciarios. Tras acoger el anuncio de ETA del 20 de octubre con un “sentimiento agridulce”, analizan distintas cuestiones, como la situación del Acuerdo de Gernika, al que todavía no han podido sumarse al estar “vetados” y pese a haberse reunido hace poco con algunos de sus firmantes. Según reconocen, “lo curioso es que gente de EA, Aralar o de la propia Batasuna, que han padecido las consecuencias de esa mentalidad sectaria, ahora se plieguen a ella cuando afecta a otros”.

¿Cómo vivieron desde la cárcel el día del anuncio del cese definitivo de la violencia armada de ETA?

Con un sentimiento agridulce. Por una parte, la satisfacción de que por fin se decida terminar con la lucha armada y por el alivio que esto significa para muchas personas. Pero, por otra parte, con la sensación amarga de que este paso se tenía que haber dado mucho antes, pues la persistencia de ETA solo ha servido para generar más sufrimiento y llenar las cárceles. Nos acordamos de mucha gente que hoy no está y también de dos víctimas con las que unos días antes habíamos tenido un encuentro dentro del taller de convivencia.

¿Qué les llevó a plantear poner en marcha un taller así dentro de la cárcel?

El compromiso y la responsabilidad que trae consigo el haber militado en una organización que ha sido responsable de una parte importante del sufrimiento y los dramas vividos por muchas familias, nos llevaron a plantear la necesidad de crear un taller de convivencia que sirviera de punto de encuentro con personas de sectores y sensibilidades diferentes. Desde ese diálogo, tratar de aportar algo en la necesaria normalización y, a su vez, tratar de ayudar en la medida de lo posible a suturar las muchas fracturas que han dejado en nuestra sociedad tantos años de violencia.

¿Qué temas han tratado en esos talleres?

Los relacionados con la recuperación de una convivencia normalizada. Analizando los procesos de memoria, verdad y reconciliación en otros países, las bases éticas para la construcción de la nueva convivencia, la realidad de las víctimas a través de sus propios testimonios, la necesidad de una reflexión crítica del pasado y de la aportación que los presos podemos hacer en este sentido.

En este taller han participado, entre otros, víctimas de ETA. ¿Cómo fueron los encuentros?

Le damos mucha importancia al hecho de que vinieran y participaran. Nos parece una actitud muy positiva por su parte. Los encuentros fueron intensos y constructivos. Escuchar sus testimonios en una sala, frente a frente, cómo vivieron los atentados, lo que supuso para sus familias y la falta de solidaridad que sintieron por parte de mucha gente te hace poner en cuestión no solo la utilización de la violencia, sino también la mentalidad con la que se ha vivido y hemos vivido todo esto.

¿Qué les hicieron llegar?

Además del duro testimonio personal, nos transmitieron sus preocupaciones y dudas sobre que se quiera pasar página, como si en estos años no hubiera pasado nada, y lo entendemos, ya que ha sido mucho el dolor y sufrimiento padecido por mucha gente. Un dolor que no puede caer en el olvido y que necesita, en este nuevo tiempo abierto con el fin de ETA, ir acompañado del reconocimiento del conjunto de la sociedad vasca para con todas las víctimas de tantos años de violencia.

¿Qué conclusiones sacan de los encuentros con las personas que han participado en el taller?

La primera es que el contacto directo ayuda a afrontar de manera positiva estos temas cuando se tiene voluntad para ello. La segunda, que el fin de la violencia tiene que traer consigo, entre otras cosas, un cambio de mentalidad y actitudes. Y la tercera, que está siendo una experiencia muy positiva y constructiva. Pensamos que llevando este tipo de encuentros a otros ámbitos de la sociedad, a los pueblos, a la universidad, etc., se podrían dar pasos concretos en la recuperación de la convivencia. Pasos que van más allá de las declaraciones o escritos.

Además de en este taller, han participado en encuentros cara a cara con algunas víctimas. ¿Cómo ha sido?

Al principio teníamos nuestras dudas. Pensábamos que estos pasos se tenían que dar, pero no sabíamos qué reacciones podría haber. Nos preocupaba que, al final de los encuentros, las sensaciones fueran más negativas que positivas, pero no ha sido así. También nos preocupaba que se pudiera hacer una utilización parcial e interesada de estos encuentros, pero las cosas se están haciendo bien. A la hora de dar estos pasos nos animaron mucho los encuentros que mantuvimos con Rafa Larreina, Aintzane Ezenarro, Paul Rios… que nos transmitieron sus impresiones positivas de sus experiencias con las víctimas, haciéndonos ver que el diálogo directo era posible y necesario.

Desde el EPPK les acusan de haber creado grietas en la cohesión del mundo de los presos. Incluso, han hecho una petición a la izquierda abertzale para que no les apoye.

Son ramalazos que aún utilizan los que quieren seguir con la mentalidad de antes. Hoy en día, con la lucha armada terminada, ahora que se valora el apoyo político que Alternatiba, Aralar, Batasuna y EA han tenido al ir juntos, ese tipo de discurso sectario solo lo pueden mantener en el mundo de los presos. Es penoso, pero ya es un avance.

Año y medio después de la firma del Acuerdo de Gernika, ustedes siguen vetados. ¿Mantienen su apoyo al Acuerdo?

Lo apoyamos desde el principio, ya que en él se planteaban, por primera vez de una manera seria, las cuestiones referidas a presos y víctimas. Pero año y medio después, creemos que las potencialidades que tenía siguen sin concretarse. En cuanto al veto, hace unos días, aprovechando un permiso de salida, mantuvimos una reunión con los representantes del Acuerdo de Gernika, nos dijeron que entienden nuestra postura, pero que esperáramos, pues todavía hay un sector que se opone. Lo curioso es que gente de EA, Aralar o de la propia Batasuna, que han padecido las consecuencias de esa mentalidad sectaria, ahora se plieguen a ella cuando afecta a otros. Si para algo tan sencillo de resolver andan así, ¿cómo piensan afrontar la convivencia y la reconciliación si son incapaces de reconocer a todos los presos?

Los firmantes de Gernika han reconocido por primera vez el dolor causado a las víctimas, también de ETA. ¿Cómo lo valoran?

Nos ha parecido que de tanto querer consensuar algo que sea asumible por los mugarris (en referencia al sector más inmovilista del MLNV, opuesto al de los posibilistas), han elaborado un documento que aporta poco y que crea frustración en muchos sectores de nuestra sociedad, especialmente entre los que han padecido las consecuencias de la violencia y que en este nuevo tiempo que se ha abierto con el fin de la actividad de ETA esperaban algo más que hablar en tercera persona diciendo: “Las partes y agentes de diversa naturaleza han mantenido una actitud de falta de sensibilidad hacia el sufrimiento y el dolor ajeno”. ¿Quiénes son las partes? ¿Quiénes somos las partes?

Una de las claves de su situación, la de los Presos comprometidos con el irreversible de paz, es el reconocimiento del daño causado. ¿Ven posible algo similar entre los presos que forman el EPPK?

Claro que es posible y necesario. Más imposible parecía que la lucha armada se dejara así, sin más, sin ningún proceso negociador, de manera unilateral, con 700 presos en las cárceles y así ha sido. El Acuerdo de Gernika, que tanto ha costado que el “Colectivo” lo firmara y no porque la mayoría de los presos no estuviera de acuerdo, sino porque los impulsores de Mugarri eran reacios a dicho acuerdo, habla de “la necesidad de un reconocimiento, reconciliación y reparación de todas las víctimas originadas por el conflicto político y la realidad de las múltiples violencias”. Si ya se ha firmado esto, ¿por qué no profundizar de una manera seria y clara en el reconocimiento, reconciliación y reparación de las víctimas que la organización en la que militábamos ha generado? ¿Por qué o a qué esperar a dar estos pasos que son necesarios para ayudar a cerrar heridas y para avanzar hacia una convivencia normalizada? Sabiendo, además, que en la medida en que se den estos pasos, otros se verán en la obligación de reconocer también las múltiples vulneraciones de Derechos Humanos y las víctimas que se han general “en defensa del Estado de Derecho”.

¿Ven posible un acercamiento de los presos a las cárceles de Euskal Herria?

Lo vemos posible y necesario. En primer lugar, porque los que más padecen la dispersión son los familiares que se ven obligados a hacer cientos y cientos de kilómetros todos los meses. En segundo lugar, porque la dispersión impide y ha impedido debates que en otras circunstancias y tiempos (Lizarra-Garazi, Loiola) habrían surgido y habrían madurado dentro de las cárceles. Y, en tercer lugar, porque el nuevo tiempo que se ha abierto tras el fin de la actividad de ETA tiene que llegar a las cárceles y a la política penitenciaria.

El Gobierno español ha dicho que hasta que no llegue el comunicado del final de ETA no va haber ningún movimiento en la cuestión penitenciaria. ¿Cómo se desbloquea este planteamiento?

Dando pasos de manera unilateral, como se ha hecho a nivel político para volver a las instituciones. Si Batasuna se hubiera limitado a solicitar que les legalizaran, sin más, sin cumplir los trámites ni los requisitos de la Ley de Partidos, y remarcando que no aceptarían tales requisitos, ni Bildu ni Amaiur serían ahora legales. Pero a los presos se les impone que sigan utilizando fórmulas que solo sirven para mantener en el candelero el tema de los presos en vez de plantear soluciones. También es responsabilidad de los presos dar pasos sin esperar a que otros les digan cuándo tienen que darlos.

¿Cómo ven la actual coyuntura política? ¿Consideran probable una pronta resolución del conflicto político?

No tiene una solución mágica ni definitiva a corto plazo. Lo importante es que se vaya avanzando desde la realidad que tenemos en Iparralde, Nafarroa y la Comunidad Autónoma; haciendo política, configurando mayorías sociales basadas en el reconocimiento y el respeto a las diferentes formas de pensar y vivir ese conflicto político. Y, para eso, también para eso, ahora lo prioritario es solucionar los problemas humanos y convivenciales generados por tantos años de violencia política.

¿Cómo pasa una persona de defender la lucha armada a una posición política al margen de la violencia? ¿Es una evolución intelectual o fruto de una larga estancia en la cárcel?

Es un error pensar que esa evolución es fruto de los años en prisión. Eso también ocurre, pero en menor medida de lo que se piensa. De hecho, son pocos los militantes que se desmarcan estando en prisión. Muchos más lo hacen estando en casa o en el exilio. Ese cuestionamiento viene a menudo como consecuencia de ver en la práctica la diferencia que hay entre lo que uno pensaba que era la lucha armada, como algo idealizado, y la cruda realidad de sus contradicciones, que se generan en las decisiones que se toman y la mentalidad con la que se hace.

Si ETA no va a seguir sus siglas para la actividad armada, ¿se preguntan por qué no se disuelve? ¿Qué opinión les merece este debate?

Desde el punto de vista de ETA, parece lógico que no se quiera disolver sin solucionar la cuestión de los presos y los refugiados. El problema es que, una vez que su actividad se ha tenido que dejar unilateralmente, según va pasando el tiempo, ETA, como organización, no aporta nada, queda como algo del pasado, como algo residual. Solo le queda decir que desaparece. Quizá sea más realista, más efectivo, que los grupos que conforman Amaiur planteen con más sensatez y decisión la cuestión de la convivencia, de las víctimas y de los presos, ya que estos tres temas van necesariamente unidos. Que, sobre estos temas, se llegue a un acuerdo entre los grupos políticos, se cree una comisión de seguimiento, que ETA deje en manos de esta comisión el tema de los presos y refugiados y anuncie su disolución. Esto reforzaría en la sociedad el apoyo para ir resolviendo los problemas de convivencia pendientes: reconocimiento, ir cerrando heridas, la vuelta de los presos a casa…

http://www.noticiasdenavarra.com/2012/02/12/politica/euskadi