Siete claves para entender el 9-N

Catalunya acaba de celebrar, de nuevo, una extraordinaria movilización cívica en defensa del derecho a decidir su futuro. El 9-N no tendrá efectos legales, pero sí tendrá efectos políticos. Estas son siete claves.

Participantes en el punto de votación de La Salle de Gracia, Barcelona. /ENRIC CATALÀ

Participantes en el punto de votación de La Salle de Gracia, Barcelona. /ENRIC CATALÀ

Catalunya acaba de celebrar, de nuevo, una extraordinaria movilización cívica en defensa del derecho a decidir su futuro. El 9-N no tendrá efectos legales, pero sí tendrá efectos políticos. Estas son siete claves.

La participación. La participación ha superado los dos millones de votos. Este era el listón necesario para revalidar la fuerza que los partidos soberanistas ya tienen ahora en el Parlament. Era la cifra para demostrar que las ansias de independencia mantienen la pulsión, que el desafío al Estado sigue en pie. A falta de los resultados definitivos, puede vislumbrarse un cierto crecimiento del independentismo, que, de proyectarse en unas elecciones autonómicas, significaría una mayoría absoluta independentista. Los resultados evidencian que el independentismo ostenta la hegemonía política, la centralidad, que históricamente tenía el catalanismo, pero no un consenso social tan amplio. Por eso, aún es prematuro pensar que el independentismo tiene ya la fuerza suficiente para emprender iniciativas unilaterales.

El simbolismo. Poner las urnas en el centro de una movilización tiene sus riesgos democráticos. Una consulta sin plenas garantías y sin reconocimiento internacional podría ser interpretada como una forma de ‘quemar’ la posibilidad de realizar un referéndum de verdad. Porque las urnas eran sólo un recurso simbólico, nunca un sucedáneo. Por eso sorprende que frente a la moderación de los líderes políticos, algunos medios de comunicación presentaran el ‘proceso participativo’ como si se tratara de la consulta prevista en un primer momento.

La desobediencia. Sin eufemismos, la jornada de ayer fue de desobediencia civil y política respecto al Estado. El Gobierno tenía la opción de mirar hacia otro lado, con la excusa de que el ‘nou 9-N’ no tenía efectos legales. Cuando Mariano Rajoy presentó recurso y el Constitucional ordenó la suspensión, el llamado ‘proceso participativo’ quedaba ‘fuera de la ley’. Por consiguiente su celebración fue un acto de desobediencia. Un desafío al Estado. Catalunya cruzaba así una línea y fijaba un presente que, en el futuro, puede ser relevante.

Los sentimientos. Radios, televisiones y prensa recogieron incontables testimonios a pie de urna. Las palabras más escuchadas fueron “ilusión” y “dignidad”. El clima que se respiraba en los colegios electorales era de emoción por participar de un acto cargado de significado personal y familiar. Como un paso más en la experiencia vivida ya en las tres últimas Diadas del 11 de septiembre. Este componente sentimental del movimiento soberanista despierta incomprensión más allá del Ebro y, en cambio, tiene un papel decisivo. Es la voluntad de reconocimiento como nación que las fuerzas políticas en España tanto se resisten a reconocer.

El civismo. Una vez más, la expresión del soberanismo ha sido un ejemplar ejercicio de civismo. Cientos de miles de personas han participado en la votación simbólica con la certeza de que tan importante era la cifra final de votos como la liturgia de la reivindicación, ordenada, civilizada, pacífica e, incluso, con aires de celebración colectiva. Con la voluntad de no cometer errores, de no ofrecer argumentos al rival porque el independentismo sabe que atrae muchas miradas de todo el mundo. Y el 9-N, otra vez, significó un poderoso mensaje de voluntad política dirigido a la comunidad internacional. La intolerancia no emerge, pero sí es verdad que una minoría la practica en las profundidades de las redes sociales. Es la otra cara del civismo que se respira fuera, en las calles.

El día después. A partir del 10-N empieza una nueva etapa. El soberanismo mantiene la reivindicación del ‘derecho a decidir’, pero ahora el objetivo serán unas elecciones plebiscitarias donde los partidos deberán acudir con posiciones muy definidas. La CDC de Artur Mas y ERC se disputarán el liderazgo independentista. La tercera vía, más allá del PSC, deberá tomar forma y ver cómo la Unió Democràtica de Josep Antoni Duran i Lleida (votó ‘Si, No’) o Iniciativa per Catalunya resuelven el debate interno (Joan Herrera votó ‘Si, No’ y Dolors Camats, ‘Sí, Sí’). Y la CUP e ICV deberán también afrontar el terremoto que se avecina con la irrupción de Podemos.

¿El Diálogo? Artur Mas sale fortalecido del 9-N. Más de dos millones de catalanes han aceptado su propuesta y han participado en una consulta que sólo tenía valor simbólico. Hace apenas unas semanas, con la ruptura de la unidad soberanista, el President estaba contra las cuerdas. Asumió el desafío, la responsabilidad, y se puso al frente del ‘nou 9-N’. Ahora vuelve a tener la iniciativa. Y debe tomar dos decisiones: si intenta abrir un diálogo con el Gobierno central y si resiste o no las presiones para convocar elecciones. En los próximos días descubrirá si existen vías de diálogo con Mariano Rajoy y si puede establecer alianzas que le permitan culminar la legislatura. Y en el horizonte la celebración de un referéndum de verdad.

http://www.eldiario.es/catalunya/opinions/claves-entender_6_322727747.html

Policías agreden a periodista de Periodismo Humano

La policía ha impedido una manifestación por la abolición de la monarquía y por un proceso constituyente frente al Congreso, mientras en el interior se aprobaba la ley de abdicación del rey Juan Carlos.

Jaime Alekos, periodista de Periodismo Humano, fue agredido y herido en el cuello por un policía, además de ser amenazado e insultado.

El dispositivo de policía antidisturbios, que superaba en número varias veces a la cincuentena de manifestantes que acudieron a la convocatoria de la Coordinadora 25S, identificó a varios de ellos para después desplazarlos a todos por el Paseo del Prado 200 metros más abajo, en dirección a la Glorieta de Atocha e impidiendo que se volvieran a acercar al Congreso.

Los antidisturbios también obstaculizaron el trabajo de los periodistas que cubrían la manifestación, alejándoles de la misma e identificando y empujando a varios de ellos.

Jaime Alekos, periodista de Periodismo Humano, fue agredido y herido en el cuello por un policía (hay un parte de lesiones) quien también le llamó “el tonto de siempre”, le quitó la cámara de vídeo, intentó borrar la grabación,  le exigió su DNI para multarle por negarse a identificarse (ver foto con DNI en la mano del policía) y  le amenazó diciendo:  ”Como subas el vídeo a YouTube, te voy a meter un puro que vas a flipar”.

Un compañero del policía le aconsejó no detener al periodista ante la manifiesta intención del agente agresor de proceder a su arresto. Algunos policías eran miembros de Puma 120, la unidad que recientemente hirió a siete periodistas, acción que fue grabada por el periodista Jaime Alekos, ahora también agredido.

Varios periodistas ha sido testigos de la agresión y han documentado los hechos.

Información relacionada:

Secuencia 02 (1)

Siete periodistas heridos por policías al fotografiar una detención

30.03.2014 ·  · (Madrid) VÍDEO

La convocatoria, organizada en Madrid por la Coordinadora 25S, reunió a alrededor de 200 personas en la Plaza de Neptuno. La Unidad de Intervención Policial (UIP, los antidisturbios), con un dispositivo de más de 100 agentes, identificó a la mayoría de asistentes. Una vez en Atocha, los antidisturbios detuvieron a un manifestante, golpeando a siete periodistas gráficos que documentaban la intervención.

Leer más

http://periodismohumano.com/sociedad/policias-disuelven-manifestacion-republicana-y-agreden-a-periodista-de-periodismo-humano.html

Más de un millón de personas se unen ante el mundo en la histórica Via Catalana por la independencia

11 DE SEPTIEMBRE DIADA DE CATALUNYA

Rotundo éxito de la convocatoria en los 778 tramos entre Alcanar y El Pertús, donde una cadena humana se ha unido a lo largo de 400 kms

AGENCIAS / DN – Miércoles, 11 de Septiembre de 2013

Habla Oriol Junqueras (ERC) en la Diada de CatalunyaReproducir img

Miles de personas congregadas en el Paseo de Gracia, en Barcelona, participan en la cadena humana por la independencia.

(Youtube)

El conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha cifrado en 1,6 millones de personas el número de participantes en la cadena independentista que ha recorrido Catalunya de norte a sur a lo largo de cerca de 400 kilómetros. En rueda de prensa Espadaler ha considerado que el número de personas que han acudido a la Via Catalana no es inferior a los 1,6 millones, algo más de los 1,5 millones en que la policía catalana y la Guardia Urbana cifraron la manifestación de la Diada del año pasado (que la Delegación del Gobierno situó en 600.000).

BARCELONA. Según Interior, en la ciudad de Barcelona el número de participantes de la cadena humana es de medio millón aproximadamente.

La Via Catalana está inspirada en la cadena humana de 600 kilómetros que en 1989 protagonizaron miles de ciudadanos de Estonia, Letonia y Lituania para reclamar la independencia de las tres repúblicas bálticas de la URSS.

REPIQUE DE CAMPANAS Las siete campanas de la Seu Vella de Lleida han empezado a repicar este miércoles a las 17.14 horas para simbolizar el arranque de la Vía Catalana que ha convocado la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y que ha movilizado a miles de ciudadanos partidarios de la independencia de Cataluña.

Las dos campanas góticas Monica y Silvestra, y las colocadas en la postguerra bautizadas como Bàrbara, Crist, Marieta, Meuca y Puríssima, han sido programadas para repicar durante casi un cuarto de hora.

Más un millar de leridanos, al grito de “independencia”, se han acercado a la Seu Vella para poder presenciar este acto simbólico, en un ambiente festivo y reivindicativo.

“Atendiendo la demanda de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y con el permiso del alcalde (Àngel Ros) y del consejero (Ferran Mascarell) se ha programado el repique de campanas que se hace en la Seu Vella todos los días señalados”, ha explicado a Europa Press el director del Consorcio de la Seu Vella, Pep Tort.

La ANC ha elegido la Seu Vella para iniciar el repique de campanas que será secundado por iglesias de toda Cataluña para que la Via Catalana también tenga presencia leridana, ya que la cadena humana no pasa por Lleida.

CLAMOR POR LA INDEPENDENCIA Miles de catalanes han ocupado desde primera hora de la tarde el tramo designado para formar parte de la Vía Catalana, que recorre Cataluña de norte a sur, uniendo los municipios de El Pertús –ya en territorio francés– y Alcanar (Tarragona), pasando por 86 localidades para reclamar la independencia de Cataluña.

La ANC que ha convocado a los más de 400.000 inscritos, aunque prevé muchos más, remite a las 17.14, hora que emula el año en el que cayó Barcelona en la Guerra de Sucesión.

Pasadas las cuatro de tarde, la mayoría de tramos de la Via se estaban llenando lentamente en un ambiente festivo y en Barcelona, epicentro de actos promovidos por la ANC, los ciudadanos, muchos con ‘estelades’ y camiseta amarilla, iban llegando a Plaza Catalunya, Camp Nou, la Rambla, Sagrada Familia, y Plaza Sant Jaume, donde algunas autoridades se han unido a la cadena.

LLUIS LLACH Y CARLES SANTOS UNEN TARRAGONA Y CASTELLÓN

El compositor de Vinaroz (Castellón) Carles Santos y el cantautor catalán Lluís Llach han unido de forma simbólica, en la cadena humana por la independencia, la frontera que separa Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Lo han hecho en el puente que atraviesa el río Sénia y que marca el límite entre Tarragona y Castellón, en lo que ha sido su participación en la Vía Catalana hacia la Independencia.

Llach ha estado en el tramo 1, en el término municipal de Alcanar (Tarragona), acompañado del productor de cine Pere Portabella y el exdirigente de ERC Josep-Lluís Carod-Rovira.

Santos, en la parte de Vinaroz, ha unido su mano también con las de los padres de Guillem Agulló, el joven independentista valenciano asesinado en 1993.

Disipadas la dudas sobre si la Via Catalana tendría continuidad más allá de su propia comunidad autónoma, la expectación se ha dirigido al momento en que ambas figuras del mundo cultural han unido sus manos. Su paso entre la multitud ha sido difícil.

“Estoy  encantado de dar mi mano a Carles y Pere y de estar aquí. El río Sénia tiene un simbolismo muy especial. Empezamos un proceso, una aventura, o algo mucho más serio que una aventura con la esperanza de que podamos hermanar estas dos tierras algún un día. Yo miro hacia abajo (el sur), la puerta está abierta… vete a saber”, ha manifestado Llach a los medios.

“Ahora ya no se puede ir atrás. Hay que ir adelante”, ha respondido Santos. “La ilusión es que esto es real. La realidad se impone y obliga”, ha remachado.

“Esta es una respuesta absolutamente a la catalana”, ha expresado Carod-Rovira, que ha cargado duramente contra el Gobierno valenciano por su postura con la cadena en Vinaroz: “Ha sido un espectáculo vergonzoso el que ha dado el gobierno de la Generalitat”.

“Ha tenido que salir el tribunal de justicia a poner las cosas en su sitio. La democracia sólo da miedo a aquellos que no creen en ella”, ha añadido.

REPRESENTACIÓN POLÍTICA Los expresidentes del Parlament, Joan Rigol y Ernest Benach, la consellera de Educación, Irene Rigau, y miembros de los grupos de CDC, ERC e ICV-EUiA han participado hoy en la Vía Catalana hacia la independencia ante la Cámara catalana, que ha contado con la presencia inesperada de Marina Geli (PSC).

La cadena humana por la independencia que ha convocado hoy la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha contado, en el tramo situado ante el Parlament, con la asistencia de destacadas personalidades políticas, aunque la más llamativa ha sido la de la exconsellera y diputada socialista Mariana Geli que, de esta manera, se ha desmarcado no solo de la línea oficial del PSC, sino también de buena parte del sector crítico del partido que, finalmente, ha optado en su mayoría por no secundar la Vía Catalana.

La parte central del tramo del Parlament, justo delante de la puerta de entrada a la Cámara catalana, ha estado ocupado por Rigol y Benach, flanqueados a ambos lados por la consellera Irene Rigau y por el vicepresidente de la ANC, Jaume Marfany.

También han participado aquí en la Vía Catalana la vicepresidenta primera, Anna Simó (ERC), el vicepresidente segundo, Lluís Maria Corominas (CiU), el secretario tercero, Josep Rull (CiU) y el secretario cuatro, David Companyon (ICV-EUiA).

Tanto Marina Geli como los miembros de ICV-EUiA han evitado gritar la palabra independencia y, de hecho, ninguna de ellos ha portado insignias independentistas, más allá de la “senyera” con la que se ha cubierto el diputado ecosocialista Jaume Bosch.

CONSULTA SIN DILACIONES La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, ha exigido este miércoles al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que convoque la consulta sobre la autodeterminación de Cataluña en 2014 “sin dilaciones ni pérdidas de tiempo”.

En su intervención desde la plaza de Catalunya de Barcelona una vez finalizada la Via Catalana, ha recordado que en 2012 Mas defendió medidas excepcionales –la convocatoria de elecciones anticipadas– ante situaciones excepcionales, y le ha advertido de que ahora “ante acciones históricas hacen falta decisiones históricas”.

Por ello, ha reclamado a las instituciones catalanas que lleven a cabo la consulta en 2014 y que, si eso no es posible, lleven a cabo todos los pasos necesarios para que Cataluña devenga un nuevo Estado en Europa: “Pero ahora, no en 2016”, ha advertido.

http://www.noticiasdenavarra.com/2013/09/11/politica/miles-de-catalanes-ocupan-su-tramo-de-la-via-catalana

Eurodiputados catalanes piden a la UE que intervenga contra las amenazas militares a Cataluña

por Kaos. Països Catalans

Miércoles, 24 de Octubre de 2012
.
Son Ramon Tremosa (CIU), Maria Badia (PSC), Raül Romeva (ICV) y Ana Miranda (en representación de ERC).Denuncian el “tono que usan el PP y el Gobierno español”. Reclaman que se “evalúen los riesgos reales de una intervención militar”.

Agencias

Los eurodiputados catalanes han pedido a la UE que “intervenga de forma preventiva para garantizar que la resolución del conflicto catalán sea pacífica y democrática”. En una carta conjunta a la eurocomisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Viviane Reding, denuncian las “amenazas militares” y el “tono que usan el PP y el Gobierno español” y recuerdan que la legislación comunitaria prevé la posibilidad de suspender el derecho de voto de un Estado miembro si existe un “riesgo claro de violación grave y persistente de los valores comunes”.

Ramon Tremosa (CIU), Maria Badia (PSC), Raül Romeva (ICV) y Ana Miranda (en representación de ERC) le reclaman que “evalúe los riesgos reales de una posible intervención militar”. “La UE acaba de ganar el Premio Nobel de la Paz 2012” y “por lo tanto es fundamental se pronuncie públicamente exigiendo que se retire del debate público cualquier amenaza militar o uso de la fuerza armada como vía de resolución de este conflicto político”, reivindican Tremosa, Bahía y Romeva, en la carta que han enviado conjuntamente a la vicepresidenta de la Comisión Europea.

Amenazas “inaceptables”

Los eurodiputados catalanes defienden que “cuando los tribunales de un Estado no garantizan la subordinación militar al poder civil, es indispensable que la UE intervenga”. Tremosa, Badia, Romeva y Miranda subrayan que la UE se basa, según el artículo 6 de su Tratado, en los “principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos, de las libertades fundamentales y del Estado de derecho”. Y los artículos 2 y 3 “especifican que la paz es una de sus finalidades”. Por lo tanto, “resultan inaceptables las declaraciones públicas que instan al uso de la violencia militar contra ciudadanos de la UE”, critican.

“Este tipo de amenazas limitan de facto la democracia catalana y española, así como los derechos de libertad de expresión y manifestación“, insisten en la carta a Reding, que ahora debe responder. “Evalúe los riesgos reales de acción militar”.

Los europarlamentarios de CIU, PSC, ICV y BNG (que comparte escaño con el líder de ERC, Oriol Junqueras) recuerdan que el artículo 7 del Tratado “establece un procedimiento de control y de recomendaciones que puede derivar en la suspensión del derecho de voto de un Estado miembro si existe un riesgo claro de violación grave y persistente de los valorescomunes”.

Y defienden que la Comisión Europea, como guardiana del Tratado, “debe ser capaz de determinar cuándo aplicar el procedimiento del artículo 7 contra el Estado español si este no responde democráticamente a las demandas de los ciudadanos”. “Le pedimos que evalúe los riesgos reales de una posible acción militar en Cataluña y el tono que están usando miembros del PP y del Gobierno español”, reclaman a Reding.

“Independientemente del modelo de Estado que tenga cada persona, es inconcebible que argumentos propios de épocas fascistas y de guerra se manifiesten hoy abiertamente” y ” defiende de la democracia y la paz en Europa, le pedimos que haga un llamamiento para que dejen de utilizar amenazas del uso de la fuerza armada como resolución de un conflicto político dentro la UE”, se quejan Tremosa, Badia, Romeva y Miranda.

En concreto, los eurodiputados catalanes recuerdan que el artículo 8 de la Constitución española prevé que “las fuerzas armadas tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Y denuncian las amenazas de Alejo Vidal-Quadras y de los coroneles Francisco Alamán y Leopoldo Muñoz Sánchez, presidente de la Asociación de militares españoles.

http://kaosenlared.net/component/k2/item/35158-eurodiputados-catalanes-piden-a-la-ue-que-intervenga-contra-las-amenazas-militares-a-catalu%C3%B1a.html

“¿La independencia de Cataluña? Por encima de mi cadáver”

ERC exige la comparecencia en el Congreso del ministro de Defensa, Pedro Morenés, tras las “amenazas” de un coronel del Ejército ante una hipotética segregación

EP Madrid 31/08/2012

Captura de la entrevista que reproduce las declaraciones del coronel Francisco Alamán.

Captura de la entrevista que reproduce las declaraciones del coronel Francisco Alamán.

El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha pedido este viernes la comparecencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés, y ha registrado una batería de preguntas por lo que consideran como “amenazas” de un coronel del Ejército, Francisco Alamán Castro, ante una posible independencia de Cataluña.

“En un país de tradición democrática, si un militar amenaza a la población civil es un escándalo mayúsculo y se lo destituye inmediatamente. En España, no”, ha dicho en un comunicado.

En declaraciones a Alerta Digital, el coronel criticó a los partidarios de la secesión catalana: “¿La independencia de Cataluña? Por encima de mi cadáver y el de muchos. Los militares hicimos un juramento sagrado: cumplir el ordenamiento constitucional que consagra la unidad de España como principio irrenunciable”.

El coronel añade en el citado medio que los independentistas “no lo tendrán fácil” y les advierte: “Aunque el león parezca dormido, que no provoquen demasiado al león, porque ya ha dado pruebas sobradas de su ferocidad a lo largo de los siglos”. Añade que en Cataluña sí se apoyó al franquismo y que “incluso el sector del clero más comprometido con la Cruzada era de origen catalán”.

Alfred Bosch ha censurado que Defensa aún no haya actuado contra el coronel y ha recordado que el ejército español “ha dado muchos ejemplos a lo largo de su historia sobre su disposición generosa a la hora de alzarse contra la población civil”.

Alamán pide que se detenga a un alcalde

Alamán Castro también considera en la citada entrevista que se debería detener de forma “inmediata” al alcalde de Sant Pere de Torelló (Barcelona) y a sus concejales, porque prevén aprobar una moción en la que reclaman al Parlamento autonómico que declare unilateralmente la independencia de Cataluña. En declaraciones a Catalunya Ràdio, este alcalde, Jordi Fàbrega (Entesa per Sant Pere), ha replicado estas palabras del coronel afirmando que es mejor no caer en la provocación.

http://www.publico.es/espana/441620/la-independencia-de-cataluna-por-encima-de-mi-cadaver

Más madera: es el pacto fiscal o…

9 de mayo de 2012

Marta Lasalas *

BARCELONA.– La metáfora del choque de trenes ha hecho fortuna en Cataluña. Los trenes son PP y CiU o, mejor dicho, el gobierno español y el govern de la Generalitat. El pasado viernes evocaba esta imagen un dirigente nacionalista tan poco sospechoso de veleidades independentistas como Josep Antoni Duran Lleida. El político democristiano advertía en su carta web semanal que las instituciones del Estado por un lado y la sociedad catalana por el otro avanzan como dos trenes a gran velocidad por una misma vía y en sentido contrario. Duran alertaba que el choque amenaza con provocar un descarrilamiento que perjudicará a unos y a otros, y se preguntaba quién moverá las agujas de las vías para evitarlo.

De momento, nadie muestra la más mínima intención de cambiar el gesto. Al contrario. Las posiciones se tensan a cada día que pasa. El gobierno popular no está dispuesto a ceder ni, sobre todo, a que parezca que cede. Presionar a Cataluña vende bien en el resto del Estado -esto no es victimismo catalán, es una lección que los dos principales partidos españoles tienen muy bien aprendida-. Además, los catalanes muestran esta vez el descaro de reclamar aquello que en su momento no se atrevieron a exigir, es decir, el mismo trato fiscal que Euskadi y Navarra. O dicho de otro modo, un pacto que permita que Cataluña recaude y administre sus impuestos y que acabe con el déficit fiscal que desangra su economía.

Por su parte, el PP no sólo no acepta hablar del pacto fiscal sino que ni siquiera ha satisfecho las deudas que el gobierno español tiene pendientes con Cataluña fruto de la aprobación del Estatut. De hecho, el gobierno ha penalizado a los catalanes con un contundente –y ¿provocador?- recorte del 45% de la inversión en infraestructuras, lo cual  le sitúa como el territorio más castigado por los presupuestos del Estado. A ello hay que añadir las amenazas de intervenir la Generalitat o la exhibición de los humillantes adelantos del Estado para pagar a los funcionarios que no hacen más que aumentar el sentimiento de agravio.

Los síntomas de irritación se escapan como el vapor en una olla a presión. Un ejemplo claro fue el movimiento ciudadano No volem pagar –No queremos pagar– que el puente del 1 de mayo protestaba contra los peajes de las autopistas –en Catalunya un 67% de las autopistas son de peaje frente al 4% de Madrid–. Miles de ciudadanos siguieron la convocatoria de insumisión a pesar de la amenaza de una multa. Los partidos políticos, descolocados, bascularon entre el intento de apropiarse del movimiento o la expresión de simpatía. Y es que la marea de irritación se extiende veloz a caballo de la crisis y amenaza desbordar a los partidos. Un conseller de la Generalitat reconocía en privado la semana pasada que “o nos subimos a la ola, o la ola nos superará”.

De hecho, para CiU, la estrategia de romper la relación con el PP en caso de que no se avenga a negociar el pacto fiscal no sólo es posible sino altamente rentable. No hay que olvidar que el 76% de los catalanes, incluidos votantes del PP, apoyan la propuesta. CiU sabe que puede contar con ERC en esta reivindicación y que, por tanto, tendrá la mayoría del Parlament asegurada. Incluso en el PSC, sumido aún en una profunda crisis a pesar de ser el principal partido de la oposición, se levantan voces reclamando una actitud más decidida de los diputados socialistas en este tema. Sin embargo, la preocupación de Mas no es el Parlament sino la sintonía con los ciudadanos atormentados por la crisis. El mismo president reclamó el pasado jueves en una comida con empresarios una respuesta “contundente” en la calle a favor del pacto fiscal.

El pulso está servido. Desde el día que entró en su despacho de la Generalitat, Mas dejó claro que el pacto fiscal marcaría la legislatura. Si el pacto no es posible, habrá elecciones. En este contexto, la enmienda de CiU a los presupuestos de un gobierno del PP que se muestra insensible a las reivindicaciones catalanas es casi una decisión inevitable. Igual que la defensa de todas y cada una de las competencias catalanas que el Estado pretenda invadir. Cualquier movimiento en este sentido no hace más que reforzar la posición de CiU y su president. El govern, profundamente desgastado por los recortes, puede señalar un culpable de la precariedad de sus finanzas, mientras CiU se carga de autoridad ante sus electores con la defensa a ultranza del autogobierno.

En Catalunya, el silbido de los dos trenes se escucha cada vez con más potencia. Lo sorprendente es la sordera que demuestra el gobierno español…

*Marta Lasalas es periodista.

http://www.cuartopoder.es/invitados/mas-madera-es-el-pacto-fiscal-o/458

El “ticket moderador”: Una infamia

El “ticket moderador”: Una infamia

Pues sí, ya ha llegado a Cataluña. Y no me dirán que no es precioso: “Ticket moderador”. Desde luego a quien ha inventado el nombre deberían darle un diploma en Eufemismología. Es un nombre creativo y peculiar, pero es un nombre-timo con el que pretenden engañar a los catalanes.

Y es que se trata del famoso copago, ese que nadie iba a poner y que para ser más exactos debería llamársele repago, por aquello de que lo pagamos dos veces. Se trata de abonar un euro por cada receta que prescriba el médico.

Es grave introducir una medida de este tipo en un servicio esencial como es la Sanidad Pública. Pero a esto hay que añadir que, haciendo condición de ser un gobierno de derechas e insolidario, CiU lo ha implantado, a partir del uno de enero, para todo el mundo, indiscriminadamente.

Da igual, la renta, la edad, la situación clínica, ser votante de CiU o pertenecer a la logia masónica X4. A todos por igual. Un euro por cada receta. Ya me imagino a los enfermos rogando a los médicos que les curen sin recetarles nada.

Esta generalitat ha pisado el terreno de la ignominia. Son tan descarados que, al verse ganadores en las últimas elecciones, creen que pueden hacer y deshacer a su antojo. Lástima que haya entre sus votantes gente que, ingenuamente, pensó que nunca harían algo parecido, y que hoy lo está sufriendo, también.

Dentro de diez días, a pagar. Todos por igual. Lo mismo un millonario que un parado sin subsidio. Lo mismo un enfermo normal que uno crónico al que le recetan diez medicamentos al mes.

Aprovecharse de los enfermos es grave, pero hacerlo sobre todo de los más enfermos y de los más pobres, denota una actuación miserable, sin parangón.

Un euro es un euro, pero no es lo mismo para la gente acomodada que para la gente que tiene una pensión mínima y además es un enfermo crónico. ¡Viva la solidaridad!, los sanos se salvan, a los ricos no les importa. Se trata de una tasa que afecta fundamentalmente a los más pobres y a los más enfermos.

Dicen que con esto se ahorran cien millones. Los cien millones de la indecencia, de la indignidad, de la infamia.

Un ejemplo claro del seny catalán de estos chicos de CiU. Tanto Artur Mas, como Mas-Colell, el Consejero de Economía (curiosamente los dos se llaman Mas, y los dos son insaciables con los más débiles), demuestran con esta medida su total falta de humanidad y su desvergüenza.

Para colmo, esta marca blanca del PP, le están abriendo camino a Rajoy, probablemente por un plato de lentejas. Y ya saben ustedes, cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

Salud y República