Tocado y hundido: el Rey, pillado con una cuenta millonaria en Suiza

Por si no tuviera suficiente con Urdangarin y Corinna ahora han salido a la luz los secretos económicos de Don Juan Carlos. En su peor momento de credibilidad, el Monarca recibe la puntilla.

El Semanal Digital 31 de marzo de 2013

Por si Don Juan Carlos no tuviera suficiente con el Caso Urdangarin y el escándalo Corinna y su credibilidad no estuviera pasando por los peores momentos de su historia, este domingo El Mundo venía a rematarle sin piedad.

Y es que en plena crisis económica y de valores y con la corrupción y las cuentas en paraísos extranjeros levantando ampollas entre la ciudadanía, el diario de Pedrojota Ramírez le dio a la Corona el tocado y hundido al equiparar al Rey con Bárcenas y compañía.

Y todo tras hacer pública la millonaria herencia que Don Juan de Borbón dejó a su Monarca hijo, ingresada, por cierto, en cuentas en el extranjero. Eso que tanto critica el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al resto de los españoles.

A pesar de que Don Juan pasó a la historia como alguien que vivió sin la holgura económica que habría correspondido a un hijo y padre de Reyes, a su muerte dejó una fortuna de 1.100 millones, que incluía 728,75 millones en fondos depositados en cuentas en el extranjero.

La apertura de su testamento (tras su muerte por cáncer en 1993) reveló un legado compuesto por propiedades inmobiliarias valoradas en más de 350 millones de pesetas: el chalé familiar de Puerta de Hierro (Madrid), un apartamento en Estoril y parte de un inmueble de oficinas en la Gran Vía madrileña. Pero, sobre todo, el grueso de patrimonio lo constituían tres cuentas domiciliadas en Suiza: una en Ginebra y dos en Lausanne. En total, unos 1.100 millones.

¿Cómo se repartió?

Al rey le correspondieron tres partidas de 2.500.000, 533.000 y 1.067.744 FS. En total, 4.100.744 FS (375.628.150 pesetas al cambio de la época). Tres cheques por valor de estas tres cantidades fueron ingresados el 21 de octubre de 1993 en la cuenta 10031 de Sogenal (Société Genérale Alsacienne de Banque), en Ginebra.

La segunda por orden de importancia del legado recibido fue la Infanta Margarita, quien se quedó con el apartamento en Estoril y a quien le correspondieron 1.335.289 FS (122,3 millones de pesetas), cantidad ingresada el 21 de octubre de 1993 en la cuenta número 10636 también de Sogenal, en Ginebra.

La hija mayor de los condes de Barcelona, Doña Pilar, de 76 años, heredó 1.434.367 FS (131,4 millones de pesetas), divisas que fueron convertidas en dólares y enviadas a la cuenta corriente 600-24-001 de J. P. Morgan en Nueva York.

Por su parte, María de las Mercedes, fallecida en 2000, tenía entre 120 y 130 millones de pesetas a la muerte de su marido.

Algo debía de saber Don Juan Carlos sobre lo mal que podría verse este legado “internacional”, porque según El Mundo, sus albaceas le recomendaron no trasladar el dinero a España por una cuestión de “imagen”.

Artículo relacionado:

Las salidas nocturnas de Letizia y sus mangoneos a Felipe dinamitan la Corona

http://www.elsemanaldigital.com/tocado-y-hundido-el-rey-pillado-con-una-cuenta-millonaria-en-suiza-128054.htm

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s