El primer corralito europeo. ¡Ojo al parche!

Visto en Kabila

Vuelven los temores. Esta Europa tudesca, estas infames instituciones financieras que llevan el timón de esta Europa insolidaria, han puesto en jaque de nuevo a los países mediterráneos.

Ahora le ha tocado el turno a Chipre, ese pequeño país ha sido el elegido para ser sacrificado. Y, bien que lo han hecho. Con un desprecio absoluto a la soberanía nacional, desde la Troika les han ordenado una tasa especial para rescatarles. O sea para que los grandes bancos europeos (alemanes, franceses, holandeses, etc.) cobren sus deudas, los ciudadanos chipriotas se encontrarán que sus depósitos bancarios habrán disminuido un 10%, si tienen más de 100.000 euros o un 6,75 a los que no lleguen a esa cifra.

Total, si un chipriota había ahorrado 100.000 euros con esfuerzo y con su trabajo durante toda su vida, ahora cuando el miércoles abran los bancos, su depósito bancario contendrá sólo 90.000 euros. Así de fácil.

Corralito Chipre

Pie de foto: El comisario Olli Rehn conversa con los ministros de Finanzas griego y chipriota (mientras anuncia el corralito, se desconjonan)

Es una medida que tiene que ser aprobada por el parlamento chipriota donde, como ocurre en todos los demás parlamentos mediterráneos, parece tener la mayoría de diputados dispuestos a decir sí a mamá Merkel. No vaya a ser que se enfade y en vez del 10% les quiten más.

Esta medida es nueva en Europa y es muy peligrosa por aquello del contagio que puede tener a países con dificultades económicas y con gobiernos débiles ante la UE y esclavos del poderío teutón, como es el nuestro.

Hasta ahora las normas europeas aseguraban todos los saldos en cuentas bancarias que fueran menores a 100.000 euros. Y, con esta medida, desde la UE acaban de saltarse sus propias normas. Todo esto está derivando hacia una inseguridad jurídica que da miedo porque está acabando con las garantías mínimas que existían y se permiten saltarse cualquier obstáculo por muy legal que sea.

¿Quién nos asegura que mañana no nos hagan una jugada igual? Porque hasta ahora pagábamos la gestión canalla que los bancos y las cajas han realizado con unas deudas que, en nombre de los ciudadanos, adquiría el Estado, lo que hace que esas deudas las paguemos con nuevos impuestos, con pérdidas de patrimonio público que se privatiza, con recortes en las inversiones públicas, pero es que ahora, una vez abierto el melón, quién nos dice que mañana no nos van a reclamar más y lo van a tomar directamente de nuestras cuentas bancarias.

No podemos seguir así. No hay otra que plantarse. Ya está bien. Los países que están sufriendo estas afrentas, si sus gobiernos tuvieran dignidad, se unirían y dirían a Alemania y sus secuaces que no pagan más si no se consigue:

  • Que haya una quita importante de la deuda.
  • Que haya más tiempo para pagar el déficit.
  • Que haya medidas de incentivación del mercado que permitan una nueva expansión económica.
  • Que todo lo que signifique nuevas medidas de ajustes –si las hubiera– deben ser aprobadas en referéndum por los ciudadanos del país, y debe contar con compromisos por ambas partes.

Todos juntos podemos. Pero, me temo que nuestros gobiernos no estén por el enfrentamiento. Con lo que sólo nos queda luchar contra este gobierno cobarde e ineficaz. Cobarde en el mantenimiento de su soberanía e ineficaz por cuanto cada vez, digan lo que digan, los datos son peores (véase el déficit real –el 10% si incluimos la ayuda bancaria—, la deuda pública –que ha llegado al 85%, más que nunca—, el paro –que a pesar de Báñez y otros peperos sigue aumentado a pasos agigantados— y la situación en la que está quedando nuestro Estado del Bienestar.

De uno en uno y plegándonos a Merkel y sus muchachos terminaremos mal, muy mal. Basta ya de tragar, so pena de que miremos a otro lado y nos caiga la espada de Democles. Hoy, hay que mirar a Chipre y recordar aquel refrán que en este momento puede quedar como:

Cuando las barbas de Chipre veas cortar, echa las tuyas a remojar.

Salud y República

http://rafa-almazan.blogspot.com.es/2013/03/el-primer-corralito-europeo-ojo-al.html

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s