Uruguay reconoce su ‘actuación ilegítima’ durante la dictadura

Pide perdón a las víctimas

Dino Cappelli | Montevideo

Lunes 04/06/2012

Hubo reconocimiento y hubo abrazos. Hubo lágrimas de alegría y hubo lágrimas de tristeza por los que ya no están. La emoción fue un participante más del acto público donde el Estado uruguayo reconoció su actuación ilegítima entre el 13 de junio de 1968 y el 18 de febrero de 1985, épocas de dictadura militar y terrorismo. El reconocimiento lo realizó la Comisión Especial de la Ley 18.596 junto a la Dirección de Derechos Humanos y Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. Las víctimas recibieron un certificado que acredita su condición y la responsabilidad del Estado por haber afectado su dignidad.

El ministro de Educación y Cultura y presidente de la Comisión Especial de Derechos Humanos, Ricardo Ehrlich, indicó que “es la primera entrega y se hizo de forma pública, del documento que acredita a personas que han sufrido terrorismo de Estado, o a sus familiares cuando corresponde. Forma parte de la aplicación de la Ley de Reparación”, por la cual el Estado expide un documento que acredita la condición de víctima y asume la responsabilidad institucional al haber afectado su dignidad humana en el período entre 1968 y 1985.

Gobierno uruguayo.

Gobierno uruguayo.

El acto se desarrolló en el Palacio Legislativo y allí acudieron los familiares de los detenidos desaparecidos, así como las propias víctimas del terrorismo. Ehrlich habló que la ley prevé la indemnización en algunos casos bien definidos, “ello requiere estudio desde el punto de vista técnico, psicofísico y jurídico, y al mismo tiempo contempla la reparación de carácter moral”.

El documento “debe considerarse parte del esfuerzo de la sociedad que durante muchos años busca cerrar heridas en el marco de la Justicia. Las acciones de reparación deben verse como un componente de particular significación en el camino para despejar el horizonte para que las nuevas generaciones tengan un legado y un país que asumió con valentía su historia y sus dolores”.

Los oradores hablaron de mártires y de personas que ya no están, de dolientes que sí están y de un Estado que se hace cargo. María del Carmen Martínez, integrante del colectivo ‘Madres de detenidos desaparecidos’, indicó a ELMUNDO.es que “esto es una parte más, algo que para una familia es muy importante pues es lo único que recibe como reparación. En otros casos, como víctimas que sufrieron lesiones gravísimas o muertos o desaparecidos, va acompañado de un monto de dinero simbólico. Es importante, porque el Estado les está reconociendo que moralmente violó sus derechos, o a través de la prisión prolongada o haber sido mal juzgados, de la tortura, de todas las violaciones que se sufrieron”.

Los primeros certificados los recibieron Roberto Herrera, en representación de Crisol y María del Carmen Martínez por las madres de detenidos desaparecidos. Raúl Luzardo, una de las víctimas, declaró que “es un reconocimiento a la familia, madre, hermanos, parientes, en todos los momentos difíciles. Es una parte más en un camino que debemos recorrer”.

http://www.elmundo.es/america/2012/06/05/noticias/1338865971.html

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s