La autoestima en los niños

He leído un articulo en el periódico donde dice que los niños con mayor autoestima son más creativos, y como padres, debemos potenciar la confianza en ellos mismos para que puedan desarrollar con éxito sus habilidades y realizar sus proyectos, ya que el concepto que el niño tenga de sí mismo le van a influir en todas las decisiones de su vida.

Según la psicóloga y pedagoga Rosa Serrate en su libro “Ayúdale a Estudiar” los niños llevan al colegio también sus sentimientos, sus emociones, por lo que es necesario que los padres y educadores seamos más conscientes del papel que la autoestima desempeña en sus vidas.

¿Qué es la autoestima? Según el Diccionario de la Real Academia Española es: la valoración generalmente positiva de sí mismos. Por lo que podemos decir que la autoestima es la conciencia que una persona (niño/a) tiene de su propio valor, lo que pensamos que somos y lo que nos gustaría ser.

Decimos que una persona tiene una alta autoestima cuando se valora positivamente, tienen confianza en sí mismos, saben cuáles son sus puntos fuertes y los potencian, y saber identificar sus puntos débiles e intentan mejorarlos. Por el contrario, en las personas con baja autoestima hay una gran diferencia entre lo que sienten, como son, lo que les gustaría ser, la baja autoestima aparece en muchos problemas de la infancia y de la adolescencia.

La autoestima no la podemos cambiar sólo con decirle al niño o al adolescente que deje de pensar de determinada forma ya que no va a dejar de hacerlo, para lograr estos cambios, debemos abordar diferentes estrategias como cambiar el comportamiento del niño en las áreas mas problemáticas, enseñarle a solucionar sus problemas, plantearle objetivos realistas y que pueda alcanzar, mejorar sus habilidades para relacionarse y comunicarse con sus iguales etc.………

Podemos analizar algunas de las frases más comunes que suelen decir los niños y adolescentes cuando tienen baja autoestima y como sustituirlas por otras mas apropiadas. “No valgo para nada”, si vales para algo, todo el mundo vale, lo que pasa que a veces nos empeñamos en hacer algunas cosas para las que tenemos menos habilidades y no le damos importancia a las cosas que nos salen bien. “Todo me sale mal” seguro que no te has dado cuenta de las cosas que hoy has hecho bien (recoger tú habitación, cuidar de tu hermano etc.….), resaltar lo que ha hecho bien y lo que ha hecho mal no reprochárselo “Nadie me quiere” esta frase no se debe pasar por alto, ya que es un reflejo de cómo se siente el niño, debemos hacerle ver que es muy importante para nosotros y que hay mucha gente a su lado que lo quiere tal y como es.

Igual que enseñamos a nuestros hijos a caminar, a comer, a vestirse solo, etc. debemos enseñarle a cambiar estas frases y otras como estas por otras más positivas, también debemos de tener cuidado cuando hablamos sobre nosotros mismos para no cometer estos mismos errores (ya que en muchas ocasiones también las decimos), por que los niños copian lo decimos y hacemos los mayores.

Los padres también deberíamos evitar decir a nuestros hijos frases como “eres un diablo”, “para una cosas que te mando la haces mal”, “eres un vago”, “de mayor ni para barrendero vas a servir” etc.…….. Porque el niño de tanto oírlas al final las va a interiorizar y pensar que es realmente así como sus padres le dicen, hay que potenciar y premiar lo que haga bien y minimizar en lo posible lo que haga mal.

Tampoco debemos compararlos con sus hermanos o con otros niños, debemos elogiar sus progresos y proponerles metas que ellos puedan llevar a cabo para que tengan una buena autoestima. Algunas acciones que se pueden realizar para aumentar la autoestima en los niños: Elogiarles y no ponerles en ridículo: todos necesitamos que nos reconozcan las cosas que hacemos bien. Descubrir sus habilidades: y saber valorarlas, y darles la oportunidad que las realicen. Ayudarles a tolerar las frustraciones: ya que no siempre conseguimos lo que queremos, y esto no debe ser motivo de desánimo y depresión, ya que algunas veces esto no depende sólo de nuestro esfuerzo sino de otras circunstancias ajenas a nosotros mismos. Valorar sus opiniones: ya que así pensarán que lo que dicen “también cuenta”. Ayudarles a proponerse metas: y que las vayan realizando poco a poco, según sus capacidades, y siendo realistas con las metas que se propongan. Evitar la sobreprotección: cuando los hijos tienen alguna dificultad o problemas los padres tendemos a sobreprotegerlos dándoles una ayuda excesiva o hacemos las cosas por ellos, por lo que se acostumbrará a que todo se lo soluciones sus padres. Fomentar la autonomía personal: que aprendan a cuidarse por sí mismos, y a que sepan solucionar sus problemas con sus iguales.

La autoestima no se aprende como otras asignaturas en los colegios, sino que se aprende en el día a día en nuestras relaciones con los demás, y con la aceptación y la confianza. Desde que los niños nacen hasta su adolescencia, debido a su vulnerabilidad, éstos deben encontrar seguridad y cariño en las personas que tienen cerca y que les rodea. Los padres podemos hacer mucho por mejorar la autoestima de nuestros hijos

http://www.canalsolidario.org/noticia/la-autoestima-en-los-ninos/29351

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s